Alexa

Femicidios: ya son 8 las mujeres asesinadas en el país en lo que va de 2019

Los padres de la Agustina Imvinkelried confirmaron que la víctima del femicidio es su hija. Otra hija, amiga, novia, vecina, adolescente, estudiante que muere en manos asesinas. No la “encontraron” muerta. La asesinó un depravado cuando salía de bailar en un boliche en Esperanza, Santa Fe.

En lo que va de enero serían ya 8 los casos caratulados como “Femicidios” por la justicia argentina.

La preocupante y lamentable estadística de enero la completan Celeste Castillo, asesinada por su pareja, un oficial de policía, en Santiago del Estero; Joselin Mamani, una nena de tan solo 10 años, fue apuñalada más de 30 veces en Longchamps; en Mar del Plata, a Gisel Varela, una mujer policía, la mató su ex pareja, mientras esperaba el colectivo; Daiana Moyano, de 24 años, fue hallada muerta, en los alrededores de la ciudad Mi Esperanza, Córdoba, y por el hecho hay un hombre detenido; Liliana Loyola, de 64 años, era de San Juan, y fue quemada por su hijo el 29 de noviembre pero falleció el 9 de enero luego de agonizar en el hospital. Su hijo, Juan Echegaray, la atacó porque ella no quiso darle plata y luego de prenderla fuego se fugó.

Valeria Juárez, de 32 años, de la provincia de Chaco. Viajó para pasar las fiestas con su familia. Elías Juárez, padre de la mujer, la asesinó de un escopetazo y luego se suicidó.

En Mar del Plata se investiga la muerte de Susana Yas, de 77 años. La víctima presentaba una herida profunda en la cabeza. Los investigadores sospechan que la anciana fue atacada en el ascensor y luego arrastrada por el asesino hasta el cuarto donde la hallaron muerta. Por su parte, Yas residía con su marido, quien presenta un avanzado cuadro de Alzheimer y que no pudo aportar ninguna precisión sobre lo ocurrido.

Descartada la hipótesis del robo, las pesquisas indagan en el entorno familiar de la víctima y uno de sus hijos es el principal sospechoso.

 

 

Según cifras del Registro Nacional de Femicidios, en Argentina una mujer es asesinada cada 29 horas por violencia de género.

De 260 feminicidios registrados entre enero y noviembre de 2018, el 25% fueron de jóvenes de 15 a 25 años.

El 25% de los femicidios cometidos en el 2018 fue contra mujeres jóvenes. El 27% de ellas estuvo desaparecida previamente. El 18% fue víctima de delitos sexuales.

Las estadísticas también registra que un 12% tenía medidas de protección dictadas por la justicia. Y en un 7% la mujer estaba embarazada.

En lo que va del 2019, ya van 8 femicidios en el país, en menos de dos semanas. Los casos fueron alrededor de todo el territorio argentino..

Hoy se confirmó que el cuerpo que se encontró enterrado era de Agustina Imvinkelried, la chica de 17 años, que estaba desaparecida en Esperanza, Santa Fe, desde el sábado. El presunto femicida tenía 39 años y se suicidó cuando la policía había ido a su vivienda a interrogarlo por el hecho.

 

Políticas públicas, una prioridad

Estos casos ponen de nuevo sobre la mesa el impacto del recorte impulsado por el Gobierno Nacional a las áreas que deberían prevenir y combatir la violencia de género. Durante 2018, el Ejecutivo le quitó $14 millones a la Formulación e Implementación de Políticas Públicas de la Mujer, y el Presupuesto 2019 destina sólo un 0,11% de fondos a las mujeres, desde programas de salud hasta redes de contención ante la violencia de género.

 

“La falta de políticas públicas claramente es un mensaje que viene dando el Gobierno de no tener en cuenta este flagelo que se cobra la vida de una mujer casi por día en la Argentina. La respuesta del Estado ante la violencia machista es más recorte: para el 2019 ya sabemos que hay una disminución del 38% al plan nacional de acción que debe llevar adelante el Instituto Nacional de las mujeres (INAM)», explicó la referente feminista Raquel Vivanco, referente de Marea Feminista Popular y Disidente, en una entrevista con Diario Popular.

 

En este marco fue contudente al asegurar que “no basta con las lindas frases que pueda emitir Mauricio Macri, porque finalmente son sólo eso, se quedan en anuncios que hablan de que supuestamente están conmovidos, pero en realidad hay que ejecutar políticas públicas, planificar, construir estadísticas oficiales que puedan dar cuenta del mapa de la violencia en la Argentina”.

 

“Si no hay diagnóstico oficial, no hay políticas para atender la problemática. Entonces no es casual que no tengamos registros oficiales sobre el tema. Durante el gobierno de Macri relevamos 895 femicidios y la respuesta es mayor recorte”, concluyó.

 

 

 

PE

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas

DEPORTES