Aseguró el economista Claudio Zuchovicki que, “para que vengan inversiones tiene que haber reglas de juego claras”

Aseguró el economista Claudio Zuchovicki que, “para que vengan inversiones tiene que haber reglas de juego claras”

El Gerente de Desarrollo de Mercados de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y docente de las Universidades de Buenos Aires y El Salvador, especialista en finanzas, antes de brindar una charla sobre La Economía que se Viene, en la sede de la Comunidad Israelita de la Calle San Martín de Posadas, visitó los estudios de Misiones Online TV, donde se refirió a la situación actual de la economía nacional y hacia donde se podría orientar en el actual contexto internacional, mostrándose partidario de avanzar con las reformas, impositiva, laboral y previsional.

 

Arrancó la charla aseverando que, “viendo lo que está pasando últimamente debería decir que económicamente no tengo ni idea de lo que puede pasar, no es un chiste, hoy los economistas, los que tratamos de seguir el día a día de la e economía estamos sometidos a lo que pase políticamente, hoy no hay decisiones o cosas económicas sin credibilidad, sin saber lo que viene, sin un voto de confianza que pueda paliar este momento que estamos viviendo. No hay una receta porque de haberla se tiene que poder aplicar y para poderse aplicar uno tendría que tener poder político, para poder tener poder político va a depender mucho de lo que quiera la sociedad en las próximas elecciones, por lo tanto la decisión de todos, creo de los que operan en esta economía fue paralizarse y esperar”.

 

Sostuvo el académico que nuestra economía necesita que en algún momento venga inversión y para que venga inversión tiene que haber reglas de juego claras, “está atrapado, no solo el Gobierno, la sociedad. Yo creo que la tasa de interés no tiene que ver tanto con el dólar, tiene que ver más con la inflación. El método racional de esta cosa es, si vos tenés una inflación más o menos del 4% mensual, la tasa de interés para que vos tengas pesos tiene que estar un poquito por encima. Entonces si la inflación apunta al 34-35% anual, la tasa del plazo fijo tiene que ser de 40-44%, sino nadie pondría pesos en un plazo fijo, te conviene stokearte, no vender la mercadería y eso es inflación, por eso las tasas de interés están bajas en función de la inflación y lo que salió mal es que el número de inflación fue mucho mayor a la prevista”.

 

Agregó que el segundo punto para que un banco pueda pagar 40-45% por un plazo fijo dijo, que hace, “como no hay tomadores en la economía real y si uno de la economía real te toma ese dinero a esa tasa de interés se va a fundir, no tiene donde colocarlo o es riesgoso, entonces la coloca en el Banco Central a través de las Leliq (Letras de Liquidación) y para que el Banco Central tome esos plazos fijos tiene que pagar 64- 65% porque, por cada 100 mil pesos que le das al banco, el banco puede prestar en Leliq sesenta y cinco mil, los otros 35 mil los tiene que dejar de encaje a casi nada de tasa de interés, por eso es muy lógico que la tasa de plazo fijo este por encima de la inflación 10 puntos y que las Leliq estén por encima de los plazos fijos otros 10 puntos”.

 

Consideró que el precio del dólar tiene otro carril, “porque dicen suben la tasa para controlar el dólar, en realidad el problema es la inflación y el dólar al subir te genera inflación, entonces ahí estas en el círculo que vicioso.

 

Enfatizó Zuchovicki que la deuda es inevitable porque dijo que no es una cuestión voluntaria, y puso el ejemplo familiar de aquel que gasta más de lo que le ingresa y tiene que financiar su deuda, agregando que si uno le dice el Gobierno que no se endeude, “no tomo deuda, igual ya no le prestan, no tomo deuda y como hago para pagar salarios”.

 

Consultado sobre la diferencia de cambiar déficit fiscal en pesos por deuda en dólares, sostuvo que es así porque el único que nos presto fue el Fondo Monetario Internacional (FMI), “pero las Leliq son en pesos. La deuda en Leliq es en pesos y con esta suba del dólar licuaste bastante, de hecho fíjate que las Lebac eran de 60 mil millones de dólares, era el 14 % del PBI hoy las Leliq todas juntas son 20-25 mil millones de dólares y es menos del 6% del PBI, la diferencia es que antes no tenías reservas y hoy con la plata de que va a entrar del FMI vas a tener 80 mil millones de dólares de reserva, no todas disponibles, pero tenés 80 mil millones”.

 

Reiteró el ejemplo que la economía familiar al sostener que “el endeudamiento no es una política” para destacar que todos nos endeudamos, “cuando no me alcanza para pagar uso la tarjeta, una mala política porque no resolviste el problema, lo pateas para adelante, pero la contracara de eso es el déficit fiscal, o sea si no quiero tomar deuda tengo que tener déficit cero, para tener déficit cero, tengo que bajar gasto o subir impuestos, ¿vos querés que te suba más impuestos en la provincia?”.

 

Sobre la deuda externa en dólares dijo que es así porque tiene quien se los financie, “el problema es que como nosotros no cumplimos y lo tomamos como bandera, aplaudimos no pagar, aplaudimos el default, nos parece genial no pagar. El acreedor no es tonto, no te presta y el único que prestó fue el FMI ¿es bueno?, no, pero es el único.

 

Consultado sobre si, ante estos planteos lo que está haciendo, el Gobierno nacional es lo que se debe hacer, destacó que, “hace lo que puede con lo que tiene, por no haber hecho el camino correcto”, para aseverar que no sabe si la sociedad aguantaba no hacerlo paso a paso, “soy de los que se equivocó creí que había que hacerlo gradual porque creo que la sociedad no está preparada para hacer un ajuste de golpe, lo que paso es que tuvieron tiempo para emprolijar otras cosas” y se preguntó ¿cómo salís de todo esto?, como haces para generar empleo, que venga la inversión, inversiones que inviertan y entierren el dinero bajo la tierra, hay que aumentar la oferta de productos, si aumentas la Cantidad de productos no va a inflación”.

 

Se refirió también a la presión impositiva referenciando la posibilidad de un negocio que dijo, si sale mal, “pierdo y el 100 por ciento y si me sale bien te quedas con el 35 por ciento, porque el 65 son impuestos, así no juego y cambian las reglas del juego todo el tiempo” aseverando además que “todos te cobran, Estado nacional, provincias, municipios”.

 

Agregó que si no se hace estas reformas de fondo y otras muy fuertes que están haciendo todos los países es laboral, “no salario, si un empleado gana 10 mil y le queda 8 mil quinientos de bolsillo y el empleador que es el que pone el riesgo le cuesta 16.700 ¿quién se lleva la diferencia?. Creo que se equivocaron en no plantear reformas de fondo”.

 

Insistió en que hay qte hacer las reformas impositiva que admitió que algo se hizo, reforma laboral y “tarde o temprano vamos a tener que discutir lo que están discutiendo todos los países, reforma previsional, nos guste o no nos guste. El ANSES está quebrado, se jubila más gente que la clase activa con lo cual lo que nos descuentan a los activos no alcanza. No es culpa de los jubilados, culpa de la mala administración, lo que quieras, pero no sirve, no puede andar una sociedad con un 30% de pobreza que tenga jubilados a los 50, 60 años, depende el rubro, porque cuando fue creado en el mundo te jubilabas a esa edad pero la expectativa de vida era menor, entonces el sistema no cierra, pero parece que no se puede hablar de eso porque es políticamente incorrecto. También hagámonos cargo, como sociedad, que queremos vivir como el primer mundo pero que el esfuerzo lo haga otro”.

 

EP/E.J.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE