Marta Ferreira en Misiones Online: “Como mujer, me siento en un momento de creatividad y productividad para dar mucho a la sociedad misionera”

Marta Ferreira en Misiones Online: “Como mujer, me siento en un momento de creatividad y productividad para dar mucho a la sociedad misionera”

Marta Ferreira fue monja durante 20 años. A los 35, desencantada por un cambio que nunca llegó a la Iglesia católica, al menos en ese momento, decidió dejar los hábitos. Sólo se llevó a cuestas una premisa que había marcado su existencia: que la vida es servicio y que no tiene sentido si no es sirviendo a los demás. En ese afán empezó a trabajar con familias humildes del oeste posadeño que tenían huertas y ayudó a poner en marcha la primera feria de Villa Cabello para que esos campesinos pudieran vender su producción. Desde entonces pasaron dos décadas y hoy ella es la ministra de Agricultura Familiar de la provincia, premio a toda una carrera de perseverancia y cercanía al prójimo. Hoy trabaja con un espectro de 32 mil agricultores familiares; de los cuales 1500 comercializan en las 60 ferias francas distribuidas en la provincia, y tiene una certeza: “A partir de la comercialización de sus productos, hoy viven con dignidad”.

“La vida me llevó al lugar donde estoy. Como mujer, me siento en un momento de creatividad y productividad para dar mucho a la sociedad misionera. Estoy en el lugar donde quiero estar, con un equipo de gente joven que le pudo imprimir la dinámica que deseamos a la gestión”, reconoció la funcionaria en una entrevista con Misiones Online TV.
Ferreira valoró la revolución de las mujeres que el mundo presencia en la actualidad y destacó que la postura que para ella siempre ha tomado la Renovación al respecto. “Este espacio al que amo ha considerado a la mujer siempre”.
De todos modos, la ministra reconoció que falta mucho para un verdadero cambio cultural que derive en una verdadera igualdad.

 

 

El universo de productores
La ministra precisó que en la actualidad funcionan en Misiones 60 ferias francas y dos mercados concentradores zonales (uno en Posadas y otro en Puerto Rico). “El Concentrador de Oberá está prácticamente terminado y el de Eldorado, en camino”, añadió.
“De manera directa conforman este universo 1.500 productores, pero el espectro es muchísimo más amplio si se suman a los que intervienen de manera indirecta”, precisó.
Los municipios donde más concentración de agricultores familiares hay son: Gobernador Roca, Cerro Azul, Olegario Víctor Andrade, Corpus, Cerro Corá, Panambí, Comandante Andresito , San Pedro y las localidades que circundan a Oberá.
Ferreira cree que la mejora en las condiciones de vida de los productores, además del apoyo gubernamental, también tiene relación directa con un cambio de conducta tanto de ellos a la hora de producir como de los consumidores a la hora de decir qué alimentos llevan a la mesa.
“Hay una verdadera concientización sobre la importancia de producir alimentos. Podemos vivir sin muchas cosas, pero no sin comer. Y es importante comer sano”, reflexionó.
Pero afirmó que se necesitan dar más pasos. “Las huertas escolares ayudan al cambio. Los chicos incorporan esos alimentos a sus dietas y llevan la experiencia de la escuela a sus casas”, afirmó.
Como metas a cumplir, la ministra resumió: “Aumentar la producción, el valor agregado, mejorar la logística, la incorporación de tecnologías modernas, e ingresar en más mercados”. Sobre esto último, dio un ejemplo: “Hay una experiencia de productores que venden a un hotel de Posadas y también a uno de Iguazú. Ese y el de los supermercados son alternativas importantes”.
“Necesitamos insumos más agroecológicos. La Biofábrica está trabajando con los productores en ese sentido”, agregó a la hora de hablar de lo que falta.
Este año pondremos eje en Mujer Rural, darle mayor visibilizacion y reconocimiento a sus saberes;
Jóvenes Rurales: escucharemos sus demandas y acercaremos mayor tecnología; Cambio Climático: nos enfocaremos en dar capacitaciones a los agricultores y técnicas que ayuden a mitigar los efectos del cambio climático, presente entre nosotros.
La gestión del agua será nuestro eje transversal: nos dedicaremos a la concreción de diferentes experiencias sobre cosecha de agua de lluvia, recuperación de vertientes, y distribución inteligente del agua en las chacras; además de tener en cuenta la calidad del agua.
Trabajamos junto a Robótica, Marandu y Educación en el Programa EFAS 4.0, allí pondremos también nuestra dedicación para que los jóvenes de ámbitos rurales encuentren en las tecnologías robóticas de nuestro tiempo, el impulso para seguir produciendo alimentos en esta modernidad.

 

Las estrellas
Si bien todos los productos que se venden en las ferias tienen buena salida, Ferreira indicó que las estrellas son “las verduras, la carne de cerdo, el pollo, los huevos, y el queso”.
Para que se tenga una magnitud de la demanda que tienen los productores, reveló que en las Plazas de la Soberanía Alimentaria,lque se montaron el 20 de diciembre en Posadas para el cierre del año, los 67 agricultores que participaron vendieron por un monto superior a los 500 mil pesos.
Otro nicho importante que no pasó por alto la funcionaria fue el de la producción de plantas medicinales: “Se venden mucho la carqueja, la ruda, la rompepiedra y el llantén, por ejemplo”.

 

 

Biografía
“Fui la primera monja funcionaria. Soy original de El Soberbio y estudié Filosofía y Ciencias de la Educación en el Instituto Montoya”, resumió a la hora de hablar de su biografía.
“Me fui de la casa de mis padres de San Vicente a los 14 años y los 35 dejé los hábitos. Siendo religiosa conocí el trabajo de la tierra. Me enviaron a buscar pasto elefante y regresé con la carretilla llena de plantas jóvenes de maíces! Pequeña -Gran confusión, que marcó el inicio de todo, porque de allí en más empecé a vincularme con las huertas”, recordó.
Dijo que “siempre me gustó la comunicación. Hice radio en Posadas. Hice televisión en Ecuador. Los medios eran una herramienta importante para el trabajo religioso”.
“En 1999, se vivían cambios profundos, de paradigma y de época. Los cambios que la sociedad demandaba. Entonces me puse un límite de espera, el 2000. A fines de 1999 pedí retirarme, porque lo que buscaba, lo que satisfacía mis sueños, no se encontraba en el lugar donde estaba”, evocó.
El retiro coincidió con otro momento clave en su vida. Se cruzó de casualidad con el ingeniero Carlos Eduardo Rovira, quien luego sería intendente de Posadas, gobernador y presidente de la Legislatura. Fue durante la caminata que el entonces integrante de Vialidad Provincial hacía en la zona de Nemesio Parma.
El resto de la historia es conocido. Ferreira trabajó en Asuntos Agrarios, luego fue diputada y ahora es Ministra. No sólo eso. Se casó con un ciudadano francés radicado en Misiones y que se dedica a la agricultura familiar.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE