El presidente de CAME pide que el bono de fin de año sea de pago voluntario y a cuenta de futuros aumentos

El presidente de CAME pide que el bono de fin de año sea de pago voluntario y a cuenta de futuros aumentos

El titular de la entidad más representativa del sector pyme del país, Gerardo Díaz Beltrán, brindó detalles de la reunión realizada ayer con el ministro de Industria y Trabajo, Dante Sica, y los principales referentes de la CGT. Aseguró que hasta ahora no hay decisión tomada en relación al bono de 5.000 pesos que exigen los sindicatos. Afirmó que la gran mayoría de las pymes del interior no están en condiciones de pagarlo. Consideró que el beneficio debería ser de pago voluntario y remarcó que en el país hay diferencias regionales muy marcadas.

 

Con la amenaza latente de un paro general, representantes de los sectores empresarial, sindical y de Gobierno siguen evaluando la posibilidad de otorgar un bono de fin de año que compense a los trabajadores cuyos salarios aumentaron este año mucho menos que la inflación. Ese fue el tema central de una reunión que se hizo ayer en Buenos Aires y de la que participaron  representantes de las principales cámaras del sector privado; los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña y el ministro de Industria y Trabajo, Dante Sica y su secretario de Trabajo, Jorge Triaca.

 

Los principales medios periodísticos porteños reportaron que en dicha reunión se había acordado un bono de fin de año de 5.000 pesos que se pagaría en dos cuotas –la primera en noviembre y la segunda en enero- pero uno de los que participó en ella -el presidente de la CAME, Gerardo Díaz Beltrán- afirma que todavía no hay nada definido. “No está cerrado, como en algunos lugares se está planteando”, dijo en diálogo con Radio República de Posadas.

 

“Se planteó la necesidad de pagar un bono a fin de año. La parte gremial arrancó con un monto exorbitante, se terminó acordando en 5000 pesos a pagar en dos cuotas diciembre y enero. Representantes de pymes de distintas actividades dijimos claramente que así como están las cosas y en esta etapa del año no todos van a poder pagarlo, así como hay sectores comerciales que seguramente sí van a poder pagarlo”, señaló.

 

El dirigente empresarial llamó la atención respecto a las diferencias regionales. “El impacto de 5000 pesos no es el mismo en los grandes centros de consumo como Buenos Aires que en nuestra provincia (Misiones), tenemos otras realidades. Planteamos que no puede ser obligatorio, tenemos que discutirlo por segmento y en el hipotético caso que hayan sectores en condiciones de pagarlo, debería ser a cuenta de paritarias futuras que estamos ya con presión de los mercantiles para abrirlas”, dijo.

 

Díaz Beltrán también rechazó la posibilidad de abrir una línea de crédito para pagar el bono. “No conseguimos sacar créditos para invertir ¿Vamos a sacarlos para pagar un bono?”, se preguntó.

 

También se refirió al tema el ministro Sica. En entrevista con una radio de Buenos Aires dejó entrever que el bono será obligatorio para todos los privados y que se buscará alguna vía de financiamiento para las empresas que no lo puedan pagar.

 

Desde la CGT en tanto, volvieron a supeditar la convocatoria a un paro general al pago obligatorio del bono de fin de año. “El último acuerdo no lo cumplieron, queremos que salga por decreto”, enfatizó Héctor Daer.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE