Nene baleado en Posadas: los padres quedaron libres tras asegurar que el chico tomó el arma al verlos pelear y que el disparo se produjo en medio de un forcejeo

Nene baleado en Posadas: los padres quedaron libres tras asegurar que el chico tomó el arma al verlos pelear y que el disparo se produjo en medio de un forcejeo

Los padres del nene de 12 años que murió la semana pasada tras recibir un balazo en la cabeza en su casa del barrio Cocomarola Oeste de Posadas admitieron que el disparo se produjo cuando el chico forcejeaba con el padre policía, que pretendía sacarle la pistola reglamentaria.
Ayer, tanto el hombre, suboficial de la Policía, como su mujer, también empleada pública, fueron indagados por el juez de Instrucción Tres, Fernando Verón. Ambos admitieron que el drama se desató luego de una fuerte discusión en la que llegaron al borde de la agresión. Esta situación habría sido la que motivó al nene, llamado Rodrigo, a que tomara el arma del papá, que estaba en el vehículo familiar.

Según fuentes cercana a la investigación, la madre del niño habría sufrido severas agresiones por parte del marido quien violentamente le habría roto la ropa, alcoholizado con 1.3 alcohol en sangre, con elemento cortante. El niño y su hermanita presenciaron el hecho violento cuyo desenlace final terminó con la vida del niño en circunstancias investigadas. Se estima que las autoridades judiciales  dispondrán medidas tendientes a  proteger a la niña  quien declaró en camara Gesell, contando los hechos que pusieron al descubierto la conducta extremadamente violenta del padre ocultada por la madre, antes del hecho que terminará con la vida de Rodrigo.
Declararon que el niño, aparentemente cansado de las peleas de la pareja, hizo un ademán con la nueve milímetros en la mano, en clara intención de descerrajarse un disparo. Esto hizo que el policía se abalanzara sobre él para sacarle la pistola.
Tanto el suboficial como su esposa dijeron que hubo una especie de forcejeo, en la que padre e hijo cayeron y que en ese instante se produjo el tiro. El proyectil dio en la sien del nene, que murió al día siguiente en el hospital Pediátrico.

Antes de ser indagados por el juez, se mantuvieron en su mentira durante cinco días, ya que durante la investigación se constató que habían modificado la escena del crimen, además de que tardaron más de tres horas en dar aviso a la justicia. En el lugar se incautó la ropa rota y ensangrentada de la mujer.

Otras de las acusaciones falsas que utilizaron para encubrir el hecho fue que en el colegio al que asistía Rodrigo sufría bullying por parte de sus compañeros. Luego de la declaración de ambos ante juez, dejó a la luz que el chico quiso salvar a la mamá y terminó muerto.
En un primer momento, la pareja dio una versión diferente. Pero como los expertos de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial y de la Policía Científica de la Unidad Regional X establecieron la real secuencia de los hechos, el juez Verón ordenó la detención del matrimonio.
Este martes, ambos recuperaron la libertad. Fue luego de su declaración y después de que la fiscal de Instrucción Tres, Adriana Herbociani, se pronunciara a favor de un cambio de carátula: de homicidio calificado a homicidio culposo.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE