Copa Libertadores: River recupera a Leonardo Ponzio y espera por Ignacio Scocco

Copa Libertadores: River recupera a Leonardo Ponzio y espera por Ignacio Scocco

El volante se recuperó de una lesión muscular y el delantero aún tiene molestias en el gemelo derecho.

El día después de la primera final de la Copa Libertadores, el plantel de River descansó. Y también lo hará este martes ya que retomará los trabajos el miércoles. Aunque Marcelo Gallardo y su cuerpo técnico no paran y diagraman los entrenamientos de cara al partido decisivo, el 24 en el Monumental. Pensando en ese encuentro, el equipo de Núñez recuperará a su símbolo, Leonardo Ponzio, y también trabajarán para tener a Ignacio Scocco en condiciones.

Ponzio es mucho más que el capitán de River. Es el emblema del plantel, tanto adentro como afuera de la cancha. El que lleva el estandarte. El león que deja hasta la última gota de sudor. Y en estos partidos su presencia se agiganta. Basta con detenerse a observar la repercusión que generó la especulación sobre su posible aparición en el campo de juego o al menos en el banco de suplentes este domingo en la Bombonera.

O al repasar sus producciones en los duelos mano a mano contra Boca en los últimos años. Entre los dos encuentros de las semifinales de la Sudamericana 2014, los de los octavos de final de la Libertadores 2015 y el de la Supercopa Argentina de este año, registra un promedio Clarín de 6,4. “Había trabajado a la mañana en el Monumental y respondió bien pero hubiésemos corrido mucho riesgo si lo metíamos”, afirmó una voz cercana al plantel.

Es que el santafesino venía de una pequeña ruptura fibrilar en el isquiotibial derecho sufrida en el partido de vuelta de las semifinales con Gremio. Pero ya está recuperado y desde el miércoles comenzará a trabajar a la par del plantel y estará el 24 en el campo de juego del Monumental.

Scocco es un goleador implacable. Lleva 28 goles en 57 en partidos en River. Y dos de ellos fueron para definir dos de los tres Superclásicos oficiales que se jugaron este año. Anotó el segundo gol en la final de la Supercopa Argentina en Mendoza y también en el de la Superliga en La Boca. Tiene, además, un promedio de 6,33 en sus tres enfrentamientos contra el equipo de la Ribera, vistiendo la banda roja. También se especuló con su presencia en el banco de suplentes el domingo en la Bombonera.

O al repasar sus producciones en los duelos mano a mano contra Boca en los últimos años. Entre los dos encuentros de las semifinales de la Sudamericana 2014, los de los octavos de final de la Libertadores 2015 y el de la Supercopa Argentina de este año, registra un promedio Clarín de 6,4. “Había trabajado a la mañana en el Monumental y respondió bien pero hubiésemos corrido mucho riesgo si lo metíamos”, afirmó una voz cercana al plantel.

Es que el santafesino venía de una pequeña ruptura fibrilar en el isquiotibial derecho sufrida en el partido de vuelta de las semifinales con Gremio. Pero ya está recuperado y desde el miércoles comenzará a trabajar a la par del plantel y estará el 24 en el campo de juego del Monumental.

Scocco es un goleador implacable. Lleva 28 goles en 57 en partidos en River. Y dos de ellos fueron para definir dos de los tres Superclásicos oficiales que se jugaron este año. Anotó el segundo gol en la final de la Supercopa Argentina en Mendoza y también en el de la Superliga en La Boca. Tiene, además, un promedio  de 6,33 en sus tres enfrentamientos contra el equipo de la Ribera, vistiendo la banda roja. También se especuló con su presencia en el banco de suplentes el domingo en la Bombonera.

De hecho, su camiseta estaba colgada en el vestuario vestuario visitante. Pero Nacho no estaba para jugar. En los estudios médicos no salió una lesión de gravedad pero aún tiene molestias en el gemelo derecho. Y como todavía quedan casi dos semanas para la revancha, lo llevarán de a poco, sin apuros. Es que ante la ausencia de Rafael Borré por haber llegado al límite de amarillas, la presencia del ex Newell’s se hace indispensable. Aunque, para jugar en el lugar del colombiano, tampoco hay que descartar a Rodrigo Mora, quien ya se encuentra bien físicamente después de algunos entrenamientos en forma diferenciada.

Por otra parte, ¿qué hará el Muñeco con el planteo táctico? ¿Sorprenderá de nuevo? Incluir a Lucas Martínez Quarta y poner 5 defensores, al menos en el primer tiempo, le resultó tácticamente. Al margen de que el resultado fue adverso y se fue 1-2 al descanso, River dominó por momentos a Boca y tuvo pasajes de buen juego, siendo un equipo compacto, con los laterales soltándose al mediocampo, seguridad en los toques y Pity Martínez siempre bien ubicado para lastimar. Le faltó plasmarlo en la red.

¿Jugará de nuevo con cinco defensores en el Monumental? Difícil. Buscaría otro dibujo táctico. En ese caso, saldría Lucas Martínez Quarta y volvería a un planteo con cuatro mediocampistas. Con la vuelta de Ponzio, hay que ver si sale Enzo Pérez o si el ex Valencia mantiene su lugar y el que espera en el banco de suplentes es Ignacio Fernández, quien entró en el segundo tiempo en la Bombonera.

Y otra cosa en la que trabajará River es en pulir los detalles (sobre todo en las pelotas parada), esos que terminan definiendo esta clase de partidos.

En Núñez no se confían. Saben que tras el 2-2 en la Bombonera está todo abierto y que tendrá que tener mucha concentración en el partido de vuelta. “Con trabajo y humildad ganamos todos”, es el slogan que está escrito en el vestuario millonario. Y esa es la línea que baja desde Marcelo Gallardo. Trabajo, humildad y sacrificio. Y también, tener siempre la guardia alta, claro. (Clarin)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE