La obra pública nacional se desmoronó en 2018 y en enero prácticamente desapareció

La obra pública nacional se desmoronó en 2018 y en enero prácticamente desapareció

Durante todo el año pasado se licitaron obras por 250.461 millones de pesos en todo el país, cifra que representa una caída interanual de 14% en términos absolutos que se extiende a más de 40% si se toma en cuenta la inflación. En enero prácticamente no hubo llamados a licitación de Nación, ni de las provincias, ni de los municipios. Provincia y ciudad de Buenos Aires acapararon el 43% del monto total licitado el año pasado. Lejos de las promesas del Plan Belgrano, las 10 provincias del Norte Grande se debieron conformar con menos del 10% del total.

 

La construcción está pasando un período de vacas flacas en buena parte del país y mucho tiene ver con ello el retiro del Gobierno nacional como fuente de financiamiento de la obra pública. Según un informe del medio especializado Construar, durante todo el año pasado el Estado licitó obras por 250.461 millones de pesos, 40.000 millones menos que en 2017. Si se toman en cuenta los efectos de la inflación, la reducción interanual de la inversión en obra pública cayó más de 40 por ciento.

 

Como viene ocurriendo desde el inicio del gobierno de Cambiemos, la distribución de las licitaciones se concentra en CABA y Ciudad de Buenos Aires, que entre ambas acapararon 43% del monto total licitado. Lejos de las promesas con las que fue presentado el Plan Belgrano, las 10 provincias del Norte Grande se repartieron menor del 10% del total, lo que da un promedio de menos de 1% para cada una.

 

 

Con licitaciones por 3.247 millones de pesos, Misiones se ubicó por encima de ese promedio del Norte Grande, principalmente gracias a inversiones realizadas con capitales propios de la Provincia, que de toda manera no llegan a equiparar los montos de años anteriores.

 

El comienzo de 2019 no muestra datos alentadores, de hecho la Nación no convocó a ninguna licitación durante enero. El recorte del 30% en la inversión en obra pública previsto en el Presupuesto 2019, que se sumará a una inflación anual que no bajará de ese porcentaje, presagia un año en el que con suerte se pagarán las pocas obras en curso.

 

Desde la conducción de la UOCRA señalaron a medios nacionales que el promedio de despidos en los últimos tres meses ronda los 5000 puestos por mes a nivel país. En solo un trimestre la construcción perdió 15.000 puestos de trabajo.

 

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE