#NavidadEnMisiones: Navidad, una historia que probablemente no inició en Belén…

#NavidadEnMisiones: Navidad, una historia que probablemente no inició en Belén…

Aunque existen diversas historias acerca del origen de esta efeméride (y algunas muy poco cristianas), la Iglesia Católica adoptó esta fecha para recordar el nacimiento de Jesucristo. Una fecha que permite a más de uno rememorar la unión familiar.

Cristianos y no cristianos se unen para conmemorar una de las celebraciones más importantes del año y aunque sus inicios parecen estar muy alejados de la cristiandad, es la oportunidad perfecta para disfrutar un tiempo en familia.

Un poco de historia

Según investigaciones realizadas por Infobae, salvadores y redentores del mundo supuestamente nacieron en diciembre, esto debido a una vinculación a leyes espirituales y cósmicas. Por ejemplo, los antiguos egipcios celebraban el 25 de diciembre el nacimiento de varias de sus divinidades más importantes, especialmente de Osiris, hijo de Geb y Nut. También festejaban a fines de diciembre el cumpleaños del dios Horus.

Los griegos afirmaban que sus dioses Dionisio y Adonis también nacieron en esa fecha. En el caso de la India, muchos siglos antes de la aparición del cristianismo, en esa misma fecha se celebraba el Parto de la Reina del Cielo. La gente adornaba sus casas con guirnaldas y flores y los parientes y amigos se intercambiaban regalos, como un anticipo de lo que hoy conmemoramos en Navidad.

Otras culturas como los chinos celebraban los días 24 y 25 de diciembre el solsticio de invierno. En esos dos días de fiesta el comercio cerraba sus puertas, igual que los tribunales y los centros sociales.

Entonces, ¿Cómo el cristianismo adoptó la Navidad como el nacimiento de Jesús?

¿Quién fue Mitra?

Aunque muchos no han escuchado sobre este personaje, los persas celebraban espléndidas fiestas en honor de Mitra, cuyo nacimiento festejaban el 25 de diciembre. Este dios, hijo de la virgen Anahíta, está muy relacionado a la fiesta que hoy conmemoran los cristianos.

Mitra fue traído a Roma en el año 62 DC por los legionarios que habían invadido Persia. Su culto se insertó tan fuertemente entre los latinos que durante tres siglos compitió contra el cristianismo y es que anualmente, cada 25 de diciembre, en todo el Imperio romano se celebraba el Natalis Solis Invictus (Natalicio del Sol Invencible). Es decir, la Navidad de Mitra.

Esta fiesta ocasionaba que los comercios no se abran y que reine un ambiente de carnaval.

El nacimiento de Jesús

No se sabe a ciencia a cierta la fecha del nacimiento de Jesucristo, no obstante en diciembre era casi imposible que haya sucedido. En el caso de los evangelios, Mateo dice que nació “en los días del rey Herodes”, pero Lucas afirma que nació “cuando Cirenio era gobernador de Siria”, es decir, diez años más tarde.

Por falta de apropiada documentación al respecto, los primeros teólogos cristianos no pudieron determinar la fecha exacta del nacimiento del Maestro. Así que la Navidad se celebraba a veces el 20 de mayo, a veces el 20 de abril. Por ello, para definir este tema, la Iglesia convocó uno de sus famosos Concilios. En el año 354, bajo el papado de Liberio, tomó la fecha de nacimiento de Mitra para declarar el 25 de diciembre como aniversario del nacimiento de Jesús.

A pesar de que la fecha elegida contradecía las escrituras, en vista que según Lucas, cerca de la cueva donde nació Jesús “unos pastores cuidaban por turno sus rebaños durante la noche”. En esa región es invierno en diciembre, y los pastores no podrían haberse expuesto a esos niveles de frío.

Y aunque los inicios de lo que hoy conocemos como Navidad se muestran multiculturales, es innegable no reconocer el legado que dejó Jesús, más allá de su fecha de nacimiento, un mensaje de amor y fe que no dejará de sorprender a la humanidad.

 

 

SPM

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE