Martín Oria: “En 30 años de comerciante nunca vi a Encarnación vacía y a Posadas vacía al mismo tiempo”

Martín Oria: “En 30 años de comerciante nunca vi a Encarnación vacía y a Posadas vacía al mismo tiempo”

El comerciante gastronómico y titular de la Asociación Misionera de Bares, Restaurantes, Hoteles y Afines (AMBRHA), Martín Oria, aseguró que “no hay plata en la calle” y que eso se está sintiendo en el comercio a ambas márgenes del Paraná. Consideró que ante ese contexto muchas empresas de la región no estarán en condiciones de afrontar el pago del bono de fin de año que reclaman los sindicatos nacionales y la Nación estaría dispuesta a convalidar.

 

Oria advirtió que el plan del Gobierno nacional de secar la plaza de pesos para frenar al dólar está generando una fuerte caída del consumo que está complicando al comercio. “Hay una particularidad que no la vi en casi 30 años de comerciante: nunca vi una Encarnación vacía y que Posadas también esté vacía, o era una o era otra. El dólar alto nos sirve para que no crucen los posadeños a comprar a Paraguay, el problema es que la gente, entre el endeudamiento que tiene con las tarjetas, con los préstamos, con los planes de ahorro de los autos que suben mes a mes, la suba de los servicios y del combustible y todavía está faltando una suba muy fuerte que es la del transporte, todo eso lleva a que no haya plata en la calle, el consumo está totalmente parado”, señaló.

 

Consideró que el bono de fin de año que reclaman las centrales sindicales para compensar en parte a los trabajadores cuyos salarios crecieron muy por debajo de la inflación, es una medida bien orientada en el sentido de que inyectará dinero para reactivar el consumo, pero advirtió que no todas las empresas podrán pagarlo y reclamó que se contemplen las asimetrías regionales.

 

“De nuevo el Gobierno nacional sigue cortando al país como si todos fuéramos porteños. Un petrolero que trabaja en el sur gana 80 mil pesos, esas empresas que hoy están exportando gas seguramente pueden pagar 5.000, ahora una parrilla de la ruta 14 en el interior de Misiones no puede pagar 5.000 pesos a sus empleados. Lo mismo pasa en la hotelería, un 5 estrellas que recibe extranjeros y vende en dólares seguramente podrá pagar el bono, pero un residencial de nuestra zona seguramente no”, señaló.

 

Finalmente cuestionó una falta de visón federal. “Queremos ser un país federal y no lo somos ¿Por qué los misioneros pagamos el combustible más caro que los porteños, encima que nosotros no tenemos gas y necesitamos el combustible para producir y transportar la producción?”, se preguntó.

JRC EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE