La chicana política que desnaturalizó la cumbre empresarial de Eldorado

Empresarios de distintos sectores convocaron a representantes de todo el arco político ante quienes plantearon preocupación por la crítica situación que atraviesan las pymes, especialmente las industriales. La consigna era encaminar gestiones en búsqueda de soluciones  y se pidió expresamente a los dirigentes que no usaran la convocatoria para hacer política partidaria. Todo se desarrollaba en un marco de tensa calma hasta que el diputado radical Gustavo González aprovechó la oportunidad para hacer campaña contra el gobierno provincial, lo que mereció el reproche del presidente de la entidad anfitriona, Román Queiroz, quien a la postre de la reunión dejó en claro su malestar con el legislador.

 

Referentes de distintas actividades económicas del norte misionero hicieron una amplia convocatoria a representantes del sector privado, gremialistas y dirigentes políticos de diferentes partidos y esferas de gobierno con la consigna de buscar soluciones a la crítica situación de que atraviesa el sector. Aumentos en peajes y en la energía eléctrica, altos costos en logística, elevada presión impositiva nacional y provincial, exceso de burocracia, mercado interno desinflado y costos de financiamiento récord, fueron algunas de las cuestiones planteadas en una reunión que tenía como expresa consigna buscar soluciones y no culpables.

 

Empresarios e intendentes de la zona norte de la provincia intercambiaron el uso de la palabra en una reunión que por momentos fue tensa, pero que nunca se salió del eje que había propuesto por la entidad organizadora para evitar que el encuentro fuera usado como tribuna de campaña por los políticos.

 

Llegando al final, pidió la palabra el diputado nacional Luis Pastori, quien se propuso enumerar distintos logros supuestamente alcanzados por gestión del Gobierno nacional, mientras varios de los empresarios se miraban incómodos. “Mentira, eso es mentira” interrumpió uno de los industriales luego de que Pastori señalara que los costos de los containers habían bajado 60%.

 

Inmediatamente tomó la palabra el diputado Gustavo González quien se despachó con duros cuestionamientos contra la política fiscal de la Provincia y se ahorró cualquier referencia que tuviera que ver con los múltiples reclamos que presentaron los empresarios y que apuntaban –sin decirlo expresamente- a la órbita nacional. Visiblemente molesto, el presidente de la Amayadap (cámara que nuclea a empresarios de la forestoindustria del norte misionero), Román Queiroz, llamó al orden a González y le recordó la naturaleza de la convocatoria.

 

En diálogo con Misiones Online tras la reunión, Queiroz reiteró su disconformidad con la intervención del radical. “Me molestó lo de González, esta reunión no era para propiciar enfrentamientos políticos. Estuvo fuera de lugar”, señaló.

 

El que recogió el guante durante la reunión fue el diputado provincial renovador Oscar Alarcón quien le hizo ver a González que la mayoría de los problemas que planteaban los empresarios tenía que ver con decisiones que había tomado la Nación y que habían perjudicado al sector. “Me pareció muy desprolija y desafortunada la intervención de Gustavo González que salió con una chicana política en contra del Gobierno provincial. No era el momento ni el lugar, se dijo desde el primer momento que esta era una reunión para buscar soluciones y no para hacer política de campaña”, resaltó Alarcón en diálogo con Misiones Online.

 

“Al diputado González le parece que toda la culpa la tiene la Provincia y todos sabemos que esta política económica nacional está afectando a los empresarios y comerciantes en todo el país, lo que hace que esta crisis sea tan difícil de sobrellevar. Todos saben qué responsabilidades le tocan a cada uno”, continuó.

 

“El resto de la reunión, salvo la intervención de González, fue muy bueno. Esto debe ser el punto de partida para llegar a soluciones concretas”, finalizó.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE