Interrogantes que rodean al fatal accidente sobre Quaranta y un after que terminó de la peor manera

Interrogantes que rodean al fatal accidente sobre Quaranta y un after que terminó de la peor manera

El joven que conducía alcoholizado el Toyota Corolla que se estrelló contra un colectivo el domingo sigue detenido y la Justicia que investiga los trasfondos del caso aún tiene varios interrogantes. Mientras aparecen versiones, hipótesis y comentarios en las redes sociales, lo único concreto es que el auto había realizado maniobras peligrosas antes del impacto. De allí, se desprenden varias preguntas. ¿Se llevaron el auto sin permiso o es una maniobra para tratar de cobrar el seguro?,  ¿De dónde salió el dinero que estaba en las pertenencias del joven fallecido? ¿Lograron comprar bebidas alcohólicas como se dice?.

Por un lado Matías Z. (19) seguirá detenido en la causa caratulada “Homicidio en Accidente de Tránsito”. En estas horas debe designar un abogado defensor y mañana comparecerá ante el juez de Instrucción N°1 Marcelo Cardozo. Sobre el muchacho pesa una denuncia por parte de Eduardo Ramírez, dueño del auto, quien asegura que se lo llevó sin su permiso. Ahora apareció otra versión y es la de uno de los que iba en el vehículo.  Alejandro Báez (30) dijo en el entierro de su amigo (Alberto Galeano de 31 años) que “es mentira que no tenían el consentimiento pasa usar el auto. Que es una maniobra para cobrar el seguro”.

Está claro que cualquier compañía de seguros se asesora muy bien con las pericias y pruebas de la policía ante un siniestro. La responsabilidad, el estado del conductor y la culpabilidad en el choque, son determinantes a la hora de pagar. Alcoholizado o si fuiste responsable del choque, es más que seguro que no habrá cobro. En todo caso, y en este hecho puntual, la empresa de colectivos puede iniciar una demanda al conductor del auto o a su propietario por los daños, que cubrirá el seguro en caso de que lo considere válido.

Otra cuestión es la respecto a las leyes de tránsito. Como se ve en los videos, el que infringe una norma de tránsito es el Toyota Corolla al mando de Matías Z. No solamente por circular con maniobras peligrosas sino por cruzarse de carril en una zona no permitida.

La responsabilidad en un siniestro se divide en la penal, en este caso para el conductor y la responsabilidad civil, que habrá que si le corresponde al dueño del auto. Claro que si acredita que el mismo le fue robado, podría salvarse de esta última. Pero como la denuncia por robo fue mucho después del accidente y encima hay un testigo que desmiente esta situación, se podrían complicar los planes de recuperar algo del vehículo destruido. También porque una compañía que debe cubrir la destrucción total o robo de un auto, necesita pruebas que lo demuestren.

Expertos en la materia hablan que para que se considere un robo debe ejercerse la violencia, ruptura parcial de la cerradura del auto o en todo caso si es con llave en mano, demostrar que se la robaron al dueño o en los más insólitos casos, que alguna persona vea el momento que se lleven la llave o alguna filmación.

La otra parte del fatal accidente es el after, que no es un habito muy conocido o al menos no lo era hasta hace un tiempo. En grandes provincias sí pero en Misiones, esa cultura de seguir la fiesta después de una fiesta se instaló hace poco. After office (después de la oficina) es más bien lo que se conoce hace más tiempo. Salir a tomar algo después de la jornada laboral y no necesariamente tiene que ser fin de semana.

Lo que pasó el domingo, tiene que ver con una salida de boliche que terminó 4:30 de la madrugada y siguió en una casa con pileta del barrio Terrazas de Posadas. Eso es after, que generalmente se extiende hasta el mediodía o más tarde. Pero también hay casos que solamente duran un par de horas más. Lo que suele terminal mal es la mezcla de alcohol o ingesta desmedida por ejemplo en una pileta, río, arroyo o lo que fuera, que puede acabar con personas ahogadas. La ingesta excesiva de alcohol sin consumir algún alimento por la mañana (desayuno) o almuerzo. Y por supuesto la combinación con la conducción de cualquier tipo de vehículos.

Respecto al dinero, casi 25 mil pesos, que estaba entre las pertenencias del joven fallecido, estará en la justicia investigar su procedencia. Según la Afip no hay impedimento para portar ese dinero, es más hasta 50 mil se puede. Lo curioso es que a esa hora, con qué objetivo y de donde había salido. Todo está a disposición de la Justicia que investiga el caso.

MAG

EP



Quizás tambien le interese...