Femicidio de Gissella Solís: la autopsia reveló que no tiene lesiones ni signo de asfixia, pero no se pudo establecer la causa de la muerte

Femicidio de Gissella Solís: la autopsia reveló que no tiene lesiones ni signo de asfixia, pero no se pudo establecer la causa de la muerte

El cuerpo de la odontóloga fue encontrado este martes en Villa Elisa. La familia identificó sus restos, que aparecieron al costado de una ruta. Estaba envuelta en una sábana.

 

El misterio sobre el femicidio de Gissella Solís, la odontóloga que fue asesinada y tirada al costado de una ruta en Villa Elisa, crece. Los primeros resultados de la autopsia revelaron que «no hay causal de muerte evidente». Los forenses detallaron que el cuerpo no presenta signos de ataque o defensa, ni de asfixia.

 

Con estos datos preliminares, los investigadores volvieron a la hipótesis que más resonó desde su desaparición: el envenenamiento. Aunque deberán esperar los análisis de toxicológicos para confirmar esta posibilidad.

 

Según explicó una fuente del caso en off, que no haya signos de asfixia no significa que no haya sido asfixiada. «La teoría indica que pudo haber sido asfixiada con la obstrucción de las vías respiratorias (boca y nariz). Por ejemplo, con una almohada o las manos sin dejar marca», explicó a TN.com.ar. Es por eso que, hasta el momento, las autoridades no descartan ninguna teoría. Los resultados de los estudios complementarios serán clave para determinar la causal de muerte.

 

Primeros resultados de la autopsia de la odontóloga: «No hay causal de muerte evidente. Sin signos de ataque o defensa, ni de asfixia». Serán determinantes los estudios complementarios como los toxicológicos y patológicos, para saber qué le sucedió a Gissella

 

El cuerpo de la odontóloga, que estaba desaparecida desde el 16 de enero, fue hallado a la vera de una ruta a altura de Villa Elisa. La Policía Bonaerense llegó a ese punto gracias a datos aportados al 911 y el análisis de las cámaras de seguridad de la zona.

 

El principal sospechoso del femicidio es la expareja de la víctima, Abel Casimiro Campos, que nunca colaboró con la investigación y se suicidó en un hotel de cuando los policías fueron a buscarlo para que declarara.

 

Según la denuncia de los familiares de Solís, la mujer había desaparecido después de una fuerte discusión con su exnovio, por la doble vida que él llevaba desde hacía unos tres años: estaba casado y tenía dos hijos en la ciudad bonaerense de Lobería. El último fin de semana antes de su muerte, el hombre fue a visitar a su familia y después se trasladó hasta La Plata.

 

«No sabemos si el novio actúo solo o recibió la ayuda de alguien más», informó el jefe de la Policía Bonaerense, Fabián Perroni, en referencia a la posibilidad de algún cómplice.

 

El cuerpo de Gissella estaba enterrado y envuelto en una sábana a 40 centímetros de profundidad, cerca de la bajada de la autopista a la altura de Villa Elisa. Los efectivos habían llegado hasta ese punto después de analizar las grabaciones de las cámaras de seguridad, en donde quedó registrado que por ahí había circulado Campos con su camioneta.

 

«Encontramos a Gissella, gracias por acompañarnos. Mi ilusión era hallarla viva, pero la encontré muerta. Este desgraciado mató a mi hermana y ha desmembrado a mi familia», manifestó Mariela Solís a TN. Antes de retirarse del móvil, le agradeció a la policía por la exhaustiva búsqueda y a la fiscal Ana Medina, a cargo de la causa.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE