Santa Fe: la familia de la mujer asesinada a martillazos por su marido aseguró que el femicida era “buena persona”

Santa Fe: la familia de la mujer asesinada a martillazos por su marido aseguró que el femicida era “buena persona”

La hermana de Danisa Canale aseguró que su cuñado “no mataba una mosca”. El acusado no tenía antecedentes ni denuncias en su contra.

Tras el femicidio de Danisa Canale, la mujer asesinada a martillazos por su marido en Santa Fe, su familia manifestó estar sorprendida por la violenta reacción del agresor y aseguraron que no entienden qué pudo haber desencadenado el crimen que conmocionó a la localidad de Gálvez.

Ludmila Canale, hermana de la víctima, admitió que tiene “sentimientos encontrados” por lo ocurrido, ya que su cuñado, Jorge Egidio Trossero, “era re buen tipo, no mataba una mosca”.

“No podemos entender qué fue lo que pasó, qué fue lo que lo llevó a eso”, sostuvo. Y recalcó que más que una persona violenta, era un “ente”. En ese sentido, aclaró que, hasta el día del asesinato, ella pensaba que Trossero era “una persona excelente” y “un marido muy bueno”.

Con respecto a las últimas horas con vida de su hermana, Ludmila recordó que habló el mismo día del crimen por teléfono. “Me dijo que estaba todo bien. Le pregunté cómo estaba Jorge y me dijo que bien, con sus altibajos de siempre”, detalló en referencia a los problemas psiquiátricos que sufre su cuñado.

Según detalló en diálogo con el diario Uno Santa Fe, Danisa estaba muy preocupada por su marido porque había días en los que estaba “totalmente ido” y no”tenía voluntad para salir”. “Todo su estado de depresión era por plata”, agregó.

“Vengan porque maté a mi mujer”

Este martes, Trossero llamó a la policía y confesó haber sido el autor del femicidio: “Vengan porque maté a mi mujer”. Cuando la policía llegó a su casa, ubicada en la calle Liniers al 900, lo encontraron en estado de shock sentado junto a la mesa del comedor. Su esposa estaba tirada en el piso, a pocos metros, ensangrentada y con un fuerte golpe en la cabeza.

La víctima fue trasladada de urgencia al Hospital José María Cullen, pero murió unas horas más tarde. Había ingresado con un paro cardiorespiratorio y una importante pérdida de masa encefálica, producto de la golpiza que recibió con un martillo.

Su marido, que quedó detenido, fue acusado de “homicidio agravado por el vínculo y agravado por femicidio”. En el momento del arresto, tenía la mirada perdida y no hubo forma de que explicara lo que había sucedido.

(TN) A. C



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE