comScore

Posadas: unas 200 familias intrusaron un terreno del acceso oeste y se resisten al desalojo

El predio fue expropiado por la EBY y entregado a la municipalidad de Posadas. Hoy es un terreno baldío lindante a un basural. Allí se instalaron las familias hace aproximadamente cinco meses hasta que hoy se estableció un ultimátum de 24 horas para que desalojen el lugar.

 

Posadas: unas 200 familias intrusaron un terreno del acceso oeste y se resisten al desalojo

 

En el acceso oeste de la ciudad de Posadas, llegando a la Planta de Residuos Cloacales sobre la avenida Ulises López y a la vera del arroyo Mártirez se ubica el predio que originalmente fue expropiado por Yaciretá y otorgado a la Municipalidad mediante una Ley de Expropiación.

 

 

Ubicación del predio

 

Hace más de cinco meses que unas 500 personas ocupan el lugar en precarios refugios de lona. Fueron a parar al predio municipal luego de que fueran desalojados de una propiedad privada ubicada no muy lejos del actual lote intrusado. En su mayoría son personas que subsisten gracias a la venta de chatarra y cartones o cortando pasto.

 

Posadas: unas 200 familias intrusaron un terreno del acceso oeste y se resisten al desalojo

 

Nos informaron que como el terreno era de la Provincia, algo nos tenían que dar” dijo Juan Ignacio Vallejos quien oficia de referente dentro de la ocupación y fue el encargado de dialogar con las autoridades.

 

Sin embargo, según consta en el Artículo N° 111 de la Carta Orgánica de Posadas, el Intendente debe denunciar inmediatamente situaciones de intrusión en predios municipales. Esta denuncia fue realizada y en base a eso un juez ordenó que en 24 horas el predio debe ser desalojado.

 

Posadas: unas 200 familias intrusaron un terreno del acceso oeste y se resisten al desalojo

 

Desde el grupo de vecinos afirman que no acatarán la orden de desalojo y que permanecerán en el lugar hasta las últimas consecuencias, y que en caso de que la resistencia al desalojo fallara, llevarán la protesta a las calles.

 

Las 200 familias se encuentran ahora entre las malezas del predio, con machetes y azadas acondicionando el lugar para poder armar sus precarias chozas. Allí no hay luz eléctrica y mucho menos agua potable, esto sumado al grado de indigencia de los ocupantes, vuelve delicada a la situación ya que aseguran que no tienen a dónde ir.

 

DL/ EP

DL-


Quizás tambien le interese...