Raúl Aramendy sobre el maíz transgénico: “Por qué entraría Misiones en semejante aventura que el mundo nos está mostrando que es altamente peligrosa”

Raúl Aramendy sobre el maíz transgénico: “Por qué entraría Misiones en semejante aventura que el mundo nos está mostrando que es altamente peligrosa”

Una férrea oposición  a los productos transgénicos y particularmente al proyecto de la Secretaría de Agricultura de la Nación, a través de su delegación de Agricultura Familiar en la provincia de producir maíz transgénico, demostró en una entrevista con Misiones On Line TV el profesor  de Agroecología y ambientalista Raúl Aramendy, quien dijo que esta iniciativa afectará seriamente, no solo la biodiversidad sino también a los consumidores.

 

Explico que una semilla transgénica es una semilla en la que se ha actuado sobre su ADN, “su cadena genética, introduciendo un gen o más de un gen. En el caso concreto del maíz transgénico es fundamentalmente de Monsanto-Bayer que son los dueños del maíz transgénico en el mundo. En este caso tiene un gen modificado y el único objetivo por el cual han modificado este gen es a efectos que ese maíz sea tolerante al Glifosato que es el agrotóxico que se emplea en un paquete que va en conjunto con la semilla y no tiene otro objetivo que el de ser resistente a ese agrotóxico”.

 

Sobre el rinde por hectárea que es uno de los argumentos que esgrimen quienes están a favor de esta iniciativa Aramendy consideró que, “si tomo como rinde exclusivamente la cantidad de maíz que voy a obtener por unidad de medida, sin tener en cuenta lo que estoy haciendo con el suelo, con el conjunto del medio ambiente, con los animales, con los consumidores”, apelando a la ecuación costo-beneficio.

 

Mencionó como ejemplo la declaración de la Asociación de Médicos de Inglaterra que, hace ya varios años, declaró que consumir transgénicos en forma directa, por ejemplo el maíz o indirecta, por ejemplo cerdos alimentados con ése maíz, “va a provocar dos elementos muy perniciosos para la salud humana, uno es el aumento enorme de las alergias y el aumento de la resistencia a los antibióticos, más grave todavía. Esto se debe a que usan una bacteria en la transgénesis para saber si ha prendido la transgénesis si realmente ya es ese maíz transgénico  que se quiere lograr”.

 

También se refirió a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que está desaconsejando los transgénicos, “por ejemplo no le podemos vender nuestra soja transgénica a Europa, se la vendemos a los chinos para los cerdos. Hay una reacción mundial frente a esto porque Monsanto invirtió la prueba, en lugar de demostrar que no hace daño a la salud humana y el medio ambiente y nosotros vamos demostrando en la medida que vamos sufriendo las consecuencias”.

 

Consultado sobre los alcances del Glifosato fuera de las áreas que se pretende controlar, indicó el profesor de Agroecología que, “todo aquello donde le llegue va a producir el efecto herbicida, salvo algunas especies en América que son altamente resistentes, esta pueden sobrevivir, pero el resto, más del 90 por ciento son afectadas, aunque también están generando resistencia:

 

Agregó que además de los problemas que traen aparejados los transgénicos se trata de monocultivos y comentó que “el monocultivo produce un problema tan serio que lo estamos viviendo ahora través de las inundaciones, hay un dicho que circula por ahí que dice ´toda el agua que nos sobra (por las inundaciones) es el monte que nos falta´ y yo le agregaría es el monte que nos falta y el deterioro profundo de los suelos con el monocultivo y herbicida altamente poderoso”, para destacar que la producción de soja está bajando en Argentina, “porque ese plan tiene un límite, agota el suelo y exporta fosforo, uno de los tres elementos más importantes para un cultivo y estamos exportando toneladas de fosforo que nadie nos paga, se paga la soja, pero no el fósforo. Ahora hay que hacer incorporaciones de fosforo que no es lo ideal porque el incorporado artificial produce un desbalanceo mineral”

 

Se preguntó el ambientalista “por qué entraría Misiones en semejante aventura, que el mundo nos está mostrando que es altamente peligrosa, cuando esta misma secretaria de la Nación hace tres años atrás tenía un programa de promoción de nuestros maíces que estaban produciendo, en Pozo Azul, Colonia Libertad y otros lugares, cinco o seis variedades de maíces nuestros altamente resistentes a las famosa plagas, que no son más que un mal manejo del suelo, no existe plaga donde no hay monocultivo, los policultivo se controlan ecológica orgánicamente, en armonía con la naturaleza porque hay equilibrio que impide que haya explosión demográfica de ninguna especie en particular”.

 

Mencionó además, las leyes provinciales de defensa del medio ambiente y la ley nacional que declara a Misiones, Capital Nacional de la Biodiversidad recordando que Misiones es uno de los pocos lugares “donde todavía podemos conservar la selva, donde tenemos casi un millón de hectáreas de selva, una provincia que no es plana, que además tenemos que ver como manejamos nuestros cursos de agua”.

 

Relacionó al herbicida con el aumento exponencial de los casos de cáncer, “se demostró que el glifosato produce malformaciones congénitas”, mencionando estudios al respecto y el del médico radicado en Misiones, Gómez Demaio, y consideró aventurada la extensión que se menciona en el proyecto, para la cual destacó que habría que destruir áreas naturales protegidas, parques provinciales, aldeas guaraníes. Asegurando que “a la larga esto nos va a hacer perder soberanía alimentaria y seguridad alimentaria”, para agregar que en Méjico el presidente López Obrador envió al Congreso de su país un proyecto de ley por el cual propone la prohibición total y definitiva de cualquier producto transgénico, no solo maíz.

 

Luego de mencionar lo que proponía Manuel Belgrano de no producir y vender productos primarios sino elaborados, para con ello ejemplificar que con este proyecto se hace al revés, se plantará y venderá maíz para los cerdos de Brasil y se comprará carne de cerdo de allá, en vez de fortalecer la producción local de cerdos, con productos ecológicos y cerdos igualmente ecológicos.

 

Advirtió finalmente que esta iniciativa “viene a poner en riesgo la propiedad de la tierra de nuestros agricultores familiares porque debajo está el Acuífero Guaraní” y por eso en realidad vienen.

 

EP/E.J.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE