“Los países capitalistas temen que los pobres se consuman las materias primas del futuro”, aseguró el Obispo de Posadas

“Los países capitalistas temen que los pobres se consuman las materias primas del futuro”, aseguró el Obispo de Posadas

En una entrevista con radio Tupá Mbaé, el Obispo de la Diócesis de Posadas, Juan Rubén Martínez, se refirió a la última reunión de la Conferencia Episcopal Argentina de la que participó, realizando un breve repaso de los temas tratados y haciendo hincapié en la preocupación de la iglesia por la pobreza, de la que aseguró será más grave en el futuro, destacando que, “los países capitalistas temen que los pobres se consuman las materias primas del futuro”.

Juan Rubén Martínez. Radio Tupambaé

Comentó que la Conferencia Episcopal se reúne dos veces al año y participan todos los obispos de la Argentina donde hay 60 diócesis. “Nos juntamos en Pilar, que es una casa de retiros que pertenece a la Diócesis de Buenos Aires que se llama Cenáculo”.

Agregó que siempre la primera parte se dedica a discernir dentro de la realidad y las preocupaciones que trae cada uno de su región, “en esta oportunidad se volcaron muchos temas, también en el programa estaba el tema ecológico porque un cardenal a cargo de una comisión de la Santa Sede y un argentino son los encargados del tema ecológico, la difusión de (la Encíclica del Papa Francisco) Laudato Si. Muy interesante, algunos problemas que por ahí no es piensan y son problemas que de alguna manera la humanidad tendría que estar pensándolos a largo plazo y por supuesto el tema del presupuesto económico, el recorte del subsidio que el Estado estaba dando a la Iglesia”.

El Obispo Martínez, enfatizó que hubo coincidencia entre los presentes sobre en una preocupación recurrente en estos tiempos, “una sensación que todos los obispos percibimos en nuestras Diócesis es el tema de la pobreza. Es un tema muy preocupante porque la pobreza ya llega al tema de la comida, el hambre, de una clase media que muchas veces no llega a fin de mes”, para agregar que desde su óptica que “esta tan sensible la política, si uno habla de la corrupción es porque está en contra del kirchnerismo parecería, si uno habla de la pobreza porque está en contra del macrismo, muchos periodistas analizan cualquier cosa, tienen una sensibilidad para decir, uh la Iglesia esta con esto, la Iglesia esta con lo otro”.

Agregó el prelado, refiriéndose los obispos, que “nosotros, como pastores, no podemos estar sometidos a los medios y no podemos operar y obrar de acuerdo a, o actuar para los medios, para que los medios estén contentos, estén tristes, no se enojen o nos critiquen. Nosotros tenemos que obrar de acuerdo a nuestra conciencia de pastores, tenemos que ser líderes obrar con libertad de conciencia de acuerdo a las preocupaciones que tenemos, después si nos interpretan que es nuestra propia conciencia y la conciencia nuestra sale el tema fuerte de la pobreza”.

Comentó que mientras se dirigía a la radio escuchó una nota que realizaron con un dirigente de los tareferos que están acampando en la plaza 9 de Julio, “la verdad que uno se preocupa mucho, más allá de esta situación que cada año se reitera, este es un circuito muy lamentable que está instalado en nuestra provincia desde hace mucho tiempo, casi desde siempre y no se han dedicado a ver dónde están las irregularidades de porque unos están tan mal y de pronto otros están tan bien. Requiere un pensamiento solidario pero también un pensamiento técnico que estudie analíticamente una solución”

Agregó que este es uno de los problemas, “también tenemos los barrios de Posadas, Garupá pero también de otras ciudades de la provincia donde hay muchos sectores que viven en la marginalidad, hay asentamientos donde la gente sobrevive, es un tema muy preocupante”.

Mencionó el comentario de uno de los obispos que participó de la Conferencia Episcopal sobre la pobreza, “un obispo dijo que la pobreza así como esta en el mundo no tiene solución, porque no estudiamos lo que va a pasar en el 2030, la revolución tecnológica, así como fue la revolución industrial saca gente del trabajo, el avance de la tecnología reduce la cantidad de personal. La revolución tecnológica elimina el trabajo y es un tema que no se estudia. No se puede estudiar la macroeconomía solo financieramente, el trabajo es un elemento constitutivo de la economía, el Papa Juan Pablo II saco un documento sobre el trabajo y él sostenía la prioridad del trabajo sobre el capital, porque tendría que ser el que genera el capital, pero en la sociedad actual todo es la parte financiera, no el trabajo”.

El Obispo de Posadas insistió sobre la pobreza en que, “nuestra gente padece esto gravemente, nadie habla de esto, los economistas no hablan, la falta de trabajo genera bolsones cada vez más grandes de pobreza y en el mundo esto es muy grave no solamente en Argentina. El crecimiento poblacional lo consideran un problema, para los grandes países capitalistas la clave es la eliminación de la población, porque donde está la población del mundo, Africa, América Latina, hay materias primas y temen que los pobres se consuman las materias primas del futuro, este es el tema”, recordando que el domingo se celebra la Jornada Mundial de la Pobreza.

Volvió Martínez sobre los medios de comunicación, “los grandes medios porteños” y sus análisis sesgados sobre las posturas de la Iglesia y el Papa Francisco referidas a la pobreza, “apenas decimos esto dicen el Papa es comunista”, para aseverar que “tenemos que hablar nosotros como pastores, como Conferencia Episcopal, porque cualquier cosa que decimos nos endilgan el Papa les mando decir, una cosa lamentable la superficialidad y la vanalidad de algunos medios”.

Insistió que el tema de la pobreza salió como un tema que preocupa a los obispos y “no es ligado a los partidismos, está ligado a nuestra preocupación porque nosotros sobrevivimos si nos cortan un subsidio vamos a seguir, el tema es la gente, más allá de lo que digan el problema está, el problema de los tareferos existió y sigue existiendo y no tiene solución hasta ahora” y recordó el trágico accidente en el que fallecieron cuatro tareferos que eran trasladados en un camión sobre las ponchadas, comentando que cuando se acercó al hospital a visitar a los heridos se enteró como viven y trabajan los tareferos, calificando a esta situación como un “circuito perverso”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE