comScore

Recordamos la entrevista a Alberto Cortéz en su visita a Misiones

Recordamos la entrevista a Alberto Cortéz en su visita a Misiones

Al terminar el concierto, un grupo de periodistas nos apersonamos frente a la puerta de su camarín con la intención de sacarle algunas palabras. Alberto salió sonriente a nuestro encuentro. Hablamos de su visión como hijo de inmigrantes, de la emoción que le provocaba hacerlo en un lugar repleto de hijos y nietos de gente que como él, guardaban en el corazón los recuerdos vivos de sus padres y abuelos de allende los mares.

Llegó a Oberá una tarde para ofrecer un concierto en la Fiesta del Inmigrante. Yo fui a la prueba de sonido esa tarde con el grabador en mano para buscar hacerle una entrevista para LT17 Radio Provincia de Misiones. Sus canciones llenaban aquel viejo complejo deportivo, vibraba el alma y el cuerpo con su poesía hecha canción. Al cabo de la prueba de sonido me acerqué a un señor que descansaba sólo en una silla a un costado del escenario, lo reconocí cuando me respondió el tímido saludo. Era Ricardo Miralles, pianista y arreglador excepcional de los primeros discos de Serrat. Hablamos largo sobre su vida, su juventud, su experiencia con “El Nano” y su actualidad con Alberto Cortéz.

Cuando la noche se hizo festejo, pudimos disfrutar de un gran concierto. Recuerdo a Alberto sobre el escenario contando y cantando sus canciones… “El Abuelo”, “Que maravilla Goyo”, “Callejero”, “Como el primer día” y “Cuando un amigo se va”… Alberto se despedía del público con un juego del que participamos todos. Levantaba primero una mano, luego la otra y las mecía de una lado a otro saludándonos en una despedida inolvidable.

Al terminar el concierto, un grupo de periodistas nos apersonamos frente a la puerta de su camarín con la intención de sacarle algunas palabras. Alberto salió sonriente a nuestro encuentro. Hablamos de su visión como hijo de inmigrantes, de la emoción que le provocaba hacerlo en un lugar repleto de hijos y nietos de gente que como él, guardaban en el corazón los recuerdos vivos de sus padres y abuelos de allende los mares.

Recuerdo a mi lado a mi amiga Norma Lunge con su grabador. Yo estaba interesado en saber sobre su amistad con nuestro Ramón Ayala. Tuvo palabras alagüeñas para con “El Mensú Ramón”. Nos contó que Ayala fue su guitarrista en el Teatro de La Zarzuela de Madrid en aquel memorable recital con la poesía de Miguel Hernández, Jorge Guillén, Atahualpa Yupanqui entre otros. Hablamos también de su por entonces reciente álbum dedicado a la poesía de Almafuerte (Pedro Bonifacio Palacios).

Luego de toda esa gran emoción que me embargaba, fui invitado a compartir con Alberto y sus músicos, la cena que le ofrecía la Colectividad Española en el predio de la Fiesta. Allí fuimos con mi madre. Me senté a su lado y Mamá enfrente. Fue una noche mágica que no olvidaré jamás y que estará guardada en Algún rincón del Alma.

 

Por Claudio Bustos

 

laura.barrios6@gmail.com-

Canal W



Quizás tambien le interese...