Estados Unidos presiona a Nicolás Maduro con un bloqueo por 7.000 millones de dólares en los activos de una petrolera venezolana

Estados Unidos presiona a Nicolás Maduro con un bloqueo por 7.000 millones de dólares en los activos de una petrolera venezolana

Estados Unidos, el principal comprador de petróleo de Venezuela, suma presión al régimen de Nicolás Maduro. Así lo declararon el lunes el secretario del Tesoro y el consejero de Seguridad Nacional, Steven Mnuchin y John Bolton, respectivamente, al anunciar una serie de medidas escalonadas que se aplicarán en los próximos seis meses y que resultarán en la prohibición total a las refinerías estadounidenses de pagar por el crudo venezolano que procesan.

 

Es que Venezuela no tiene refinerías para tratar su propio crudo, por lo que depende de las instalaciones de EEUU en el Golfo de México. Así que, como explicó Russ Dallen, consejero delegado del banco de inversión Caracas Capital, «Estados Unidos ha mantenido encendidas las luces en Venezuela».

 

Con las nuevas sanciones, las refinerías estadounidenses podrán seguir procesando el crudo venezolano. Pero no podrán pagar (salvo excepciones) a PDVSA, el monopolio estatal petrolero de ese país. Ese dinero irá a una cuenta del Departamento del Tesoro desde la que, previsiblemente, el Gobierno de Donald Trump transferirá esos fondos al del presidente de Venezuela autoproclamado Juan Guaidó.

«Nicolás Maduro no va a enviar petróleo a EEUU en esas circunstancias, con lo que, literalmente, se va a imponer un autoembargo», concluyó Dallen. El refino del crudo en Estados Unidos es clave para la supervivencia económica de Venezuela, ya que le aporta unos 11.000 millones de dólares (9.600 millones de euros), es decir, nada menos que el 42,3% de los ingresos por exportaciones del país, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Sin acceso a las refinerías estadounidenses, Venezuela solo puede exportar su petróleo a India, Rusia, y China. El problema es que a esos dos últimos países les envía el petróleo gratis, para pagar ‘en especie’ los créditos que le han dado. Y, en el caso de India, la mayor parte de su importación de Venezuela es realizada por la petrolera rusa Rosneft, que, como parte del acuerdo de deuda antes mencionado, tampoco paga. Hay, además, un problema logístico: los superpetroleros que transportan el petróleo a Asia no caben en muchos puertos venezolanos, y, por tanto, parte de sus ‘pagos’ en crudo a esos países deben realizarse a través de las Antillas Occidentales, donde los petroleros de Venezuela pasan el crudo a barcos más grandes.

 

A esta medida se incluye otra anunciada también este lunes: la prohibición inmediata de la exportación de productos que hacen que el crudo pesado de la franja petrolífera del Orinoco pueda ser transportado por oleoductos a los puertos de Venezuela. Sin esos componentes químicos, una parte del petróleo venezolano no puede ser exportado.

 

Tras el anuncio de las autoridades estadounidenses se confirmó que Nicolás Maduro tomará acciones legales ante las sanciones que impuso EEUU contra PDVSA y su filial en ese país,

 

En esa línea Citgo, el presidente venezolano aseguró, que la Administración de Trump pretende «robar».»Se pretende robarnos la empresa Citgo a todos los venezolanos y venezolanas, alerta Venezuela, los Estados Unidos, han decidido transitar el camino de robarle la empresa Citgo a Venezuela», agregó Maduro al recibir en el palacio presidencial de Miraflores a jefes diplomáticos que estaban destacados en la nación norteamericana.

 

FUENTE EFE.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE