El sedentarismo y la falta de educación nutricional, entre las principales causas de la obesidad infantil

El sedentarismo y la falta de educación nutricional, entre las principales causas de la obesidad infantil

La falta de educación en materia nutricional, tanto de padres como de los niños, el ritmo de vida de la sociedad actual y la falta de tiempo para preparar comidas más caseras y saludables son factores que, sin dudas, impactan en la prevalencia de obesidad infantil.

 

Argentina lidera el ranking de obesidad infantil en Latinoamérica, con cifras de 10% de niños menores de 5 años con obesidad y con casi 50% de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes en edad escolar.

El sedentarismo es más notable en los niños actuales por distintas causas, entre las cuales prevalecen el exceso de utilización de dispositivos electrónicos (televisión, computadoras, celulares, tablets, etc.) y el poco tiempo disponible por parte de los adultos para hacer actividades al aire libre. Debemos promover el juego dinámico en los niños, lo cual además de ser positivo desde lo físico, también mejora la relación con sus pares y familiares, agiliza la mente y ayuda a la autoestima y el compañerismo, entre tantos otros beneficios.

En cuanto a la educación alimentaria, si bien ha mejorado mucho en los niños, ya que desde temprana edad en la escuela se habla más de alimentación saludable, muchas veces, nos encontramos con niños informados, pero, con padres que no lo están, lo que significa un conflicto para llevarlo a cabo.

La importancia de que los adultos se informen sobre alimentación saludable radica en que los niños copian las conductas de sus padres, por lo cual, no basta con saber, sino también, de demostrarlo con los hábitos día a día. No se trata de prohibir alimentos ni mucho menos, sino de conocer las proporciones adecuadas de cada grupo (frutas, verduras, cereales, legumbres, lácteos, carnes y huevo, azucares y cuerpos grasos) con el objetivo de lograr un equilibrio de nutrientes.

Los niños están en plena etapa de crecimiento y desarrollo, por lo cual necesitan muchos nutrientes indispensables, presentes en todos los alimentos antes nombrados, siendo de suma importancia la incorporación diaria de la mayor variedad posible, siempre dentro de las posibilidades de cada familia.

Educación alimentaria también incluye estrategias para optimizar y aprovechar al máximo el presupuesto destinado a la alimentación con el fin de elegir aquellos alimentos que realmente nos aporten nutrientes y no solo calorías, como es el caso de bebidas gaseosas, golosinas, snacks, etc. En nuestra región tenemos la opción de poder comprar alimentos frescos en ferias francas, los cuales, además de ser más económicos, son mas saludables.

Un niño con obesidad es una persona con alto riesgo cardiovascular, con predisposición a enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión arterial, dislipemias (alteraciones del colesterol), mayor riesgo de infartos, ACV, problemas renales, e incluso, el cáncer. Tomemos conciencia de que el momento de actuar es ahora.

 

M.P. n° 147

Contacto: https://www.facebook.com/nutricionmisiones/

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE