“Los bosques y la educación”, reflexiones en el Día Internacional de los Bosques

 

El 21 de marzo se festeja el DÍA INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES, esta fecha fue una recomendación del Congreso Forestal Mundial realizado en Roma, en el año 1969, que fue posteriormente aceptada por la FAO en 1971; pero, en verdad, cobra relevancia Mundial recién en el 2011, cuando se festeja el Año Internacional de los Bosques y posteriormente, en el año 2012, la Asamblea de Naciones Unidas la acepta formalmente como tal y aprueba la resolución por la cual proclama al 21 de marzo de cada año la fecha para reflexionar respecto a la celebración mundial.

 

Mediante esta celebración se intenta generar conciencia colectiva a nivel planetario sobre los bosques y la importancia que los mismos tienen para la sostenibilidad económica, social y ambiental del ecosistema global, y de algún modo, alentar a los gobiernos adoptar iniciativas nacionales y regionales para la organización de actividades vinculadas con los bosques.

Cabe reconocer que los Países Emergentes tuvieron un rol protagónico en la institucionalización de esta fecha.

 

La fecha es una muy excelente oportunidad para comunicar en forma temática sobre los BOSQUES y su ROL en planeta. Fue en año 2014, cuando esta conmemoración cobra fuerza y relevancia global.

Cada año se elige una temática para focalizar la comunicación a escala mundial, en estos años los distintos lemas fueron: 2015, “Los Bosques y el Cambio Climático”; 2016, “Los Bosques y el Agua”; 2017,“Los Bosques y la Energía” y 2018, “Bosques Urbanos, Ciudades Verdes y Saludable”.

 

Día internacional, bajo el lema de “Los Bosques y la Educación”

 

Este año la conmemoración del Día Internacional de los Bosques se dará bajo el lema: “LOS BOSQUES y LA EDUCACIÓN”, dos conceptos de muy de alto impacto y relevancia eco-ambiental,social y político-institucional.-

Hay que aprender amar, en el sentido más amplio de su definición, a los BOSQUES por todo lo que ello significa para nuestra vida, y sólo se ama y valora aquello que se conoce (“Conocer para Comprender, Comprender para Querer, Querer para Defender”) y en esto la EDUCACIÓN juega un papel preponderante, pues aquello que la sociedad internaliza, en base al conocimiento genera el salto cuali y cuantitativo que tiene que dar una sociedad en su conjunto para modificar hábitos y actitudes colectivas.-

 

La EDUCACIÓN FORESTAL, en contexto adquiere una relevancia estratégica para la consolidación del desarrollo sostenible regional, y más aún en nuestro País (con siete (7) ecosistemas boscosos naturales) y, en particular, en nuestra Provincia (con dos terceras (2/3) de su territorialidad cubierta con Bosques).

LOS BOSQUES Y SU IMPORTANCIA

Los BOSQUES comprenden los BOSQUES NATURALES y la PLANTACIONES FORESTALES; se refiere a la tierra con una cubierta de copa de más del 10 % del área y una superficie superior a 0,5 hectáreas y una altura mínima de 5 metros, que son determinados por la presencia de árboles, así como por la ausencia de otro uso predominante de la tierra.

 

Los bosques bajo ORDENACIÓN SOSTENIBLE tienen muchas funciones socioeconómicas y eco-ambientales importantes a nivel mundial, nacional y local; también desempeñan un papel fundamental en el desarrollo sostenible. Es clave para poder disponer de información fiable y actualizada sobre la situación de los mismos (no solamente con respecto a la cobertura territorial y sus procesos de cambio, sino también con respecto a variables como las existencias en formación, los productos forestales madereros y no madereros, el carbono, las áreas protegidas, el uso recreativo u otros usos de los bosques, la diversidad biológica y la contribución de los bosques a las economías regionales), pues es esencial para la toma de decisiones en el ámbito de las políticas y los programas forestales, y a todos los niveles del desarrollo sostenible.

 

Los Bosques son la mejor tecnología para combatir el cambio climático, pues no hay mejor sistema de estoqueo de carbono en todo el planeta;un dato a tener presente: un árbol, de las características de los nuestros, en promedio puede fijar alrededor de 22 kg de CO2.

 

Las Ciudades deben pensar en los árboles, en los bosques urbanos como infraestructura de la salud pública, pues los mismos no sólo ornamentan las calles de una ciudad, sino que contribuyen significativamente con la salud psico-física de sus Ciudadanos y condicionando su desarrollo urbanístico de manera sostenible.

 

La agricultura también necesita de los bosques, pues le proporcionan servicios ambientales (polinización, control de plagas y enfermedades, regulación y calidad de aguas, regulación climática, protección de suelos, entre otros) invalorables que contribuyen a la producción agrícola sostenible. La biodiversidad de los ecosistemas boscosos es un componente clave de la agricultura: garantiza la diversidad nutricional así como un flujo continuo de rendimientos.

 

En la estrategia del enfoque de AGROPAISAJES SOSTENIBLES INTEGRADOS, el PAISAJE FORESTAL juega un papel preponderante eco-territorialmente, pues lo que se trata de vincular son los bosques con la agricultura,otros usos del suelo a fin de garantizar los servicios ambientales y lograr una mayor productividad y rentabilidad de las actividades agropecuarias.

 

Los bosques son la garantía para consolidar la BIO-ECONOMÍA,nuevo paradigma económico capaz de conciliar el desarrollo económico con la protección del medioambiente, buscando lograr sinergias positivas entre la sostenibilidad eco-ambiental y el bienestar humano. La bio-economía, en definitiva,propone desarrollar una nueva generación de productos y servicios de base biológica (por ejemplo la generación de energía por biomasa forestal), más biodegradables, con menor huella de carbono y mejor adaptados a los flujos de la economía circular.

 

En definitiva, los Bosques son esenciales para alcanzar en buena parte los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

 

Este 21 de marzo, asumamos el compromiso social y los desafíos político-institucionales para que esta frase de François René de Chateaubriand: “Los bosques preceden a la civilizaciones, los desiertos la siguen”, sea una descripción anecdótica del pasado y no una realidad presente y futura.

 

 

 

 

(*) Ing. Ftal. Jaime G. Ledesma

Vicepresidente del Colegio de Ingenieros Forestales de Misiones

 

 

 

PE

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE