La responsabilidad social compartida y la ética periodística fueron ejes de un foro-debate sobre el tratamiento en los medios de los problemas de consumo de droga y las adicciones

La responsabilidad social compartida y la ética periodística fueron ejes de un foro-debate sobre el tratamiento en los medios de los problemas de consumo de droga y las adicciones

Con la propuesta de movilizar a los profesionales y trabajadores de prensa hacia una comunicación más responsable y especializada en la provincia respecto al tratamiento de noticias relacionadas a la problemática del narcotráfico, consumo de drogas y adicciones, se realizó el primer foro-debate sobre el rol del periodista. Fue promovido por la Cámara de Representantes de Misiones y la Universidad Nacional de Misiones, con la participación del Lic. Esteban Wood, periodista de reconocimiento en el país por su especialización en la temática y la comunicación.

La convocatoria se organizó en el marco de las actividades programadas en diversas jornadas en abril, continuaron el 16 de mayo en el salón de las Dos Constituciones de la legislatura provincial y finalizaron este viernes 31 con la coordinación de la Carrera de Comunicación Social de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM, en la ciudad de Posadas.

Del Foro-debate participaron periodistas de diferentes municipios de la provincia, profesionales que se desempeñan en prensa institucional de diferentes organismos públicos y asociaciones civiles, trabajadoras de prensa de las principales agencias de noticias, medios gráficos, radiales y de canales de televisión, como también futuros comunicadores de dicha casa de estudios.

El moderador fue el reconocido periodista y columnista de Infobae, Esteban Wood (44). En un resumen de su reseña profesional se indica que el profesional egresó como Licenciado en Comunicación de la Universidad Católica Argentina, hizo un posgrado de especialización en Entornos Virtuales de Aprendizaje (Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura – OEI) y es magíster en Políticas Públicas para el Desarrollo con Inclusión Social (Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales – FLACSO). Su tesis de maestría se centró en investigar el rol del discurso y las ideologías en la conformación de las políticas públicas sobre drogas.

En la actualidad, brinda asesoramiento y consultoría a políticos, funcionarios, legisladores, organismos oficiales, municipios, empresas, instituciones académicas y de la sociedad civil interesadas en el abordaje integral de la problemática de las drogas.

Integra, además, la Red Argentino Americana para el Liderazgo (REAL) y es director de la comisión de trabajo “Drogas, adicciones y narcotráfico”. y es miembro de la World Federation Against Drugs (WFAD) y de la International Society of Substance Use Prevention and Treatment Professionals (ISSUP).

 

Ver noticia relacionada

Se realizó la tercera y última jornada-debate sobre Consumo Problemático y Adicciones en la Facultad de Humanidades

 

 

Tabaco, alcohol, drogas, son algunos de los problemas de consumo y adicciones que deben abordarse desde la Salud Mental, como también en forma integral desde la educación y la prevención, pero en general ocupan en los medios de comunicación mayor espacio de difusión en noticias relacionadas desde el área de Policiales, Seguridad o Justicia.

Desde un mal tratamiento, o la invisibilidad de estos temas, como también la falta de especialización en los medios periodístico de la provincia para una comunicación responsable socialmente respecto al consumo problemático y adicciones, fueron factores para que los organizadores promuevan el encuentro para generar un espacio de análisis, que cerró con las primeras reflexiones y lineamientos de consensos de periodistas que participaron interesados y proactivos para pensar en un mejor abordaje desde los medios de comunicación misioneros.

El periodismo frente a esta problemática planteada sobre el consumo de drogas y las adicciones que, cada vez es mayor el problema, a través de una comunicación precisa que permita dar visibilidad y sensibilidad social, colaborará en colocar en la agenda pública las responsabilidades compartidas y, también, la urgente necesidad de búsqueda de soluciones a este enfermedad que impacta a las familias, sin frontera de estratos económicos.

“En la actualidad sucede que por falencias propias de los medios en el tratamiento de las noticias, ya sea por cuestiones editoriales, desinformaciones o tratamiento errado con difusión de noticias que no ayudan a la construcción social de entender de qué se trata el problema de adicciones y consumo problemático, terminan desde los medios de comunicación distorsionando y favoreciendo, incluso, a un mayor consumo”, explicó Wood en el encuentro.

Por lo general, lo relacionado a consumo de drogas y delitos por narcotráfico, ocupan espacios en los medios en secciones de Policiales, Justicia, Seguridad, y muy poco porcentaje desde un abordaje desde la prevención y educación, y fundamentalmente desde las consecuencias en la Salud Mental, aseveró el especialista.

Desde la mirada de la comunicación responsable y la ética profesional, Wood consideró que “esta problemática tiene sus complejidades, pero sin profundizar a lo mejor demasiado  -por la misma vorágine cotidiana muchas veces un periodista no puede dedicar mucho tiempo a un tema- sí creo se puede tener una mirada desde el rol del periodista sobre la información, pensando qué implica este insumo como “noticia” y tratarlo de manera responsable. No perder como profesionales la mirada social del fenómeno y todo lo que implica su publicación. La noticia de drogas está presente siempre desde la sección de Seguridad, cuando es necesario generar una comunicación desde la construcción social sobre la problemática del consumo y las adicciones. Creo que el periodista tiene que tener muy claro el valor social de la información y recuperar el rol clave que tiene en ese contexto”.

En ese contexto, se planteó también que muchas veces se tratan temas de consumo de alcohol vinculado con la “diversión”, con un mensaje poco claro y errado que termina influyendo en los jóvenes. O algunos medios masivos, la banalización en el tratamiento de temas de adicciones de drogas, el consumo de marihuana, es corriente por tratarse de la farándula o de personajes famosos, por ejemplo. También hay un imaginario social que naturaliza ciertas conductas que son dañinas para la salud de las personas, son reprochables e inadmisibles, pero sin embargo se aceptan como algo “moderno, cultural, para pertenecer o ser parte de círculo social”. Cuando no lo es.

“Todos estos temas, con un tratamiento errado, terminan distorsionando el problema real de salud que hay de fondo. Porque el tema de drogas no es solamente una noticia de Policiales y Seguridad, es un tema de impacto en la Salud Mental”, remarcó.

 

Ética periodística

En ese contexto, en la charla reflexionó que “la ética periodística está en juego todos los días frente al tratamiento y generación de contenido de estos temas que, bien tratados, son los que aportarán a la construcción de una sociedad mejor, por lo que los invitó a movilizarnos juntos para profesionalizar y repensar el rol que tienen desde su lugar frente a estos temas”, dijo Wood.

Al mismo tiempo, aclaró que se entiende que “hay una disociación muchas veces entre el periodista y el medio de comunicación. No es lo mismo la ética del periodista que la ética que esta normada por la “Empresa Periodística”, ya que el medio busca hacer dinero y en esa meta, en general en la actualidad, rigen otros valores. La comunicación del bien común y responsabilidad social queda más relegada en las prioridades de publicación cotidiana, algo que se ve en los medios fácilmente.  Hoy se trata de “vender” noticias, y poca profundidad se da a temas que no son “historias” de las más leídas o del ranking del supuesto “consumo” de los lectores. Es una realidad, y es uno de los motivos por el cual estamos debatiendo estos temas. Pensar si es posible en Misiones construir un periodismo responsable, más profesional, y con una mirada social frente al tratamiento de la problemática de consumo y adicciones, es la propuesta”, convocó Wood durante el debate.

Recalcó también el especialista “es un tema donde entra en juego la ética periodística en forma cotidiana, que esta normada incluso por Organizaciones Internacionales y es el motor en el fondo de muchos de lo que estamos aquí presentes, nos moviliza a ejercer esta profesión y comunicar desde un valor social”, concluyó.

 

Consensos y primeros lineamientos 

De esta forma, en el espacio creado para el Foro-debate sobre el rol del periodista hacia un enfoque socialmente responsable,  los colegas de medios de comunicación de Posadas y de distintos municipios de la provincia expusieron sus movilizadoras y difíciles experiencias personales, sus realidades frente a la agenda cotidiana de los medios e instituciones donde se desempeñan, y compartieron las limitaciones con las que se encuentran para el ejercicio de su profesión, encontrando puntos en común para poder abordarlos en conjunto en el futuro, y también desde el espacio académico.

El debate cerró con un documento de consenso sobre los primeros lineamientos  de puntos en común que permitirían avanzar hacia un tratamiento más responsable y también, planificar acciones de formación y  especialización de profesionales en la provincia en el abordaje de problemas de consumo, adicciones y narcotráfico.

 

A continuación, un breve resumen de lo que se expuso en el encuentro y que fue compartido por los organizadores:

 

  • Oficiar de articuladores sociales entre todos los sectores de la comunidad para aunar esfuerzos, y trabajar articuladamente desde un enfoque de responsabilidad social compartida.

 

  • Aprovechar la oportunidad informativa del acontecimiento periodístico vinculado al problema de las drogas y las adicciones para hacer docencia.

 

  • Sortear la disyuntiva planteada respecto a la información como mercancía, a la noticia que vende, y propiciar construcciones periodísticas que permitan darle atractivo necesario a lo social.

 

  • Velar por la seguridad y la integridad de los profesionales que investigan y difunden informaciones vinculadas a redes de narcotráfico y microtráfico.

 

  • Retomar la comunicación en valores que faciliten la integración social y la comunicación familiar, velando especialmente por los derechos de los niños.

 

  • Evitar la banalización y la naturalización de los consumos problemáticos desde los medios de comunicación, promoviendo información de valor agregado que nos relativice el daño de las sustancias y que alerte sobre los riesgos.

 

  • Poner en agenda y visibilizar temas relevantes e importantes para la sociedad, que reflejen las múltiples campanas de los acontecimientos sin sesgos ni subjetividades, y que aporten a una discusión integral del fenómeno.

 

  • Jerarquizar el rol del periodista desde una permanente capacitación y perfeccionamiento, promoviendo el respeto por el ejercicio de la profesión y la búsqueda de fuentes informativas que amplíen los enfoques y las miradas.

 

 

 

Por Patricia Escobar

AV /YV 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE