Macron lanzó plan de acceso al arte: otorga 500 euros a jóvenes de 18 años para que inviertan en actividades culturales

El Gobierno francés experimenta desde esta semana con el Pass Culture (pase cultural) que Emmanuel Macron garantizó durante la campaña que le condujo a la sede presidencial. Una iniciativa se enmarca en el plan del presidente de democratizar el alcance de la oferta cultural.
El proyecto, inspirado en los “bonos culturales” que creó en 2016 el primer ministro italiano Matteo Renzi, está dirigido a franceses de 18 años y ofrece a los jóvenes la posibilidad de beneficiarse de un crédito de 500 euros atribuidos por el Estado para invertir en productos y actividades culturales.
El bono podrá usarse a través de una plataforma digital gestionada por el Ejecutivo para “actividades culturales de su elección”, como entradas de cine, teatro, museos, conciertos o la compra de libros, indicó en la emisora France Culture.

 

En realidad, esa aplicación podrá ser usada, a medio plazo, por cualquier ciudadano francés, aunque solo recibirán los 500 euros quienes lleguen a la mayoría de edad. La idea es favorecer la emancipación cultural de los jóvenes, pero también impulsar un nuevo acceso a la oferta de actividades artísticas, en el que todo se pueda hacer en un par de clics desde un dispositivo móvil con GPS integrado. “Es un nuevo servicio universal de la cultura, de envergadura parecida, tal vez, a la invención de la televisión pública”, afirmó el ministro de Cultura galo, Franck Riester.

 

Si el proyecto avanza al ritmo previsto, a finales de 2020 podrían beneficiarse del crédito 200.000 jóvenes.

 

Según informaciones publicadas por El País, Riester también señaló que “la transmisión de nuestra cultura es lo que hace que nuestros hijos se conviertan en ciudadanos franceses. El acceso al arte en todas partes y para todo el mundo es la misión primera de mi ministerio”.
En declaraciones recogidas por el diario francés Le Monde, Déborah Münzer, asesora del ministro, declaró no saber “si los jóvenes serán cigarras u hormigas en sus gastos, monomaníacos o eclécticos en sus elecciones”. Sin embargo, si el proyecto que acaba de entrar en un periodo de prueba de seis meses avanza al ritmo previsto, 200.000 jóvenes podrían beneficiarse del pase cultural a finales de 2020.

 

 

 

Fuente: El País, Le Monde y El Público

 

 

PE

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE