“Tenemos una cultura patriarcal que viene desde que se creó nuestro país”, consideró la ministra del STJ, Cristina Leiva

“Tenemos una cultura patriarcal que viene desde que se creó nuestro país”, consideró la ministra del STJ, Cristina Leiva

La ministra del Superior Tribunal de Justicia (STJ) y vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de Argentina, Cristina Leiva, participó en los estudios de Misiones Online TV de la serie de entrevistas sobre violencia de género y su tratamiento mediático y judicial en el contexto de una sociedad atravesada por el patriarcado, apostando al cambio que, si bien destacó se está realizando, debemos profundizarlo hasta lograr una sociedad sin violencia.

Admitió la ministra del STJ que aún falta avanzar en la capacitación de los actores que participan en una situación de violencia de género, en particular cuando las víctimas acuden a denunciar, “la verdad cierta es que normalmente la víctima de violencia de género o sus familiares están pasando una situación de vulnerabilidad, entonces se está trabajando en forma permanente con los tres poderes del Estado y en este caso particularmente con el Ejecutivo, con la Policía, con una serie de capacitaciones muy profundas de tal manera que haya en todas las comisarías, además de la Comisaría de la Mujer. Se está implementando un nuevo programa a través del Ministerio de Gobierno donde en todas las comisarías va a haber una persona especializada en la temática porque requiere especialización, tanto del que va a  recepcionar la denuncia, como de la persona que luego lo va a trabajar desde el Poder Judicial. Estamos ante una situación compleja porque la persona que recurriendo ya está en una situación muy particular y normalmente tiene luego a retractarse, entonces se necesita y se requiere una capacitación. Se insiste en que tiene que ser una denuncia porque tiene que tener el tratamiento como de acción pública, de tal manera que interviene el Poder Judicial y ya la voluntad de la víctima no se tiene en cuenta a los fines de tomar las medidas precautorias para evitar perjuicios mayores”.

Agregó que en estas circunstancias “estamos ante la comisión de un delito. Cuando uno expone, expone una situación y hay una sola parte que expone, entonces esa parte es como dejar constancia qué¡, en cambio cuando uno denuncia la comisión de un delito o de un hecho que piensa que es un delito y es ahí cuando el servicio de la policía como el Poder Judicial (PJ) llevan a cabo el concepto pertinente a la situación prevista, penada o no por el Código Penal”.

tenemos que dejar de poner el foco en la víctima, tenemos que poner el foco en las conductas sancionatorias de la persona que comete el acto de violencia

Capacitación

Sobre la capacitación que se lleva adelante y que abarca varias áreas, comentó Leiva que “tenemos en el Poder Judicial un Centro de Capacitación Judicial, hace poco ya dimos una capacitación a los medios de comunicación y vamos a volver a dar relacionado al tema de igualdad de género y violencia de género que son dos cosas que se tratan en el mismo ámbito, pero son con miradas diferentes. Consideramos desde el Poder Judial y la Asociación de Mujeres Juezas Argentinas que es muy importante la capacitación del comunicador porque tenemos que dejar de poner el foco en la víctima, tenemos que poner el foco en las conductas sancionatorias de la persona que comete el acto de violencia, es decir, esta persona que ha violentado a su familia, a su esposa, a sus hijos va a tener esta pena, no poner el foco en la víctima porque si no, primero volvemos a revictimizarla, segundo como que estamos en una especie de promoción. Hemos tenido casos que fueron muy terribles en la Argentina, por ejemplo, el caso de Wanda Taddei que la pareja le prendió fuego, una persona muy conocida (Eduardo Vázquez, baterista de la banda de rock Callejeros), entonces a partir de ese hecho luego hubieron réplicas e inclusive víctimas que terminaron con resultado muy grave del cuerpo quemado que el victimario le dijo ahora te voy a hacer lo de Wanda Taddei”.

Consideró entonces que “hay que tener mucho cuidado cómo se transmite a los fines de trasmitir la idea central, no a la violencia y la persona que comete un acto de violencia contra otra, en este caso estamos hablando de violencia de género se va a sancionar de esta manera. Es una cuestión que todos nos estamos capacitando. Desde el Poder Judicial, la Escuela de Capacitación Judicial tiene mucha capacitación a los operadores de la justicia porque nosotros también  la necesitamos y necesitamos urgentemente, sin  perjuicio de aclarar que se está capacitando para que el operador de Justicia entienda como debe tratar un expediente donde hay una amenaza de muerte”.

Explicó la ministra que operadores judiciales son todos los que trabajan en el Poder Judicial y todos los que son auxiliares de la Justicia, policía, asistente social “el maestro que advierte que hay un niño que viene golpeado o advierte que hay una niña o niño que esta abusado o una maestra que advierte que su alumna mayor esta golpeada, tiene que estar capacitada, hacer la denuncia correspondiente. La denuncia puede ser anónima, todos en la comunidad debemos comprometernos y colaborar con eso”.

Precisó que también el Juez de Paz, “todos los Juzgados de Paz de la provincia, que tenemos ahora los 76 municipios con Juzgados de Paz, tiene y deben tomar la denuncia independientemente a que luego se remita al juez competente y deben tomar las medidas urgentes del caso como las medidas de acercamiento, la protección de personas para preservar la vida y la integridad tanto de la víctima como de su entorno”.

Femicidio

Sobre la figura del femicidio y su inclusión en el Código Penal, la vicepresidenta de la Asociación de Mujeres Juezas de Argentina dijo que se creó la figura del femicidio pero, “no tiene una pena específica todavía, se está trabajando para ver cuál va a ser la pena diferenciada para lo que son los homicidios agravados. La figura del femicidio se crea y se establece en la Ley de Protección Integral a la Mujer, los distintos tipos de violencia, una de ellas la más grave con resultado de muerte por el hecho de ser mujer. Cuál es la diferencia del homicidio agravado, por ejemplo por robo u otro agravante, es que la persona es cosificada por el hecho de ser mujer, si hubiese sido género masculino, estamos hablando de género no lo hubiese matado, no le hubiese pegado, no lo hubiese violado o secuestrado”.

Agregó que el hecho de que no tenga una pena específica no significa que no esté creada. “Se está trabajando legislativamente para ver cuál de los agravantes incluiría la figura del femicidio, cuál sería la pena. Actualmente se la incluye en los homicidios agravados, pero tiene una particularidad, hay otros homicidios agravados que no necesariamente van a ser femicidios, el femicidio es aquel que se comete contra una persona que por ser género femenino tiene resultado de muerte”.

Patriarcado

Respecto a aquella opinión que asegura el patriarcado atraviesa a toda la sociedad incluido el Poder Judicial, la jueza  aseveró que, “pienso que es así porque tenemos una cultura patriarcal que viene desde que se creó nuestro país. No lo vamos a revertir de un día para el otro, eso se ve con varias miradas. La provincia de Misiones es una provincia atípica porque los cargos, por ejemplo, de ministro del STJ o cargos de Cámara que son los cargos más altos están cubierto por muchas mujeres, hay otras provincias donde se nota, paradójicamente, que a mayor cargo menor cantidad de mujeres, por eso Misiones es innovadora porque tenemos mayoría de mujeres en el STJ, pero hay varios STJ con totalidad de varones en su integración. Una de las grandes discusiones fue que al fallecer la doctora (Carmen María) Arguibay en la Corte Suprema no se puso otra mujer.

Refiriéndose a la Ley de Paridad que se aplicará en Misiones en estas elecciones dijo que, “también es absolutamente innovadora. Muchos dicen si es necesario dictar una ley para que la mujer llegue a ocupar ese lugar, la verdad que sí. Las respuesta es sí porque este proceso histórico debe cambiar y para que una mujer llegue a cubrir un cargo importante tiene que estar 10 o 15 años antes capacitándose para poder llegar y cumplir con la obligación que le demanda tener un cargo importante. Ahora la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y las Naciones Unidas (ONU) han determinado en uno de los proyectos para que dentro de 20 años aumentar el porcentaje de CEO´s de las empresas más importantes del mundo en representación de las mujeres”.

En el mismo sentido comentó que se calcula que las mujeres representan en el mundo, en cargos más importantes solo un 5 por ciento, “y a nivel mundial entre un 25 a 30 por ciento menos de poder adquisitivo que los hombres. Eso también se refleja en el PJ y tiene que ver con la capacitación y con los roles que cumplen, a su vez se ve reflejado en el dictado de sentencias porque uno no puede abstraerse y ser un pensamiento partido a la mitad, en esto voy a tener una ideología de igualdad de género y en esto no. Por eso estamos capacitándonos todos en forma permanente porque tenemos que dar una mirada de género al momento de dictar una sentencia, todos los jueces debemos estar preparados para identificar si hay una inequidad en un expediente que tiene que ver con el género, por ejemplo un despido sin causa, un concurso para cubrir cargos, ya ocurrió de colectivero, todo eso tiene que ser mirado con una mirada de género”.

Se mostró optimista desde el punto de vista que se irá revirtiendo y “empieza con la educación y en la Escuela, en aceptarlo al otro como un igual y en la colaboración del uno con el otro, porque cuan do uno habla de roles a pasar esos roles al tiempo que una persona se dedica únicamente a cumplir un rol que no le permite capacitarse, que no le permite desarrollarse laboralmente y familiarmente, siempre va a haber una inequidad, una desigualdad. Si ambos padres se dedican a la educación de los hijos, si ambos al transporte de los hijos, alimentarlos económicamente, al cuidado, a cocinar, entonces seguramente dentro de 10 años vamos a tener una sociedad más igualitaria. Ahora si ese rol está destinado únicamente al género femenino indudablemente si tiene que estudiar después a la madrugada o no puede ir a los cursados universitarios o no puede hacer los post grados, jamás va a poder. Por ejemplo, en un concurso para juez hay  una parte q

ue piden capacitación, post grado, experiencia, libros, publicaciones periodísticas, se nota los 10 años que ocupo el género femenino para el rol materno, en la mayoría de los casos natural, no se puede subrogar. Entonces esa mujer al momento de concursar debe tener la igualdad de posibilidades que los hombres y si no lo tiene entonces tenemos que revertir eso”.

Consignó que también hay roles que son asignados a las mujeres, “juzgados civiles, de familia, en la mayoría de los Tribunales Penales del país y del mundo son jueces hombres y se ve en el Consejo de la Magistratura de la Nación, en los Consejo provinciales, la poca cantidad de mujeres que cumplen el rol de jueza de acuerdo al fuero”.

Para finalizar enfatizó que para revertir estas tendencias, “todos tenemos que hacer algo, ver y tratar al otro como un igual y ya no permitir las situaciones de violencia, es el pueblo que da mandato a los gobiernos y debe marcar el paso del no a la violencia, porque si como sociedad condenamos a las personas que son violentas va a ser mucho más rápido el cambio”.

EP/E.J.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE