Con 800 km de fibra óptica habilitados y otros 600 km por habilitar, Marandú busca llevar conectividad a cada municipio y escuela misionera

El presidente de la empresa, que es una sociedad del estado de Misiones, Marcelo Rodríguez, contó los avances del trabajo que empezó en 2014 y que si bien al asumir el actual gobierno nacional, se quedó sin financiamiento, continuó con fondos provinciales y la colaboración de los empresarios locales.

En el mundo y el país las comunicaciones y telecomunicaciones son manejadas por grandes empresas que brindan estos servicios. Misiones cuenta con Marandú Comunicaciones, que una empresa provincial, que tiene como objetivo dotar a la provincia con tecnologías de conectividad.

Rodríguez, diferenció que las grandes empresas privadas invierten donde es negocio, y puedan luego recuperar lo que hizo. Sin embargo tener en Misiones una empresa de telecomunicaciones permite que se despliegue la fibra óptica donde se necesite, donde haya un misionero.

Marandú lleva más de 800 km de fibra óptica funcionando en la provincia y 600 km de obra del ducto que luego conducirá esta fibra óptica, por ser habilitados. Además, lleva internet a casi todos los organismos provinciales que existen en Posadas y ha iniciado un Plan de Conectividad Escolar que conectará a casi 2 mil establecimientos. También trabaja en la ley provincial EFAs 4.0 que busca modernizar a las escuelas agrícolas y en un futuro volcar estos contenidos en las familias y el desarrollo agrícola provincial. Se espera finalizar con la obra para el 2020 y así llevar el Plan de Conectividad a cada comuna, y centro educativo de la provincia.

“Hoy le estamos dando internet a todas las entidades públicas provinciales, y en Posadas tenemos una red urbana de 60 km, que une a todos los organismos del Estado” explicó Rodríguez, quien además argumentó que esto no solo permite que tengan internet, si no que habilita la interacción de las dependencias.

Solo entre 8 y 10 provincias argentinas cuentan con su propia empresa de comunicaciones, el resto depende de la oferta y la demanda de las empresas privadas, para estar conectados.

Recientemente la obra llegó a Bernardo de Irigoyen, que se abastecía de Internet a través de prestadores de Brasil. En este municipio ya fue habilitado el nodo que ingresa el servicio al municipio y se provee al edificio municipal y a una plaza con internet libre. La semana próxima será habilitada oficialmente, y casi en simultáneo sucederá lo mismo con Andresito. En diciembre será el turno de San Antonio, Wanda e Iguazú y con eso concluirán el 2018.

Para fin de año entonces quedaría habilitada toda la Ruta 14. Y en la Ruta 12 la conectividad cruza de Andresito a Wanda por la Ruta 19 y allí sube hasta Iguazú. Mas abajo la obra ya está realizada pero todavía sin fibra óptica, por lo que actualmente Marandú articula con la cooperativa de Puerto Rico que tiene fibra óptica hasta Ruiz de Montoya y desde allí la empresa provincial también tiene la obra realizada en la Ruta Nº 7 desde Aristóbulo del Valle a Jardín América y Ruiz de Montoya. “Tenemos 30 km que haríamos a principio del año que viene e intercambiaríamos pelos de fibra con la Cooperativa de Puerto Rico y habilitaríamos el nodo de Ruiz de Montoya, Capioví y Puerto Rico. Así tendríamos presencia en esa zona de la 12 que conectando con Montecarlo y Eldorado se sumaría a la red provincial que ya se está proyectando para los primeros meses del año que viene” explicó Rodríguez.

En algunos de los municipios a los que Marandú llegó, son luego los empresarios locales de las telecomunicaciones, los que desarrollaron una red de fibra óptica interna para llegar al usuario final. Se trata de una red de fibra hasta el hogar. Sucedió en municipios como Dos de Mayo, San Vicente, Montecarlo, Campo Viera, Irigoyen, Garupá, y en Posadas por el momento únicamente en Itaembé Guazú, dado que el resto recibe internet a través de empresas de televisión o de telefonía.

De esta manera el empresario que antes se preocupaba por cómo hacer que llegue internet al municipio, ahora solo debe encargarse de la distribución interna.

Además, Marandú es parte del programa EFAs 4.0 junto a la Escuela de Robótica. El objetivo es convertir a la EFAs en 4.0, dado que la tecnología llegó al mundo del agro tradicional, sumando trabajo en la nube, la inteligencia artificial, la robótica y los sensores. La semana pasada se comenzó a trabajar oficialmente con la EFA de Santa Rita de Alba Pose y la EFA San Antonio de Azara, donde ya tienen conectividad con la fibra óptica, y distribución dentro de la escuela, además de su kit de robótica.

También la compañía misionera desarrolla junto al gobierno provincial y al Ministerio de Educación, un Plan de Conectividad Escolar que pretende llegar a casi 2 mil escuelas. Ya hay más de 400 escuelas conectadas y 150 en obra para ser conectadas en los próximos días. “Es una política de estado, avanzar en la conectividad y en dar las herramientas a los misioneros” concluyó Rodríguez.


Marcelo Rodríguez – Radio Libertad



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE