El arte como emoción y aprendizaje: “Debemos abrir mentes y ayudar a través del arte porque es una manera de educar y demostrar que no importa la cuna, se puede”

El arte como emoción y aprendizaje: “Debemos abrir mentes y ayudar a través del arte porque es una manera de educar y demostrar que no importa la cuna, se puede”

Lo dijo Bernardo Neumann durante una entrevista televisiva junto a Claudio Bustos en el programa cultural Los de Acá, dependiente de la Subsecretaría de Cultura de la provincia de Misiones.

Los cuadros de Neumann difícilmente pasan desapercibidos por la mirada de los misioneros y quizás no exista quien  no haya escuchado su nombre alguna vez. Sin embargo, a la hora de autodefinirse, prefirió que, quienes no lo conocen, lo vean como: “El vecino, el amigo, el individuo común, el docente. El pintor, porque siempre digo: para hacer una obra de arte, para ser un artista como tal, vamos a dejar que pase todavía un poquito de tiempo; aunque ya van -algo así- como 57 años del momento que tomé por primera vez el lápiz y empecé a dibujar, empecé a diseñar, pero el tiempo es el juez en estas cosas”.

Reflexionó humildemente, mientras retomaba: “Lo que persigo es que mi arte perdure y si perdura, y de alguna manera hace algún aporte, sí, se puede considerar una obra de arte y yo un artista. Por ahora seguiré siendo el pintor, seguiré siendo el creativo, que la gente me llame “artista”, gracias… pero las cosas en su lugar”.

Durante la entrevista, también hizo mención de la falta de sensibilidad y de emoción a la hora de abrir ventanas hacia lo nuevo, hacia el conocimiento de lo desconocido: “Falta esa parte que por distintos motivos la hemos ido perdiendo, y está en nosotros el poder cultivar, el poder reforzar a toda esta cuestión y a través justamente de actividades como esta; enseñando. Me parece que la educación es lo único que el día de mañana nos va a igualar como sociedad porque, como todos saben, yo provengo de una familia muy pobre, pero de la pobreza bien entendida, de la pobreza del inmigrante”.

Y agregó: “Justamente a través de la educación y de la formación profesional he tenido la oportunidad de representar al país en distintos eventos. El año pasado nuevamente como jurado internacional en Rumania y eso me llena de orgullo y satisfacción, y por otra parte me hace reflexionar justamente sobre eso, porque un niño de cualquiera de los barrios de los más carenciados de la ciudad de Posadas, o de donde fuere, tiene el mismo potencial que aquel otro que puede ir a la escuela privada”.

 Una infancia que floreció con el arte:

Bernardo Neumann es uno de los artistas plásticos de mayor trascendencia y reconocimiento en la provincia de Misiones. En esta oportunidad se remontó a uno de sus primeros contactos con el arte. Cuando tenía 7 años, el director de la escuela a la que asistía, Alberto Cisneros, había  pintado un telón de fondo en la escuela para un acto de celebración del 25 de Mayo en un galpón de tabaco. Allí participó por primera vez como actor y quedó deslumbrado:

“Esa noche fue mágica, con un telón de fondo a los colonos se les había invitado a que traigan un petromax -una lámpara a kerosene incandescente- y se había cubierto parcialmente ese cilindro de vidrio y se hacía una iluminación direccionada. Yo era uno de los actores y casi no miraba al público para actuar, sino miraba el telón que había, porque estaban pintadas una cantidad de paisajes, aves, plantas, flores, lo que fuese y me deslumbró”.

Al momento de de conceptualizar el arte como estimulación sensorial y emotiva enfatizó: “Vivo para la pintura, disfruto de la pintura, canalizo mis emociones a través de la pintura, porque el arte “son emociones”, porque si vamos a la esencia; que es un cuadro? Una cantidad de colores que están armonizados sobre una superficie cualquiera, pero ¿Qué tiene que transmitir?. Emociones!… sino estamos ante un muestrario de colores que podemos ver en una pinturería”.

En el año 1997 viajó por primera vez a Europa. Recorrió París, con un rollo de cuadros bajo del brazo para exponer a la Bretaña francesa, cerca a la Mediatheque de Vitré. Desde aquel entonces su arte se vio influenciado por las obras de Salvador Dalí, entre otros artistas europeos. También, recorrió el museo del Vaticano, el museo de Roma, el museo Nacional de Arte de Roma, Rumania y el museo de Berlín en la isla de los museos.

De esta manera, Neumann fue llevando el arte, la historia y la cultura de Misiones a distintos puntos del mundo.

Hoy cuenta con un taller de artes plásticas lindante a su domicilio en la ciudad de Posadas, donde realiza talleres y de esta manera supo formar, inspirar e insertar, en el mundo de las artes y en el campo académico, a grandes jóvenes artistas de la provincia.

 

 

AVD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE