Graciela Malagrida: “Me cuesta hablar estando expuesta, en cambio escribir es algo natural para mí, como caminar»

Graciela Malagrida: “Me cuesta hablar estando expuesta, en cambio escribir es algo natural para mí, como caminar»

La escritora y poeta misionera visitó el programa “Los de Acá”, conducido por Claudio Bustos, para dar detalles sobre vida y trayectoria en el campo de las letras.

Sin recordar inicios puntuales de cómo comenzó a incursionar en el mundo de la poesía, Graciela Malagrida sostuvo que sus primeros escritos se dieron mientras cursaba sus estudios en la escuela primaria: “Me enteré ahora, justamente por el tema de las redes, el Whatsapp, que te volvés a juntar con compañeros de colegio y compañeras de primaria y me dijeron que yo escribía ya en esos años. Lo que pasa es que uno no se da cuenta de esto, a mí me sale mejor escribir que hablar. Me cuesta estar acá hablando expuesta, pero escribir sí, es algo natural como caminar…”.

De esta manera, comenzó a escribir antes de cumplir los 12 años de edad, en aquellos tiempos en los que era tarea obligatoria redactar algunas estrofas para los maestros, sin embargo, para Graciela Malagrida se había vuelto un hobby, una pasión y luego una profesión.

De cuna ilustre, fue nieta de Aníbal Cambas e hija de Graciela Cambas, por lo que, a lo largo de su vida llevó cierto compromiso familiar con su oficio, aunque desbordado por el sentimiento. “Es un compromiso, pero más que nada es como un sentimiento, un amor por lo que uno vive, que uno expresa de la manera en que puede”.

“En el caso de mi Mamá, ella es multifacética, ella también pinta, hace todo muy bien. Mi hermano es músico, el abuelo Aníbal también era así, lo veíamos pintar, esculpir, tocar la guitarra, escribir poesía, frasear de alguna manera y uno va internalizando eso, es como dice mi hermano: la música es algo interno. Y la poesía tiene eso, es como una musicalidad interna, uno siente por dentro eso y ve el entorno y sus circunstancias, así sean feas, las ve de un modo poético”.

A la hora de describir la personalidad de su abuelo, Aníbal Cambas, quien falleció en el año 1983, cuando Graciela tenía 15 años, recordó: “Mi abuelo fue mi padre, y padre de muchas personas que lo conocieron, por su puesto éste libro que para mí es un compilado de ideas, se lo dediqué a él, porque él sabía bien quién era yo desde muy chiquita, él sabía que yo era escritora y me lo decía. Me decía “vos tenés que escribir” hasta el último día. Cuando uno apenas garabatea, que una persona diga eso, entonces uno dice sí, tiene una visión distinta”.

“Para mí él era un adelantado, una especie de Miguel Ángel de su tiempo, porque fundó todos los clubes de Posadas, colaboró con todas las personas que conoció de una manera profunda en su vida, los marcó. Cuando uno habla con determinadas personas, desde lo humano; más allá de haberse dedicado a la historia, de haber sido Miembro de la Academia Nacional de Historia, de fundar lugares que hasta el día de hoy subsisten y cuentan la historia de nuestra provincia. Escribía, cantaba. Todas las mañanas yo me despertaba con el peloteo del abuelo que hacía frontón en la terraza. Era un gran deportista; cruzó el Paraná a nado, remaba con sus hermanos, él nos marcó mucho la vida a nosotros”.

Entre algunas de las obras escritas por Graciela Malagrida se encuentran: “De mil amores” y “Fuego de Palabras”.

 

AVD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE