El Presidente de la CEM dice que la Argentina retrocedió cuatro años en presión tributaria sobre las empresas

El Presidente de la CEM dice que la Argentina retrocedió cuatro años en presión tributaria sobre las empresas

El presidente de la Confederación Económica de Misiones, Alejandro Haene, considera que enero es un mes complicado para hacer previsiones y análisis del panorama económico. No obstante, dijo que en materia de presión impositiva la Argentina retrocedió cuatro años, ya que en 2019 se espera una presión fiscal record: igual a la del 2015. Asimismo sostuvo que la inflación es la principal causa de la recesión.

Alejandro Haene. Radio Libertad.

El Contador Público Alejandro Haene y presidente de la Confederación Económica de Misiones (CEM), en una entrevista con Radio Libertad, hizo referencia a la situación económica de Argentina y señaló que enero es un mes donde no todos están trabajando al ciento por ciento, por ende es un mes puente, indicó. “Generalmente en todos los ámbitos económicos enero es un mes de paso”, sostuvo. Sin embargo marcó como algunos de los principales problemas de la recesión es la inflación, la presión impositiva, las tasas altas y la falta de colaboración de Nación con las provincias.

 

¿Es la inflación uno de los principales problemas por los cuales la economía atraviesa esta recesión?

Sin dudas. La inflación es el peor impuesto, el que más afecta a las clases menos pudientes y que destruye cualquier sistema económico. Esto es una verdad revelada y las pruebas están a la vista: haber tenido un 47,6 por ciento de inflación el año pasado es un número que asusta y mucho, sobre todo porque cuando se compara con Colombia con 3,8 de inflación, Paraguay, 4,4 y toda la región con números similares, es porque estamos fuera del mundo. Lamentablemente mal que nos pese trataremos de seguir luchando contra este flagelo, pero es algo que destruye cualquier ecuación económica y financiera.

 

¿La presión tributaria sobre las empresas vendría a los niveles record como en el 2015, como plantea el IARAF dirigido por, Nadín Argañaraz?

Sí, es un planteo que lo hacemos permanentemente. Acá tenemos la provincia en el medio, la Nación que sigue apretando y los municipios que siguen desbastándose. En previsión de futuras faltas de envíos están ajustando sus códigos fiscales municipales entre 30 y 40 por ciento. La Nación no colabora para nada y sigue metiendo presión, como el hecho tener que pagar derecho de exportación a la exportación de servicio. Las exportaciones de servicio son 10 veces más que las exportaciones de vino. Son 600 millones al año que se exportan por servicio. Entonces lo único que hacen es generar una retracción.  Es lo mismo que pasó en otro momento con otras exportaciones donde la Argentina también falló. Lamentablemente hemos retrocedido cuatro años. Hay cuestiones objetivas como  la Ley Pymes que vencieron en diciembre de 2018. Se podría haber hecho una prórroga, pero mientras tanto esas empresas que perdieron ese beneficio no pueden tomarlo el año que viene. Esas cuestiones son las que golpean a las Pymes.

 

¿Las tasas bajaron algo?

No. Estuvimos en una reunión la semana pasada, después de cinco meses. Las tasas siguen creciendo, están en 60, 65%. Mi planteo fue que si están proyectando una inflación del 23, 25 por ciento, cómo puede ser que las tasas sean del doble y la respuesta desde el directorio del banco fue que las tasas irán bajando en la medida que baje la inflación. Todo viene atado a la inflación.

 

¿Cuando dijo retrocedimos cuatro años, se refiere a lo impositivo?

Obvio, estamos en el 2019 y vamos a tener una presión fiscal igual al 2015. Todo lo que escribimos con la mano, lo borramos con el codo. Mal que nos pese todo requiere de un acomodamiento permanente que influye al momento de armar los presupuestos. Por ejemplo, las empresas tealeras siempre venden un año anticipado su producción.  ¿Cómo hacen para presupuestar pensando en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2019?, es difícil.

Pero bueno, no descubrimos nada nuevo. Estamos acostumbrados y sabemos que estamos lejos de los centros de poder y consecuencia nuestra esperanza es poder seguir trabajando, seguir dando mano de obra. Misiones fue una de las provincias del país que menos rescindió de personal, excepto el sector de la construcción que está golpeado a nivel país y el sector de la madera que está difícil el mercado interno.

Lo fundamental es dialogar, así que regiremos remándola juntos.

 

EP/APF



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE