El Chango Spasiuk deslumbró en Cosquín, a 30 años de su primera presentación en el festival de folklore

El pasado 27 de enero, se cumplieron 30 años del primer concierto del misionero Chango Spasiuk en el festival de folclore de Cosquín, en donde fue consagrado. “Esto me puso en el camino y me llevó a vivir cosas que nunca me hubiese imaginado. La patada inicial para grabar mi primer disco y el comienzo de una carrera profesional. Apostar, arriesgar, experimentar y llevar adelante mis ideas”, contó el músico en las redes sociales. El sábado por la noche, el reconocido acordeonista fue ovacionado después de presentarse nuevamente en la Plaza Próspero Molina, en Córdoba. 

“ No tengo más palabras, solo agradecimiento. Este 2019 será un año para celebrar estos primeros 30 años de música”, dice el Chango a través de su cuenta en Facebook. El 21 de septiembre continuará con el festejo por sus 30 años en la música con un concierto en el Teatro Ópera de Buenos Aires.

“Tengo 50 años y llevo casi cuarenta tocando el acordeón; pasaron treinta de mi primer disco y del premio Consagración en el festival de Cosquín . Quizás no sea tanto tiempo pero las cosas eran distintas. No había computadoras. Yo veía un solo canal; la tele comenzaba a las 5 o 6 de la tarde. Había que girar una manija que hacía track, track, track, hasta que de golpe aparecía Pipo Pescador tocando un acordeón o dibujando en un vidrio con témpera”, recuerda. “Pero también había un acordeonista en la esquina de mi casa, en un casamiento, en un cumpleaños o en cualquier baile. Todo se celebraba con un acordeón. El acordeón era como un Ipad de última generación ahora. Brillaba por todos lados, tenía muchos colores, con nacarados, y cierto olor a naftalina, porque generalmente se guardaban dentro de los placares. Y cuando un hombre lo tocaba, la gente se ponía a bailar. Esa es una impresión que llevo grabada a fuego. Y yo, en ese tiempo, no deducía como hoy lo hace un millennial: ‘Quiero bailar, pero en realidad quisiera tocar el piano, aunque en realidad me gusta cantar’. Yo tenía la certeza total que quería tocar ese instrumento. Mi papá veía esa contundencia. Y me consiguió un acordeón”, relató el Chango a los cronistas de Buenos Aires.

Su primer lanzamiento internacional “Tarefero de mis pagos” lo llevó a ganar el premio BBC de Música del Mundo (Mejor Artista Revelación 2005, el premio Gardel de Argentina, así como una nominación al Grammy Latino en 2006).

A lo largo de estos años, el músico participó de espectáculos y discos de importantes artistas como Mercedes Sosa, Bobby McFerrin, Cyro Baptista, Bob Telson, Carlos Nuñez, Heather Cornell & Manhattan Tap, León Gieco, Divididos, Raul Barboza, Jaime Torres y Chucho Valdéz, entre muchos otros.

También se desempeñó como conductor y realizador del ciclo documental “Pequeños universos”, que se emitió durante cinco temporadas por Canal Encuentro y la TV Pública, y que lo llevó a realizar 70 viajes de trabajo de campo e investigación por Argentina, Paraguay, Bolivia , Uruguay y Brasil.

Realizó giras por toda la Argentina, Canadá, Estados Unidos, Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay, Holanda, Francia, Inglaterra y Escocia, entre muchos otros.

En el 2005 recibió el premio Konex de Platino como El Solista Masculino de Folclore de la Década y en el 2015 fue distinguido con el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Misiones Argentina por su labor cultural.

“Creo que la mejor manera de celebrar estos treinta años es con cosas nuevas. Buscar al menos un invitado con el que nunca haya tocado, más allá de que vaya a tocar mis composiciones y pasar por un repertorio que, siento, es el que me expresa. Porque yo no toco mecánicamente ‘Kilómetro 11’. También vamos a hacer temas del disco Pino europeo”, adelantó.

 

Fuente La Nación y Télam

Fotos Sitio oficial Cosquín 2019

AD



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE