TECHO presentó 10 propuestas para superar la situación de pobreza en los barrios populares en su 1º Cena Anual

TECHO presentó 10 propuestas para superar la situación de pobreza en los barrios populares en su 1º Cena Anual

 

En el día  jueves 8 de noviembre, la organización social TECHO llevó a cabo su 1ra Cena Anual, desde las 20hs, en el Salón “Puerta del Sol” del Complejo La Aventura. El evento reunió a más de 120 personas, entre ellas, el Gobernador Hugo Passalaqua, autoridades nacionales, provinciales, legisladores/as, empresarias/os, artistas, referentes sociales y periodistas.

Este año, TECHO cumple 15 años trabajando con los vecinos y vecinas de los barrios populares del país, buscando superar la situación de pobreza en la que viven. “Desde que empezamos nuestro trabajo en Argentina pudimos aportar para que la problemática de los asentamientos sea reconocida por la sociedad y el Estado, como la principal deuda social de fin del siglo pasado y principio de este. Debemos y podemos lograr que en los próximos 15 años el problema se encamine a ser superado con soluciones de fondo y sustentables. Por eso presentamos 10 propuestas para la integración de los asentamientos”, señaló David Villarroel, Director General de TECHO en Misiones.

 

Entre los/as participantes del evento se encontraban el Gobernador, Hugo Passalacqua; el Ministro de Desarrollo Social, Lisandro Benmaor; la Ministra de Desarrollo Social, Lilia Tiki Marchesini el Presidente del Concejo Deliberante, Fernando Aníbal Meza;los Diputados Provinciales, concejales, el Consejo Disertante de Posadas, miembros de la Cámara de Representantes, referentes de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, el Presidente Carlos María Beigbeder  empresarios, referentes comunitarios, académicos y líderes de opinión.

 

La recaudación total fue $260.700.- y será destinada a continuar el trabajo de vivienda y mejoramiento de hábitat que lleva a cabo la organización en los asentamientos de Misiones.

 

El evento fue conducido por Belén Hernández y Guido Encina y los shows en vivo estuvieron cargo de Joselo Schuap y la banda “Segundo Piso”. La Cena Anual de TECHO contó con la colaboración de La Aventura Salón de eventos, Deejay Center, Impreco y Festichola Mobiliarios, Misiones Cuatro, Borcom, Plastimi, Jota Be Distribuciones, Total Center Distribuciones, DaVinci, Aguas Misioneras. La organización cuenta con una alianza anual con Banco Hipotecario y con Familia Bercomat, que apoyan el trabajo de desarrollo comunitario en asentamientos durante todo el año.

 

A continuación, las 10 propuestas de TECHO para trabajar por la situación de pobreza en los asentamientos:

 

1) Política de Estado elaborada por una Mesa intersectorial de Hábitat

 

Donde se definan metas y lineamientos para los próximos 15 años, con consenso de todo el arco partidario. Deberán estar todos los actores sociales relevantes: organizaciones de base, organizaciones sociales, academia, periodistas, empresas y los tres poderes y niveles del Estado.

 

2) Plan de Cero Emergencia Habitacional

 

Queremos que nuestra vivienda no sea el TECHO, sino el “piso” habitacional de cualquier familia. Con el 15% del presupuesto de Vivienda de 2018 o el 3% durante cinco años ninguna persona en argentina vivirá en la tierra o con techos que se les lluevan.

 

Mientras se piensa y acuerda el largo plazo, hay que ocuparse masivamente de las miles de familias en pleno siglo 21 que viven en extrema emergencia habitacional.

 

La vivienda transitoria de TECHO demostró científicamente su impacto y mejora en comparación con la política pública actual de entrega de chapas o casillas más caras, precarias, y de la cual no hay impacto demostrado.

 

3) Regularización dominial de los asentamientos

 

La Ley de Integración Sociourbana y de Regularización de Barrios Populares aprobada recientemente por el Congreso Nacional es un gran avance. Sin embargo, debemos lograr su adecuada implementación. Luego, hay que avanzar sobre otras situaciones de irregularidad en la tenencia.

 

4) Fondo histórico para urbanización de asentamientos

 

En 2017, solo el 7% de los asentamientos registrados en el Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) recibieron inversión pública para su urbanización. Tenemos que aumentar enormemente la más redituable de las inversiones que la sociedad moderna conoce: agua, asfalto, cloacas y redes seguras de electricidad y gas. Para ello necesitamos una gran convicción y acuerdo político.

 

5) Incentivos para buenas prácticas municipales

 

Los municipios son clave para la variable fundamental del acceso al hábitat: la regulación del suelo. Debemos premiar a los municipios que estén haciendo las cosas bien en este eje (pocos) con mayor asignación presupuestaria nacional. Así lograremos que pronto sean muchos más para facilitar la urbanización necesaria y para cortar con la generación continua de informalidad.

 

6) Desarrollo productivo de la economía popular

 

Sin políticas orientadas a fomentar el desarrollo productivo de la economía popular (o informal) -quienes hacen “changas”, quienes tienen un quiosco en la puerta de su casa, los pequeños emprendimientos familiares-, la meta de superar la “pobreza dura” será imposible.

 

Se trata de transferir capacidades productivas -no plata, tal vez sea más simple, pero insustentable en el largo plazo-. Es necesario transferir créditos, conectar redes de comercialización, instalar centros estatales de acopio en los municipios. En pocas palabras, la construcción de un puente que conecte a los/as más vulnerables con el mundo de la economía formal.

 

7) Involucramiento de habitantes de asentamientos en cargos públicos

 

No alcanza con que sean protagonistas de los procesos de urbanización de sus barrios. Necesitamos que el país en el que 1 de cada 10 personas vive en un asentamiento tenga mayor representación en cargos públicos. Queremos un Congreso y legislaturas donde los/as vecinos/as de los barrios populares sean legisladores.

 

8) Planificación territorial Nacional, Provincial y Municipal

 

Todos los expertos y el sentido común concuerdan: no es posible un territorio justo, equitativo y democrático sin planificación territorial. Es necesaria a nivel Nacional, Provincial y Municipal. La asignación de fondos nacionales deben ir beneficiando a las provincias y municipios para que den pasos en este sentido.

 

9) Generación de oferta de suelo urbanizado accesible

 

La Planificación Territorial es condición necesaria pero no suficiente. Será también fundamental evitar la generación de nuevos asentamientos con un aumento considerable de la oferta de suelo urbanizado accesible y con preferente derecho a la ciudad. A la sociedad entera nos conviene que las familias más vulneradas vivan en zonas de la ciudad donde el acceso a los bienes públicos sea preferencial.

 

10) Reducción de la estigmatización y aumento de la solidaridad nacional

 

En 2018, aún 4 de cada 10 argentinos/as cree que las personas que viven en asentamientos lo hacen por elección propia. Hay que lograr reducir esta profunda barrera invisible de la “aporofobia”, a partir de masificar y popularizar las historias de lucha incansables de los millones de habitantes de los asentamientos. No es posible una sociedad equitativa y justa sin solidaridad. No es posible una sociedad solidaria si se estigmatiza y criminaliza a la pobreza.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE