comScore

Misiones tiene que ser el primer destino turístico de la Argentina

Misiones tiene que ser el primer destino turístico de la Argentina

Los misioneros no tenemos que resignarnos: nuestra provincia tiene inmensas potencialidades para desplegar una expansión simultánea y acelerada de todos sus recursos.

Sólo hay que proponérselo, contar con la convicción de que es posible encarar ese cambio y disponer de las políticas y las herramientas adecuadas para llevar adelante esa transformación.

El desafío de crecer se torna urgente cuando se advierte que en la década que transcurrió entre los dos últimos censos nacionales, la población de Misiones creció un 14,1%, un 40% más que el aumento promedio de los habitantes de todo el país.

Hay una amplia cantidad de sectores que están en condiciones de motorizar el despegue de nuestra provincia. Desde el complejo foresto industrial hasta la producción agropecuaria con ventajas comparativas son segmentos que demandan políticas públicas orientadas a potenciar su valor y a generar empleo.

Pero nos referiremos en esta ocasión a otro sector de influencia decisiva en el entramado económico y social de Misiones: el turismo.

Se calcula que en cinco años es posible duplicar la cantidad de turistas que visitan nuestra provincia. Los fundamentos están: ubicación geopolítica inmejorable, entrenamiento y predisposición de sus recursos humanos y belleza de sus maravillas naturales.

Pero no llegará un aluvión turístico sólo por arte de magia. Las Cataratas del Iguazú son tan o más relevantes como destino turístico que Machu Picchu en Perú o Halong Bay en Vietnam, pero su potenciación requiere un conjunto de condiciones que involucran una responsabilidad compartida entre el Estado y el sector privado.

La inversión en infraestructura y en educación debe ser profundizada y no meramente administrada. Es necesario dotar a esa inversión de un sentido estratégico que induzca a la provincia no sólo a atraer visitantes sino a promover servicios turísticos y a incentivar consumos que permitan generar nuevos emprendimientos y empleos.

Una visión de largo plazo nos permite ratificar lo evidente: hay que construir más hoteles, modernizar los aeropuertos con estándares internacionales, habilitar restaurantes con amplio grado de diversidad, y multiplicar servicios turísticos con desarrollo tecnológico incorporado, desde transportes y reservas hasta una moderna y atractiva ruta del té y la yerba mate.

Naturalmente, las decisiones de inversión competen al sector empresarial, pero el Estado debe orientar ese proceso con definiciones estratégicas que estimulen o aceleren los emprendimientos privados.

Por eso es necesario contar con la suficiente energía, con agua potable y saneamiento, con rutas seguras y recursos humanos especialmente entrenados. Todo esto es responsabilidad del sector público y será una prioridad en una gestión que tienda a encarar decisivamente este cambio.

El Parque Iguazú –por nombrar uno de los grandes atractivos de la provincia, aunque no el único- figura entre los destinos más demandados por el turismo internacional. Pero la estadía promedio de los visitantes no supera los tres días, debajo de otros lugares de atracción en provincias como Salta o Río Negro. Entonces, no podemos conformarnos con que lleguen y partan, hay que incentivar su permanencia con focos de atracción y servicios adecuados. Todo ello se traducirá en más producción y más trabajo para los misioneros.

Las políticas aerocomerciales y la modernización del aeropuerto de Iguazú que lleva adelante el Gobierno Nacional transitan en esa dirección. La construcción de una nueva terminal de pasajeros y la incorporación de vuelos hacia Madrid y Montevideo nos permitirán acelerar la expansión que propiciamos.

Pero hay mucho para hacer en otros ámbitos de este sector. Desde inversiones para lanzar con ambición una nueva terminal fluvial para cruceros turísticos hasta obras necesarias para repotenciar los Saltos del Moconá. Son todos capítulos de un entramado vital: promover el crecimiento de Misiones e insertarla con decisión en un mundo cada vez más interconectado.

 

 

Por Humberto Schiavoni

Senador Nacional. Presidente del PRO

VD-


Quizás tambien le interese...