Entre Ríos: habló el director del hospital donde murieron dos nenas

El funcionario indicó que nada hacía prever el fallecimiento de las niñas. Hay tres chicos internados en la localidad y otros tres en Paraná. 

Tras darse a conocer la muerte de las dos niñas a raíz de un extraño paro cardiorespiratorio, el director del Hospital San Blas de Nogoyá al que fueron derivadas las niñas, habló y aseguró que las pequeñas habían ingresado con un cuadro gastrointestinal. Por los mismos síntomas otros tres nenes están siendo atendidos en el hospital Materno Infantil San Roque de Paraná.

“Tenemos tres niños internados en pediatría y se evalúa derivarlo a uno de ellos a Paraná. Ingresan con síntomas gastrointestinales” indicó Ascúa en contacto con Telediario.

El funcionario detalló además que el principal foco se pondrá sobre los pacientes que lleguen desde Villa Aguiano y El Chañar, los dos barrios que hasta el momento son los más comprometidos.

“La situación nos ha conmovido, al Ministerio de Salud lo ha movilizado de manera urgente y se ha definido cuál es el accionar que tenemos que llevar adelante. El municipio tendrá que hacer también un trabajo muy serio y minucioso en cuanto a lo socio ambiental” resaltó Ascúa, el mismo que participó de la reunión llevada adelante en la mañana del jueves junto a funcionarios municipales, del Copnaf y de la cartera sanitaria provincial.

Por su parte, el funcionario explicó la situación que se vivió hace unos días cuando fallecieron las primeras y únicas víctimas de este curioso fenómeno.

 “Dos de las médicas que atendieron a una de las nenas lloraron durante una hora, sin poder explicarse lo sucedido. El tercer médico que la asistió fue el que estuvo con la otra niña y estaba devastado. El primer caso nos trajo mucha confusión, cómo se descompensó y terminó muriendo en cuestión de una hora y media. El de ayer todavía más, porque la paciente ingresó estable, evolucionó y de golpe dormida levantó temperatura, convulsionó, entró en paro y murió. Es inexplicable y nos desorienta totalmente”.

Finalmente, agregó: “Tenemos que estar alertas, con el equipo médico compenetrado para definir y decidir cuándo el paciente debe ser derivado. Es importante que el papá o mamá que trae a su nene nos diga cómo está, con quién estuvo, qué consumió, para dilucidar si algún indicador nos alarma para derivarlo al hospital San Roque”.

 

 

Muerte de dos niñas en Entre Ríos: “A mi hija la vi morir en mis brazos”

La mamá de la niña de 13 años que falleció en Nogoyá, Entre Ríos, por causas que aún se investigan, contó que llevó a su hija al hospital solo porque tenía dolor de panza. Ahora su hijo está internado en Paraná, porque presenta diarrea.

Causó conmoción en la localidad de Nogoyá la muerte de dos niñas de 13 y 10 años, con cuadros similares y con pocos días de diferencia. Eran primas.

La primera muerte se produjo tras un paro cardiorespiratorio, luego de que la adolescente ingresó al hospital San Blas con un cuadro parecido a una gastroenteritis. El segundo fallecimiento ocurrió este miércoles por la mañana, por causas similares al anterior.

Ahora, trasladaron a Paraná al hermanito de la primera niña fallecida. Su mamá dijo”estoy muy asustada, estoy mal. Perdí a mi hija hace siete días y hoy perdí a mi sobrina de 10 años. No sé si es un virus o qué pasó”.

En ese sentido, manifestó que “traje a mi nenito porque tenía diarrea. Este jueves le dan el estudio para ver si es un virus, si es contagioso. Es mucho que hayan muerto dos criaturas, no queremos más. De un dolor pasamos a otro, queremos prevenir”.
Comentó que “a mi hija la llevé caminando al hospital y la vi morir en mis brazos. Les pido a las madres que si sus hijos tienen vómitos, algún mareo, vayan urgente al hospital porque puede ser algo peligroso. Puede ser que haya algo en el agua o algo. A mi nena la llevé con dolor de estómago al médico, nada más que eso, y volví sin ella”.Explicó  que “a mi hijo lo traje porque tiene diarrea y quiero prevenir.
Como eran hermanitos podía ser que se contagió.
No sabemos. Ahora estamos esperando que traigan a mi otra nenita de tres años, otro sobrino y un vecino. Tienen los mismos síntomas, los médicos van a analizar y decirnos qué es”.“No creo que sea el agua porque todos tomamos del mismo lugar. Igualmente hay que tener cuidado con todo, quizás tocaron algo que estaba en el piso y tenía virus, los chicos se meten las cosas en la boca. Capaz que mi bebé que anda para todos lados pudo haber agarrado alguna moneda, alguna pelotita, una rama y tenía virus”, dijo.Señaló que su hijo de un año “está bien, se ríe, le cuesta agarrar el suero pero lo veo bien de ánimo. Por prevenir lo traje, no quise perder a otro hijo más”.

(El Once) A. C



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE