La espectacular foto de la Tierra y el lado oculto de la Luna que capturó el satélite de China

La espectacular foto de la Tierra y el lado oculto de la Luna que capturó el satélite de China

 

Una cámara a bordo del satélite chino Longjang-2 logró tomar una espectacular imagen que brinda dos novedosos aportes: revela más detalles la cara oculta de la Luna y, al mismo tiempo, muestra cómo se ve la Tierra cuando no es protagonista y aparece en segundo plano. Además, otro satélite, esta vez de la NASA, logró fotografiar al gran protagonista del mal llamado lado oscuro: el robot chino que aterrizó allí el mes pasado.

 

La instantánea de la Tierra y la Luna fue tomada con una cámara conectada a un transceptor de radioaficionado a bordo del Longjiang 2 -actualmente en órbita alrededor de la Luna- y luego transmitida a la Tierra, donde fue recibida con el radiotelescopio Dwingeloo, en Países Bajos.

 

 

Según un comunicado de este observatorio, la imagen representa la culminación de varias sesiones de observación en los últimos meses en las que se usó el telescopio Dwingeloo en colaboración con el equipo chino de la Universidad de Tecnología de Harbin, fabricante del transceptor de radio a bordo del Longjiang-2, y radioaficionados por todo el mundo.

 

El transceptor a bordo del Longjiang-2 fue diseñado para permitir a los radioaficionados transmitir telemetría de enlace descendente y retransmitir mensajes a través de un satélite en órbita lunar, así como ordenar que tome imágenes de enlace descendente. Muchos radioaficionados recibieron telemetría y datos de imagen.

 

El Longjiang-2 entró en la órbita de la Luna en junio de 2018 y se lanzó junto con la sonda de comunicaciones Queqiao de China, fundamental para el reciente aterrizaje lunar del Chang’e-4 del país. En enero, la sonda aterrizó con éxito en el lado opuesto de la Luna. Sin embargo, necesita que el satélite Queqiao esté ubicado en una posición estable cerca de la Luna, donde envía señales de radio tanto desde Longjiang-2 como desde Chang’e-4 a la Tierra.

 

El robot Yutu-2 es el elemento clave de la misión, que China logró aterrizar el 3 de enero en una misión histórica. El rover ya está explorando la superficie lunar, donde además los chinos consiguieron otro hito: hacer que brote una planta.

 

Chang’e-4 aterrizó en el suelo del cráter Von Kármán de la Luna, de 186 kilómetros de diámetro. Cuatro semanas después, otra sonda, pero de la NASA, logró fotografiarlo. El orbitador Lunar Reconnaissance Orbiter de la agencia estadounidense se acercó al cráter desde el este, giró 70º hacia el oeste y tomó una espectacular vista mirando hacia el oeste.

 

 

Fuente: La Mañana de Neuquén

CM



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE