Afirman que con las pistolas Taser, el personal de la fuerza deberá seguir respetando el  protocolo de uso  de un arma letal

Afirman que con las pistolas Taser, el personal de la fuerza deberá seguir respetando el  protocolo de uso  de un arma letal

 

En el Boletín Oficial del día de ayer, el Gobierno Nacional publicó el reglamento general para el empleo de armas electrónicas no letales (pistolas Taser) por parte de los miembros de las fuerzas policiales y de seguridad federales. Estas pistolas logran reducir a los delincuentes a través de una descarga eléctrica para poder detenerlos, esposarlos, y podrán ser utilizadas por Gendarmería Nacional, la Policía Federal Argentina, la Policía de Seguridad Aeroportuaria y la Prefectura Naval.

Martín Durán, Radio Municipal.

 

 

Martin Duran, especialista en seguridad presidencial, gubernamental y coorporativa, la definió como un arma táctica de apoyo que se diferencia de un arma letal porque en lugar de balas, emite descargas eléctricas que logran reducir a una persona. “Si le disparamos con un arma de fuego a una persona que está cometiendo un delito que no es grave, le podemos causar daños irreversibles por el resto de su vida. En cambio con la pistola Taser lo que se hace es reducirlo para esposarlo y llevarlo ante la justicia”, explicó Duran

 

La Taser funciona mediante un mecanismo que al disparar el arma se rompe la barrera de enfrente y comienzan a viajar dos cable con carga positiva y negativa que atraviesan la ropa, y que al impactar sobre el cuerpo, cierran el circuito y le produce una descarga. Es una descarga de 8 mil voltios en cuatro segundos, que provoca contracción muscular no voluntaria, aturdimiento, mareo y un hormigueo en todo el cuerpo que hace que la persona caiga al piso. Además estas armas guardan los audios, videos, y el posicionamiento geográfico.

 

Estas armas no pueden ser utilizadas en cualquier ocasión ni de cualquier manera, únicamente en espacios reducidos como estaciones de subtes o trenes o en hechos delictivos puntuales sin tana gente de por medio. No podrá ser utilizada en persecuciones, ni tampoco ante grandes grupos de personas como una cancha de futbol, dado que tiene un solo disparo y un solo contenedor que luego de utilizarla debe ser reemplazado. Además, el personal de la fuerza deberá seguir respetando el protocolo de la voz de alto, las normas de distancias, y el hecho de que el delincuente debe que tener un arma que represente un mayor peligro para el policía.

 

El ministerio de Seguridad explicó que los agentes solo podrán usarlas cuando resulten ineficaces otros medios no violentos, en los siguientes casos: para inmovilizar, proceder a la detención o para impedir la fuga de quien manifieste peligro inminente de lesionar a terceras personas o de auto lesionarse; cuando deba ejercerse la legítima defensa propia o de terceras personas; para impedir la comisión de un delito de acción pública.

 

Hasta el momento la Argentina no tuvo un sistema de armas parecido y por eso es muy importante la capacitación sobre su uso. Las capacitaciones las hace el fabricante a un grupo de capacitadores que una vez en el país empiezan con los cursos para el personal de las fuerzas.En un principio habrá 300 unidades en Argentina. Estas armas fueron creadas para poder capturar animales vivos y después derivó en una función de seguridad como un elemento de apoyo.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE