Por las inundaciones, ya son más de 7500 los evacuados en cuatro provincias y todo un pueblo de Santa Fe quedó bajo el agua

Por las inundaciones, ya son más de 7500 los evacuados en cuatro provincias y todo un pueblo de Santa Fe quedó bajo el agua

Cedió una de las contenciones del pueblo santafesino Villa Minetti y se desató una situación de emergencia sanitaria desde el jueves. En tanto, en el Chaco volvió a llover hoy y el panorama se complica para las familias afectadas. Hay más de 3 mil evacuados en Chaco, otros 3 mil en Corrientes, más de mil en Entre Ríos y más de 500 en Santa Fe. Catástrofe ambiental y desesperación social ante las pérdidas de cultivos y animales en gran parte del Litoral del país.

 

 

Bomberos, miembros del Ejército Argentino y los habitantes de Villa Minetti, en Santa Fe, trabajan de manera conjunta tras la inevitable inundación del pueblo. El 90% de la comuna quedó bajo el agua luego de que cediera la barrera que detenía su ingreso.

 

A través del reparto de bolsas de arena por parte de las autoridades, se pretende reforzar el muro de contención que se derrumbó en las últimas horas y permitió el ingreso del torrente al pueblo. La defensa era una mezcla de tierra, arcilla, arena y piedras.

 

El desborde del principal cause del río fue consecuencia de las fuertes lluvias que cayeron durante la jornada del jueves y viernes, que superaron los 170 mm.

 

Seis de cada diez casas se encuentran inundadas y los habitantes del pueblo utilizan el gimnasio municipal como uno de los principales refugios. Hasta el momento, el hospital no fue afectado, y puede brindar asistencia a los locales y actuar como refugio.

 

La defensa que cedió se encuentra al oeste de Villa Minetti y recibe toda el agua que desciende desde Santiago del Estero. Tras el desborde, casas, galpones, plazas, la iglesia y el campo de deportes quedaron inundados.

El periodista Domingo Cáceres, que trabaja en la zona, dijo en comunicación telefónica con TN que “el pueblo está literalmente bajo el agua” y que “la situación es un desastre”.

 

 

Además, explicó que, dada la precariedad de las defensas y el tenor de las precipitaciones, un escenario así era previsible. Sin embargo, también agregó que un temporal de estas características “no tiene precedente”.

 

Según Cáceres, la tala indiscriminada de montes y bosques en la zona es causa directa de lo sucedido. De acuerdo con el periodista, en el pasado los árboles y la vegetación actuaban como una barrera que protegía al pueblo del agua, incluso ante temporales de mayor envergadura.

 

La ruta 32, que ingresa a la comuna desde el oeste, se encuentra cortada. Pese a eso, el Ejército Argentino ha conseguido ingresar y poner a disposición una planta potabilizadora móvil y un nodo de comunicación.

 

Aunque las lluvias se detuvieron el día de hoy, el pronóstico para la zona no es bueno, ya que se pronostica su regreso para el día de mañana. Sin embargo, con estas nuevas precipitaciones se espera que culmine la secuencia de temporales que azota hace semanas al Norte de Santa Fe.

 

Por otra parte, el empresario Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), consideró “preocupante” la situación agropecuaria en las provincias del litoral y norte argentino afectadas por las inundaciones y previó un impacto negativo en la ganadería a largo plazo. “Nos reunimos con directores, delegados y socios de Rural (de las provincias afectadas). El balance es preocupante. Más allá de las consecuencias inmediatas, el efecto se seguirá sintiendo varios meses más, e incluso impactará dentro de año o año y medio en el caso de la ganadería”, indicó Pelegrina tras recorrer las zonas inundadas.

 

Desde la entidad alertaron “las inundaciones podrían impactar en una caída del stock bovino”, ya que en extensas zonas de Chaco y el norte de Santa Fe cubiertas por el agua el ganado se encuentra en épocas de parición y ya se empezaron a producir casos de mortandad en los animales.

 

 

 

Se hundió tramo de la Ruta 1 en Santa Fe

 

Las intensas lluvias y las inundaciones en el litoral provocan también serios problemas en la infraestructura vial, que no soporta la presión del agua que corre con fuerza por ríos y arroyos.

Unos 30 metros de la Ruta Provincial 1 se hundieron esta madrugada por efecto de la presión del agua a la altura de la localidad santafesina de Colonia Teresa y se evalúa la posibilidad de construir un puente Bailey, informaron fuentes oficiales.

 

La Agencia de Seguridad Vial (ASV) de Santa Fe informó que “se produjo un corte total por socavón de la calzada de la Ruta Provincial 1 en el departamento San Javier”, uno de los afectados por las inundaciones.

El hundimiento de la cinta asfáltica se produjo en el kilómetro 190, entre las localidades de Colonia Teresa y Alejandra, en la zona costera del norte santafesino.

 

El tiempo cambió este sábado tras los intensos vientos. Con el aliciente de un mejor pronóstico meteorológico, las ciudades más afectadas por las lluvias, como Villa Minetti y Tostado, en el norte de Santa Fe, buscaban recobrar la normalidad.

Antonio Moyano, de la dirección provincial de Protección Civil, explicó a los medios: “Se han podido reponer las defensas en Villa Minetti, en el anillo ya no han viviendas inundadas, se retomó la circulación por las calles; hay energía eléctrica e ingresaron camiones proveedores de comercios”.

 

La situación se repetía en Tostado, donde la mayoría de las familias trabajaba en la limpieza de las viviendas ya que durante la mañana del jueves ingresó el agua por la inusual precipitación de 173 milímetros. Solo quedaba afectada por el agua la zona del barrio Mocoví.

 

 

 

Fuentes: TN, La Nación, La Voz y Corrientes Hoy

Fotos: Redes Sociales y Web

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE