Desde la Iglesia en Misiones piden mayor compromiso en políticas públicas para atender la problemática de adicciones y consumo de drogas en los jóvenes

Desde la Iglesia en Misiones piden mayor compromiso en políticas públicas para atender la problemática de adicciones y consumo de drogas en los jóvenes

El Obispo de la Diócesis de Oberá, Damián Bitar y el Padre Alberto Barros, de la Parroquia Sagrada Familia y Parroquia Stella Maris -ambas de Posadas- y vicepresidente de Caritas, reflexionaron esta semana en Radio Libertad sobre la problemática. «Hay una pobreza desde la dirigencia en general para contener con políticas públicas a los miles de chicos y jóvenes de la provincia que se destruyen la vida por la problemática del consumo de drogas, que es muy grave y creciente, pero sin embargo es un tema del cual nadie habla. Y eso es lo más llamativo”, dijo Barros.

 

 

El sacerdote habló tras el presunto intento de robo sufrido el sábado pasado en la Parroquia Sagrada Familia y aseguró que “la tarea desde la Iglesia trae sus consecuencias” y que «el silencio sobre las drogas es un tema realmente preocupante en la provincia y el país». En este sentido, expresó que: “Lo que digo en todos los espacios es que ojalá que todos los que sean candidatos en estas próximas elecciones, del partido que fuera, coloquen en la agenda pública este tema, y que nos puedan decir a los ciudadanos qué van a hacer o cómo van a atender este problema gravísimo y del cual hablamos tan poco en Misiones”, remarcó el sacerdote en la entrevista con Radio Libertad.

 

 

En la misma línea, a su regreso de la Visita Ad Límina con el Papa Francisco en el Vaticano, en Roma, el Obispo de la Diócesis de Oberá, Damián Santiago Bitar, se solidarizó con el Padre Alberto ante el hecho vandálico sufrido y adhirió a su preocupación por esta problemática en la provincia: “Tenemos que estar preparados. El narcotráfico es una de las mafias que maneja el mundo. La Iglesia y los Episcopados del mundo han emitido declaraciones muy fuertes al respecto. Ya es una mancha de aceite que se expandió por el mundo, decía el Papa Benedicto, y en algunos lugares daría la impresión que hasta manejan a los Estados. Esta realidad golpea a nuestra patria y a nuestra sociedad”.

El Obispo Bitar compartió ejemplos concretos de situaciones que en forma cotidiana llegan a la Iglesia: “Con mi familia, mi madre y mis hermanos, queremos irnos del barrio donde vivimos, porque aunque la Policía aparece por el lugar donde hay chicos que se drogan, cuando se retiran, igualmente en el barrio los chicos se drogan y pierden el control, no toman conciencia de que son un peligro para nuestra seguridad, no podemos salir, no estamos tranquilos. Hay problemas de noche y de día”, explicaba un joven en una charla con el padre en Oberá.

“Esta realidad es la que se vive, y son chicos adictos, por lo tanto son enfermos. Pero al mismo tiempo es una enfermedad peligrosa para la sociedad y para sus propias vidas. Es un tema realmente complejo, y es doloroso”, expresó Bitar.

En este sentido, al igual que el Padre Barros, manifestó sus esperanzas de que “hay mucho por y para hacer. Esperamos que en estos tiempos de campaña electoral, el tema del narcotráfico y las adiciones entre en la agenda de los candidatos y los dirigentes tanto en el espacio nacional, provincial y municipal, para que coloquen esta problemática en la agenda pública, que es sumamente importante y decisivo para el bien común de la sociedad”, consideró el Obispo.

Finalmente, en la entrevista radial Bitar dijo que “siempre pido a los medios de prensa que pregunten a los candidatos en qué lugar de su agenda o plataforma electoral colocan la políticas públicas para atender esta grave problemática”.

En este sentido, el narcotráfico y las adicciones fueron temas abordados por los Obispos de Argentina en el encuentro con el Papa Francisco, además de la preocupación por la cuestión social del país, la pobreza, la educación, y otros tantos temas coyunturales de la comunidad en general.

“El Papa Francisco compartió su mirada sobre el mundo. Nos remarcó en sus reflexiones la importancia de la sencillez y cercanías a las personas y familias, ya que a la humanidad la ve como en campo lleno de heridos. La Iglesia está llamada a hacer como un gran hospital de campaña ante ese campo de heridos, de forma física y del alma, que son las heridas que más duelen. Desde la Iglesia tenemos que ser instrumentos a través de la misericordia y estar cerca de todas las personas, pero más aun sobre el que más sufre, el más vulnerable”, concluyó.

 

 

 

“Si algo me causa miedo, es ver que sigan en aumento las adicciones en los jóvenes”, sostiene el Padre Barros

 

El Padre Alberto Barros brindó una extensa entrevista tras sufrir un tercer intento de robo en la Parroquia Sagrada Familia el pasado sábado 4 de mayo, pero tras las investigaciones de la policía científica corroboraron que “las personas desconocidas que ingresaron rompiendo las cerraduras y demás, no se llevaron nada, solo movieron algunas cosas de lugar, sin llevarse nada de valor de lo que se encontraba en el lugar. Fue llamativo, pareciera que solo intentaron dejar un mensaje de intimidación. Pero esta es la tercera vez que sucede, y coinciden después que hacer comentarios críticos respecto a la problemática de las adicciones y el consumo en la provincia”, expresó el sacerdote.

 

¿A qué considera este hecho o quienes cree estarían detrás de esto?

No podría afirmarlo. Pero pienso que podría responder a una cadena de acontecimientos por hablar en la Radio Tupa Mbaé  -emisora del Obispado de Posadas-, y en otros medios de prensa y espacios al que fui invitado para reflexionar sobre el tema adicciones de drogas y todo lo que implica contener con políticas públicas la prevención y rehabilitación. La verdad es que hice comentarios muy críticos a la dirigencia política en general, porque es un tema que aumenta en los jóvenes y les destruye la vida, y es una problemática que no se atiende. Es un tema del cual no se habla, se calla.

Esta posición nos suscita preguntas: ¿por qué no se habla de un tema que hace daño y destruye a miles y miles de chicos en la provincia?.

Mis tres preguntas repetidas a los responsables de trabajar en estos temas son: ¿es un problema de desinterés? ¿es inoperancia? ¿es complicidad?.

Saber qué pasa o qué nos pasa en Misiones al respecto que aumenta el problema y nos preocupan los jóvenes desde la Iglesia.

Del discurso del gobernador (Hugo Passalacqua) del 1° de Mayo, que además es una persona a quien respeto y tengo muy buena relación también, opiné que hizo en su mensaje un comentario muy pobre sobre políticas públicas de prevención y rehabilitación de las adicciones, y de alguna manera creo también que las mismas manifiestan un fracaso en el tema. Incluso, al terminar su discurso, ningún funcionario vinculado a las políticas públicas del tema hizo comentarios o análisis al respecto posterior a la mención del gobernador, cosa que también me llamó la atención.

Precedido a esto, en la misma línea, ante un Congreso Internacional de Adicciones que se hizo en la Cámara de Diputados de Misiones y del cual participé en un panel, también hice algunas observaciones, hablé de los silencios y falta de compromiso serio en combatir la droga.

Creo que todo estas declaraciones críticas, y seguidas, derivó después en el intento de robo ese sábado en la Parroquia, porque no es la primera que sucede tras declaraciones que hago sobre la problemática de adicciones de droga en Misiones. Esta fue la tercera vez.

¿Le preocupa o le asusta este hecho de intimidación?

No. No me preocupa en lo personal. Lo que me preocupa son los chicos en esta situación y que no tienen contención y se están destruyendo la vida. Capaz esto es lo que no se termina de entender. Cuando desde la Iglesia hablamos de estos temas es para ocuparnos de encontrar soluciones para estas cosas. Entiendo que están todos sensibles porque es época de campaña, etcétera, pero nuestro compromiso desde la Iglesia, nuestra intención, no tiene nada que ver con política partidaria. Nuestra única intención es ver desde las políticas públicas como van a atender esta problemática ligada al tema drogas.

El problema es que crece, no disminuye. Ni siquiera tenemos estadísticas oficiales o creíbles sobre el tema de consumo y adicciones, todo es muy casero, por lo que obviamente no se puede tampoco así hacer políticas serias sin estadísticas.

Los obispos de la provincia que viajaron a Roma, como Damián Bitar, también expresaron antes de viajar que uno de los temas prioritarios y que más quería hablar con el Papa Francisco era la problemática de la droga en su Diócesis de Oberá. El consumo de drogas en los jóvenes es lo que más preocupa.

De igual forma, en reiteradas oportunidades de expresó el Obispo de la Diócesis de Posadas, Juan Martínez.

Pero mientras tanto, se nos van destruyendo los chicos en Misiones. Estos comentarios pudieron haber molestado. Dije que ojalá que todos los que sean candidatos, del partido que fuera, coloquen en la agenda pública este tema, y que nos puedan decir a los ciudadanos que van a hacer para frenar este problema gravísimo y del cual hablamos tan poco en Misiones.

Qué vamos hacer para frenar esto, es la respuesta que necesita la sociedad. Este es un problema que atraviesa todas las clases sociales y edades, pero en los pobres causa estragos fatales. La gran desesperación de las familias se vive en los barrios, los padres y abuelas no saben qué hacer para contener  a sus hijos envueltos en estas problemáticas.

Hay gente que está trabajando y con pocos medios, pero hay que decirlo que están trabajando muy bien también en Posadas, como es el equipo de la Directora de Prevención de Adicciones de la Municipalidad, Corina Dousset Urquiza, y el Dr. Alejandro Martínez, de Salud Municipal. Pero qué se está haciendo en el interior de la provincia sobre esta problemática, donde crece el problema del consumo de droga en los jóvenes. Nos falta un montón para hacer en esto.

Lo que debe quedar claro es que esta es la única preocupación de la Iglesia. Acá no tiene nada que ver la política partidaria. Si algo me causa miedo, es que tengamos que ver que cada vez tengamos más chicos y chicas destruidos por la droga. Estamos hipotecando el futuro de los jóvenes en un flagelo que ya es una plaga en las ciudades, pueblos, colonias rurales, incluso en las comunidades Mbya Guaraní está presente la problemáticas de las drogas.

Este es un tema que no se puede obviar en la agenda pública, sea quien sea quien gobierne, o el partido que sea. Los que tienen alguna posibilidad de cambiar las cosas, lo bueno es que lo hagan.


Santiago Bitar- Radio Libertad

Alberto Barros – Radio Libertad
 

 

 

 

Por Patricia Escobar 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE