Histórica cumbre convocada por el Papa Francisco en el Vaticano para frenar los casos de pederastia en la Iglesia

Histórica cumbre convocada por el Papa Francisco en el Vaticano para frenar los casos de pederastia en la Iglesia

Desde hoy, y hasta el domingo, en Roma se reúnen en una cumbre histórica y sin precedentes convocada por el Papa Francisco para tratar de reflexionar sobre “Protección de Menores en la Iglesia”, que responde a la polémica que se atraviesa por las crecientes denuncias de abusos de niñas, niños y adolescentes y por el cual urge frenar los casos de pederastia en la Iglesia.

 

Su objetivo, según dijo el domingo el Papa Francisco en su mensaje, es “escuchar a las víctimas, enseñar a los obispos los procedimientos de la Iglesia para lidiar con los casos y buscar el perdón”.

También fomentar espacios de atención a las víctimas para “reparar el daño causado en la medida de lo posible y evitarlo en el futuro.

En la reunión, que se celebrará a puerta cerrada, participarán 190 personas (presidentes de conferencias episcopales, superiores religiosos y altos cargos de la Curia) de todo el mundo.

El cónclave contará también con el testimonio de víctimas de los abusos. Varias de las asociaciones que las reúnen han viajado a Roma para hacerse oír durante estos días y, antes del inicio de la cumbre, ya han expresado sus dudas sobre que la cita culmine con un compromiso real de “tolerancia cero” ante denuncias.

Ayer, el Vaticano recibía por primera vez a 12 de sus representantes que, tras el encuentro, han exigido una hoja de ruta con acciones concretas.

 

Entre 8.000 y 10.000 curas fueron denunciados como abusadores

Si bien no existen datos oficiales y completos sobre el número de eclesiásticos que han abusado de menores, el diario español El Periódico publicó un artículo en el que informan que “cruzando los datos de las distintas fuentes vaticanas consultadas, se puede obtener una cifra: entre 8.000 y 10.000 curas, obispos y religiosos han sido denunciados internamente por pederastia en todo el mundo (en total son 410.000, actualmente). La mayoría de los hechos ocurrieron entre los años 30 y 80 del siglo pasado aunque el goteo de sospechas llega hasta el presente”.

 

Esta cifra no recoge la magnitud del problema, dado que investigaciones laicas como las efectuadas en Estados Unidos o Irlanda apuntan a que el porcentaje de pederastas debería elevarse a un 7% de los religiosos, pero sí se corresponde, según las fuentes vaticanas, con los casos comunicados por las diócesis de todo el mundo a la Doctrina de la Fe.

 

Las víctimas de los crímenes sexuales perpetrados por curas durante décadas (y silenciados por obispos de todos los continentes, desplazados a Roma esta semana) admiten la relevancia de una reunión sin precedentes, pero desconfían de que cristalice en acuerdos significativos que extirpen una epidemia enquistada durante demasiado tiempo. Tampoco tienen esperanza alguna en que el Vaticano haga pública la cifra que conoce sobre los abusos cometidos por clérigos -ni mucho menos sus nombres y destinos- que constan en los archivos de la Doctrina de la Fe, el órgano encargado de investigarlos.

 

En el mejor de los casos, vaticinan, concluirá en un endurecimiento del protocolo a seguir por parte de las diócesis, que respetará la autonomía de cada país y que, en consecuencia, no será de obligado cumplimento. Un final que dejará insatisfechas a las víctimas y no librará al Vaticano de seguir por un via crucis que empezó con Juan Pablo II y que difícilmente finalizará con Francisco.

 

La cumbre llega con una creciente denuncia del problema en la Iglesia: En Alemania (la Iglesia documenta 3.677 casos de abusos en 70 años), en Bélgica (con más de mil denuncias y casi cinco millones en indemnizaciones), en Holanda (registran entre 10.000 y 20.000 víctimas de abusos desde 1945), en Francia (una comisión empieza a investigar los abusos desde 1950), en Irlanda (solo 82 curas condenados por abusos de 1.300 acusados), en España, Italia, Portugal, Estados Unidos ( habría 7.000 sacerdotes denunciados por abusos), Canadá, México (152 sacerdotes suspendidos por abusos), Argentina, Chile (148 investigaciones abiertas y 225 víctimas de abusos), Brasil, Ecuador, Colombia, Perú,
Guatemala, Panamá, Honduras, El Salvador, África occidental, todos registran casos de abusos en la Iglesia.

 

 

Fuente: El País, El Periódico (España) y Vaticano News de Roma

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE