comScore

Tiene muerte encefálica la nena alcanzada por una bala perdida durante los festejos de Navidad

Tiene muerte encefálica la nena alcanzada por una bala perdida durante los festejos de Navidad

Es Maite, de 5 años, en el partido de Merlo. Lo confirmaron los médicos. Otro nene de 9 años está grave.

Maite Ailén Almirón, de 5 años, la nena que fue alcanzada por una bala perdida durante los festejos de Navidad tiene muerte encefálica y su estado es irreversible. Así lo confirmaron los médicos que la atienden en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP) del hospital Eva Perón. Otro chico, de 9 años, también recibió un balazo y está en grave estado.

Así lo dijo el médico Edgardo Dozorez, quien dio el parte médico de esta tarde. «El proyectil no estaba en la cavidad craneal. Está en la parte superior izquierda del abdomen, aparentemente, es de 9 milímetros», detalló. Se encuentra a la altura del estómago.

Maite recibió un balazo en la cabeza cuando festejaba la llegada de la Navidad con sus padres en el patio de su casa de la calle Larsen 443 de Parque San Martín, partido de Merlo.

En la puerta del hospital, los padres hablaron con los medios y pidieron mayor conciencia a la hora de los festejos. «Hoy arruinaron una vida de una nena de 5 años que no se merecía esto, tenía mucho por vivir. Estaba preparando sus cosas para primer grado y ahora no lo va a poder hacer. Todo por un inconsciente, que me arruinó la vida», dijo la mamá.

«El que hizo esto que salga y que de la cara. Que se ponga una mano en el corazón y que diga lo que hizo. Y que la gente cuide a sus hijos, porque en un segundo cambia la vida por completo, como nos cambió a nosotros», dijo entre llantos la mujer. Y junto a su pareja hicieron un pedido público para que los reciba el presidente Mauricio Macri.

En medio de la angustia, su familia busca también que se haga Justicia y ya habría identificado al vecino que disparó. «Creemos que es un oficial de policía», dijo Gabriel, el abuelo de Maite, esta mañana en Arriba Argentinos.

«Recién habíamos terminado de brindar cuando se desvaneció», dijo. Y señaló: «Pensé que se había golpeado o que se había resbalado de la silla, pero empezaron a los gritos». El calor los había llevado a compartir la cena por Nochebuena en el patio delantero de la casa, sin imaginar que se volvería una tragedia.

Si bien no hay detenidos por el hecho, la familia de Maite ya tendría identificado al autor del disparo. «Hay una persona en el barrio que es de la fuerza», sostuvo el abuelo. Las sospechas, contó, no surgieron al azar. De acuerdo a su relato, el hombre que disparó le mandó después un mensaje a un amigo en común preguntándole qué había pasado.

El segundo caso es el de Thiago Lautaro Mealla, de 9 años, que recibió una herida de bala en la espalda. Estaba jugando con amigos durante los festejos por la llegada de la Navidad en la puerta de su casa de la calle Fraga 2545 del Barrio Pompeya, en Merlo, cuando ingresó a la casa aduciendo un ardor en la espalda, y allí los familiares comprobaron que tenía un balazo en la espalda.

El nene recibió la primera asistencia en el hospital Héroes de Malvinas, donde le hicieron los estudios y placas, y de allí lo lo trasladaron al Garrahan, en Capital. «Me dijeron que no va a ser necesario operarlo para sacarle la bala porque no comprometió ninguno de sus órganos. Le rozó el pulmón. Lo tuvieron que punzar para sacarle el aire que tenía en el pulmón, porque no podía respirar», contó Natalia, su mamá, a TN. «Está estable. Estamos viendo cómo evoluciona. Hay que esperar», señaló.

Fuentes policiales informaron esta mañana que en en los dos casos no hay hasta el momento detenidos, y las causas están siendo investigadas por el fiscal Alberto Ferrario, de la UFIJ 3 de Morón. (Clarin)

laura.barrios6@gmail.com-


Quizás tambien le interese...