Tapándose el rostro con el pelo y dando la espalda a los parientes de la víctima, Rocío Santa Cruz afronta el primer día del juicio en su contra

Tapándose el rostro con el pelo y dando la espalda a los parientes de la víctima, Rocío Santa Cruz afronta el primer día del juicio en su contra

Con la lectura del auto de elevación a juicio, comenzó esta mañana, a las 9.15, en el predio del Palacio de Justicia el debate oral y público  a Rocío Santa Cruz, la abogada, ex modelo y ex Miss Argentina, acusada de haber atropellado al inspector de tránsito municipal Ramón Victor “Topo” Cabrera, el 31 de enero de 2016, en Posadas.

 

La sala de debates de la Justicia Correccional y de Menores está repleta, de familiares de la víctima y de la acusada.

 

La imputada se presentó con sus abogados Eduardo Paredes y José Luis Rey. Cubriéndose el rostro con el pelo, evitó los flashes de las cámaras. Y dio la espalda al público presente en el recinto.

 

La estrategia de la defensa de la abogada será argumentar la supuesta imprudencia de Cabrera a la hora de conducir su moto y el presunto grado etílico que, sostiene, exhibía al momento del hecho.

 

Santa Cruz, quien buscó por distintos medios evitar el juicio, está acusada del delito de “homicidio culposo”. Puede recibir una pena de hasta cinco años de cárcel. Es juzgada por el magistrado César Raúl Jiménez.

 

Habrá audiencias el 15, 20 y 21 de noviembre. Por jornada declararán tres o cuatro testigos. En la primera, fueron citados Claudio Ferreyra (pareja de la abogada), Juan Carlos Vázquez (el perito policial que hizo un informe sobre el choque) y Rubén Rodríguez Dos Santos (perito de parte).

 

También la acusada tendrá la posibilidad de declarar.

 

 

Santa Cruz será asistida legalmente por el abogado particular Eduardo Paredes. En tanto que en la acusación estará la fiscal María Laura Álvarez.

 

Cabrera fue impactado por el auto que guiaba Santa Cruz la mañana del 31 de enero de 2015, alrededor de las 5.50. Tras el choque, lo dejaron tirado. Murió al rato. Santa Cruz recién al mediodía se presentó ante las autoridades. A las 12.55, la alcoholemia le dio 0,88. Una proyección que se hizo teniendo en cuenta el horario en el que sucedió el hecho concluyó que cuando embistió a la moto del inspector de tránsito, tenía 1,45 de alcohol en sangre.



Quizás tambien le interese...