En accidentada asamblea, productores yerbateros pidieron restringir la cosecha para levantar los precios

En accidentada asamblea, productores yerbateros pidieron restringir la cosecha para levantar los precios

Representantes de distintas asociaciones de productores y tareferos se reunieron hoy en San Pedro. No hubo definiciones respecto a un posible paro de cosecha, pero sí reproches y acusaciones cruzadas, entre otras cosas, por una supuesta utilización política por parte de algunos dirigentes. Algunas asociaciones firmaron un acta en la que se comprometen a pagar a los tareferos 1,75 por kilo cosechado. Lo más cercano a un acuerdo que se logró fue un pedido a los productores de demorar el mayor tiempo posible la cosecha para generar una falta de demanda que empuje los precios.

 

“Fue una reunión sin sentido, fuimos allá y de lo que menos hablamos es de analizar cómo vamos a hacer para que el productor cobre mejor por su yerba”, indicó el dirigente y productor de San Vicente, Ángel “Cacho” Oseniuk, a la salida de la asamblea que se realizó esta tarde en San Pedro, de la que participaron dirigentes del sector primario y de los tareferos. Hubo cuestionamientos cruzados por un supuesto uso político de los reclamos del sector, críticas que fueron alimentadas por rumores de candidaturas en distintos espacios partidarios.

 

Los desacuerdos se presentaron ni bien comenzada la asamblea, a partir de una iniciativa presentada por sindicatos de tareferos que propusieron firmar un acta que comprometiera a los productores a cumplir con un precio piso de 1.750 pesos por tonelada cosechada. Asociaciones como las de Julio Peterson, de Andresito, y Ariel Stefen, de San Pedro, la firmaron, pero otros dirigentes, como el mencionado Oseniuk instaron a los productores a no comprometerse con algo que no saben si podrán cumplir.

 

“Fuimos convocados para hablar del precio de la hoja verde y terminamos discutiendo el tema de los tareferos, no termino de entender por qué”, señaló el dirigente de San Vicente en diálogo con Misiones Online.

 

También hubo reproches cruzados por una supuesta inacción por parte de algunos dirigentes durante el lapso entre la última sesión del INYM, en la que se realizó una manifestación en las puertas del instituto yerbatero, y la publicación del laudo de Nación.

 

Pero las escenas de mayor rispidez se dieron por acusaciones de utilización política de los reclamos del sector. Uno de los cuestionados fue el dirigente Héctor “Cacho” Bárbaro, principal figura del Partido Agrario y Social (PAyS) quien participó de la asamblea como referente de la Asociación de Productores Yerbateros de Misiones (APYM), fue increpado cuando hacía uso de la palabra y obligado a mantenerse al margen de la reunión. Dirigentes como Julio Peterson también fueron cuestionados por un supuesto acercamiento a la Renovación y otros por militar políticamente por el PAyS.

 

“Acá hay muchos dirigentes que se ponen muy activos en los años impares y después los vemos como candidatos en las listas”, disparó un productor en un comentario que inició discusiones.

 

En definitiva no hubo acuerdo con relación la posibilidad de llevar adelante una protesta para exigir que se cumpla con la exigencia de los productores de llevar el precio de la hoja verde a 13,50 pesos, pero sí hubo consenso con relación a recomendar a los productores que posterguen lo máximo posible la cosecha, para provocar un faltante de materia prima que eleve los precios.

 

Sin embargo algunos advirtieron que eso sería insuficiente, por la propia necesidad de muchos productores que necesitan vender cuanto antes y porque también hay productores que –aunque les hubiera gustado un precio superior- están conformes con lo laudado por Nación que representa un incremento de 65% respecto a los precios oficiales vigentes hace un año.

 

 

JRC EP



Quizás tambien le interese...