Hoy saludamos a los agrimensores de nuestra provincia y te contamos los últimos detalles de la nueva oferta académica

Hoy saludamos a los agrimensores de nuestra provincia y te contamos los últimos detalles de la nueva oferta académica

El 23 de abril de 1963, el Gobierno de La Rioja dictó el decreto que instituyó al agrimensor como oficial público, motivo por el cual se conmemora hoy su día y nosotros decidimos recordarlo dando a conocer la situación actual del desarrollo de esta actividad en Misiones.

Durante una entrevista con Misiones Online Ernesto Mariano Errecar, presidente del Colegio Profesional de Agrimensura de la Provincia de Misiones, aseguró que esta actividad no solamente es valorada sino que: “Es una actividad necesaria en el desarrollo social evolutivo de la provincia y del país. Desde los albores de la patria el Estado ha delegado en el agrimensor la delimitación y el ordenamiento del territorio, siendo la tercera profesión en ser regulada por el Estado. En la actualidad, sustento lo expresado referenciando la Ley superior de educación, que incluye al ejercicio profesional de la agrimensura entre las profesiones que comprometen el interés público.”

En este sentido explicó que: “Ello se debe a que el agrimensor mediante la mensura, determina y verifica los límites de objetos territoriales legales de derecho público y privado, de jurisdicciones políticas y administrativas, de bienes públicos, de objetos de derechos reales; o bien cuando en el ejercicio de su profesión diseña y organiza los catastros territoriales”.

Una carrera con vistas al desarrollo a futuro

Para potenciar aún más la labor de los agrimensores, cuya tarea es regulada por el Estado bajo el cumplimiento de reglas técnicas, jurídicas y éticas; el Colegio de Agrimensores de la Provincia se propuso promover la carrera de Ingeniería en Agrimensura a través de la Universidad Nacional de Misiones.

“La institución que presido se encuentra colegiada en forma independiente desde 1983, asumiendo el gobierno institucional del cuerpo profesional y asegurando el ejercicio regular de la profesión bajo el cumplimiento de reglas técnicas, jurídicas y éticas”.

“Sin embargo, la agrimensura se encuentra ausente en el plano académico provincial. Por ello desde el CPAM hemos asumido, como una decisión de fondo, promover mediante la Facultad de Ingeniería de la UNaM la creación de la carrera de Ingeniería en Agrimensura en la Provincia de Misiones, que aportará el recurso humano profesional imprescindible para regular el armónico ordenamiento territorial de provincia, mediante la determinación de los límites legales”.

Actualmente la carrera se encuentra en proceso de acreditación ante La Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria junto al Ministerio de Educación de la Nación, habiendo sido aprobado el plan de estudio de la carrera por Resolución del Consejo Superior Universitario de la UNaM, el pasado 20 de diciembre.

En cuanto al ordenamiento territorial de la provincia Errecar consideró: “Notamos, la necesidad de nutrir a los organismos y reparticiones que hacen a la temática del suelo con recursos humanos profesionales, reflejo de ello es que solo el 4% de los municipios de la provincia tiene en su plantel un profesional de la agrimensura al frente del catastro municipal, esa improvisación de gestión provoca graves consecuencias urbanísticas y caso similar sucede con otros organismos provinciales”.

Temáticas vigentes para la capacitación de agrimensores en la provincia

Se recomienda que los profesionales de agrimensura se mantengan en constante actualización sobre dos directrices: en primer lugar la vertiginosa evolución de la herramienta tecnología.

“Las nuevas tecnologías proponen nuevos programas y nuevos instrumentales de medición, que simplifican, perfeccionan y agilizan la labor de campo y de gabinete. De esta manera, con el propósito de prestar el mejor servicio y optimizar su labor, los profesionales de la provincia cuentan con los más novedosos instrumentales de medición (escáner laser, drones, ecosonda, receptores satelitales GPS, entre otros instrumentales junto diversos programas de diseño y de sistematización de la información territorial)”.

En segundo lugar y no menos importante: “La constante actualización respecto de la normativa nacional, provincial y municipal que acciona sobre el territorio, y que repercute en el ejercicio profesional de los agrimensores, que debemos interpretar, determinar y representar las causas jurídicas en el terreno”.

Una mirada catastral sobre la tierra colorada

“Nuestra topografía y nuestra vegetación son condicionantes muy fuertes que dificultan la labor y pueden llegar a encontrarse diferencias entre delimitaciones actuales y anteriores. Empero, ello no implica una mala praxis. Sino que en el general de los casos, la determinación o verificación de un mismo límite, por ejemplo a 100 años de su determinación original, hoy al ser determinado en la actualidad con las nuevas tecnologías hace que se obtengan valores disímiles. Lo cual no quiere decir que el objeto límite haya cambiado, sino que mediante el uso de técnicas de determinación evolucionadas ese valor pudo determinarse con mayor exactitud, y por ende lo que sucede es la obtención de una publicidad del límite más exacta”.

Desafíos

“El desafío de la Agrimensura es el de cumplimentar su rol social. Ello es acompañar al estado provincial visibilizando las necesidades de la sociedad misionera, mediante políticas activas con el objeto de propender al permanente mejoramiento de la ciencia y la técnica que son base de la agrimensura, promoviendo las acciones necesarias para conjurarlas”.

En consecuencia el CPAM, recientemente, ha elevado al gobierno el proyecto normativo de mensuras de determinación de derecho real de servidumbre, como también los aportes a la reglamentación de la Ley Provincial de Catastro II-24. Esta norma legal, que en la actualidad no se encuentra en plena vigencia, prevé en consonancia con la Ley Nacional de Catastro la Verificación del Estado Parcelario (VEP).

La VEP implica una verificación periódica de cada inmueble ante actos por los que se constituyen, transmiten, declaren o modifiquen derechos reales. Es decir, establece, así como sucede en los automotores con la verificación vehicular, realizar similar operación, pero sobre los inmuebles. La periódica Verificación del Estado Parcelario es una herramienta fundamental para garantizar la publicidad inmobiliaria y prevenir daños ya que tanto comprador como vendedor toman real conocimiento del inmueble.

Esto permite, en principio, asegurar que los derechos adquiridos sobre un inmueble por parte de una persona sean efectivamente sobre ese inmueble que se quiere comprar, es decir sobre su univoca ubicación.

También, pone de manifiesto la situación jurídica del inmueble respecto la situación de hecho (como si fuese una radiografía del terreno), de allí que un comprador puede saber cómo es en la realidad el inmueble que está comprando, si se encuentra ocupando a un lindero, o bien, si es ocupado por parte de algún circunvecino. A su vez, aporta al Estado sobre la administración de la tierra el valor, propende a la equidad tributaria, otorga mayor seguridad jurídica reflejada en transparencia en el tráfico inmobiliario, es base inicial para el proceso de saneamiento de títulos y afianza el principio de fe pública de los registros y por ende del Estado.

 

 

 

AVD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE