Tragedia en Brasil: 58 muertos, 19 cuerpos identificados, y 305 personas sin contacto en el tercer día desde el desborde de la represa de la minera en Brumadinho

Tragedia en Brasil: 58 muertos, 19 cuerpos identificados, y 305 personas sin contacto en el tercer día desde el desborde de la represa de la minera en Brumadinho

En una agotadora jornada para los rescatistas y bomberos que se encuentran en el área de la represa de la minera Vale SA que se rompió el viernes en Brumadinho (MG) y provocó la mayor catástrofe ambiental y tragedia humana de Brasil, donde un mar de lodo destruyó todo a su pas, arrasando con vidas humanas, viviendas y animales silvestres. El río de residuos de minerales tóxicos alcanzó el área administrativa de la compañía, casas de pobladores, emprendimientos turísticos y parte de la comunidad de Vila Ferteco.

Al cerrar el tercer día de rescate y emergencia sanitaria, fuentes de Defensa Civil de Minas Gerais informaron que hay 58 muertos; 19 se han identificado; 305 están desaparecidos y 192 personas fueron rescatadas vivas.

A las 5:30 de este domingo, una sirena tocó para evacuación de casas, pero aseguran que la barrera 6 no tiene más riesgo de romper, al cerrar la jornada del domingo.

El Gobierno Federal creó un gabinete de crisis; el presidente Jair Bolsonaro sobrevoló el área el sábado por la mañana, mientras que este domingo fue internado para una cirugía programada.

 

Consecuencias económicas

Además de las pérdidas humanas, la tragedia traerá consecuencias económicas sobre la ciudad, que dependía en gran parte de la actividad de la minera Vale. Un total de 11.000 millones de reales (alrededor de 2.920 millones de dólares) fueron bloqueados de las cuentas de la compañía por la Justicia para resarcir a los familiares de las víctimas, garantizar recursos y paliar los daños ambientales en una región donde ahora el panorama es desolador.

La empresa ya recibió además dos multas: una del Instituto Brasileño de Medio Ambiente de 250 millones de reales (67,5 millones de dólares) y otra del Gobierno de Minas Gerais de 99 millones de reales (26,7 millones de dólares), según informaron las autoridades locales.

 

 

 

 

Desesperación de las familias y turistas desaparecidos

Los desechos alcanzaron la zona rural de Brumadinho – que tiene casi 40.000 habitantes-, y avanzó sobre un área administrativa y un comedor de la empresa, una zona residencial y una posada turística de categoría internacional, que quedaron sepultados en el lodo. El panorama es desolador para las familias, en un mar de lodo rojizo que tapó todo vestigio de vida en una enorme extensión.

La represa 1, que se rompió, es una estructura de tamaño medio para la contención de desechos y estaba desactivada. Su riesgo se evalúa como bajo, pero el daño potencial en caso de accidente era alto.

Otra represa, la de número 6, ahora está siendo monitoreada cada hora por la Vale, junto con la Defensa Civil y el Cuerpo de Bomberos. Las bombas están siendo usadas para hacer el drenaje y reducir la cantidad de agua, para evitar nuevos problemas, y en la jornada del domingo hubo evacuación en la zona por riesgos de desprendimiento.

En el medio de la tragedia, una familia de Sao Paulo busca a cinco personas que se encontraban en una posada turística cercana a la minera, pero no figuran en la lista de desaparecidos.

Un arquitecto y sus parientes fueron a la ciudad de Minas Gerais para conocer Inhotim (Jardín Botánico, Paisajismo y Laboratorio) y se alojaron en la “Posada Nueva Estancia”, a pocos kilómetros de la minera y que quedó bajo el lodo. Los familiares hicieron hoy este registro en las listas de búsquedas y dialogaron con la prensa.

“Ellas estaban alojadas en la Posada Estancia, que quedó bajo el lodo. Un mensaje enviado por la hija en un grupo de WhatsApp tras la ruptura de la represa de Brumadinho mantiene viva la esperanza de que los cinco se encuentren con vida”, indicó Vagner Diniz a CBN.

 

Se trata de la pareja, Vagner y Helena Taliberti, que llegaron en Brumadinho para romper el silencio con el reportaje de la CBN tras un largo viaje con la esperanza de encontrar a la familia. “El viaje era una conmemoración por el hecho de que la nuera de Helena, Fernanda Damian, estaba esperando un bebé de su hijo, Luís Taliberti Ribeiro da Silva. Ella está en el quinto mes de embarazo”, relataron y compartieron una foto de un momento compartido con la feliz pareja.

 

 

Por eso, Luis – que es arquitecto y vive en Australia – aprovechó para conocer a Inhotim y viajó con su padre, Adriano Ribeiro da Silva, la madrastra, María de Lourdes Bueno, y la hermana Camila Talibert Ribeiro da Silva, que vivía en el país São Paulo pero trabajaba para una oficina de abogados con sede en Belo Horizonte.

 

“Luis es arquitecto y tenía muchas ganas de conocer a Inhotin. Como era fecha festiva en San Pablo, mi hija también vino, y el padre y la madrastra también. Entonces, era un viaje de paseo turístico, ¿verdad? Fernanda estaba embarazada. Todo el mundo feliz por eso. La gente sólo reza. Estamos con Dios, pero queremos salir de aquí con ellos”, expresó Helena.

 

De WhatsApp, Camila envió una imagen con la vista de la habitación de ella a su novio poco después de las 11 de la mañana. Fue allí que Helena logró descubrir que ella estaba en la Pousada Estancia, soterrada por el lodo de la represa de Frijol. “Más tarde, después de las 13,30, ella mandó otro mensaje, comentó algo que se había dicho en un grupo de amigas. En aquel momento, la represa ya se había roto”, expresó con esperanzas.

 

 

Fuente: O Globo, Fohla de Sao Paulo y BBC Brasil

 

PE

 

 

 

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE