Celebrando el Día Internacional del Té

Celebrando el Día Internacional del Té

Hoy se celebra el Día Internacional del Té, la segunda bebida más consumida en el mundo después del agua. Aprovechando esta fecha tan importante, el Gobierno de Misiones junto a la Secretaría de Agroindustria lanzaron la “Semana del Té Argentino”. El acto oficial de apertura se llevó a cabo el pasado 8 de diciembre en la sede del ITUREM de Puerto Iguazú, y el cierre será hoy en la sede la Casa de Misiones en Buenos Aires.

Visité China en varias oportunidades, y participé de ferias especializadas en infusiones, donde aprendí todos los secretos de esta infusión.   El té es una bebida milenaria, infusión de las hojas y brotes de la planta (Camelia Sinensis o Camelia Assamica).  Provienen principalmente de China continental, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia, Argentina y Kenia.

La planta de té se adapta mejor en climas tropicales y subtropicales, además necesita de lluvia aproximadamente 1250 mm por año, varios de los mejores sembradíos de té se encuentran a más de 1500 metros de altura, este factor hace que crezca más lento y las hojas intensifiquen su sabor. En Argentina se cultiva  el 95% en la provincia de Misiones y el restante 5% en la provincia de Corrientes. Se destaca en nuestro país la producción de té negro.  Existen distintos tipos de cosecha según el número de hojas que se arrancan de los brotes: Imperial (pekoe + 1), se toma la yema y una hoja. Se utiliza para elaborar tés especiales. Fina (pekoe + 2), se toma la yema y dos hojas. Para producir té de muy buena calidad. Ordinaria (pekoe + 3), se toma la yema y tres hojas. Brinda té de calidad corriente. También la clasificación del té puede ser por su oxidación: sin oxidación,  semifermentados y fermentados.

Té blanco – llamado así porque los pelos en la parte inferior de las hojas dan a las hojas de té secas un color blanco plateado. Son hojas jóvenes (brotes nuevos del arbusto) que no se han oxidado; los brotes pueden haber sido protegidos del sol para evitar la formación de clorofila. Se necesitan 80.000 brotes para producir apenas 250gr de té, este es el motivo por el cual su valor es elevado. Da una infusión de color muy pálido, y elegante.

Té verde – sin oxidación. Se obtiene poniéndolo a secar para eliminar la humedad e las hojas, con lo cual se inhibe la fermentación. Es el más consumido de China y Japón. Junto con el té blanco, es el que ha demostrado tener más virtudes terapéuticas. Suele ofrecer un aroma más herbal y delicado. Bajo porcentaje de teína – cafeína (8 a 16mg por taza).

Algunos tipos de té verde son: Bancha, Sencha,  Genmaicha (té verde con arroz tostado), Kokeicha, Lung Ching (manantial del Dragón), Matcha (té verde pulverizado que se utiliza en ceremonias japonesas del té), Gyokuro cuyo nombre (literalmente “rocío de jade”) se refiere al color verde pálido de la infusión.

Té Oolong – también llamado té azul – semifermentados.  Tiene un grado de oxidación media entre los tés negros y los tés verdes. Sus hojas son fermentadas cerca de la mitad del tiempo empleado en el té negro. Muy popular en Taiwán, tiene un sabor equilibrado.

Té negro – se obtiene después de un proceso de oxidación. Las hojas  recién recolectadas se extienden en habitaciones húmedas para que fermenten. Este tratamiento se prolonga entre 3 y 5 horas según la variedad, adquiriendo su característico tono verde oscuro o negro.  Su sabor es fuertes, se asemeja al café. Su nivel de cafeína es muy superior al del té verde. Las variedades comunes del té negro incluyen Ceilán (antiguo nombre de Sri Lanka, te de carácter delicado y aromático.  Assam (mucho cuerpo y color tostado) se cultiva en el nordeste de la India.  Darjeeling (considerado el champagne de los tés) por su delicado y fragante sabor. Se cultiva en las pendientes de los Himalayas indios

Té amarillo –  las hojas de estos tés se dejan madurar en lugar de fermentar. Son difíciles de conseguir. Tuve la oportunidad de beberlo en el Museo del té en Hong Kong. El Chün shan yin chin está considerado el mejor y más valioso de los tés amarillos. También el Mao chien y el Huang ta ch´a son otras variedades apreciadas.

Pu-erh –  también llamado en China té rojo, esta variedad sólo crece en la región de Yunnan a partir de té verde húmedo que se fermenta para oscurecerlo. También conocido como el “té del Emperador”, llamado así porque originalmente se reservaba solo a los altos mandatarios chinos, es muy utilizado hoy en día en algunas dietas por sus cualidades como “devorador de grasas”.

Cinco reglas de oro para disfrutar de una taza de té

  • Calentar la tetera.
  • Poner una cucharadita rasa de té por taza + una para la tetera.
  • Verter el agua antes de que hierva – 80° a 90°-.
  • Dejar reposar de dos a cinco minutos.
  • Llenar las tazas en dos tiempos.

 

Hasta la próxima semana!

 

 

 

Por Karla Johan 

(*) Sommelier



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE