En los primeros nueve meses del año, el déficit primario se redujo 47% en términos reales y 1% en términos del PBI

En los primeros nueve meses del año, el déficit primario se redujo 47% en términos reales y 1% en términos del PBI

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció este lunes el resultado fiscal de septiembre, que mostró un déficit fiscal primario de $22.854 millones, que representa una baja de 27,1% a lo registrado en el mismo mes de 2017. “Vamos a seguir trabajando para que Argentina pueda retomar la senda del crecimiento que tuvimos hasta el primer trimestre de 2018″, afirmó el titular del Palacio de Hacienda.

 

Debido a la suba de 66,5% en el pago de intereses, por el efecto de un mayor tipo de cambio sobre los intereses en moneda extranjera y de la tasa de interés sobre los títulos con cupón variable, el resultado financiero mostró en el noveno mes un alza de 9,1% interanual (i.a.), que de todas maneras implica una reducción real de 22,3%.

 

De esta forma, el déficit primario de los primeros nueve meses alcanzó los $ 153.315 millones, que equivalen a 1,1% del PBI. Es destacable que durante el mismo período del año pasado había sido 2,1% del Producto. Asimismo, en términos nominales, el déficit fue 31,1% menor que en enero – septiembre de 2017, mientras que en términos reales, la baja fue de 47% con respecto a igual período del año anterior.

 

En el marco del cumplimiento de la meta fiscal de seguimiento del acuerdo Stand By con el FMI, y tomando el déficit primario base caja acumulado en el año ($ 153.315 millones, equivalente a 1,1% del PBI), más el Programa de Inversiones Prioritarias (que ejecutó $ 27.927 millones, equivalente a 0,2% del PBI), se registraron $ 181.242 millones (1,3% del PBI). Este valor representa un sobrecumplimiento de 0,6% respecto de la meta estipulada para los primeros nueve meses (1,9%).

 

“Hacer una corrección fiscal de tres puntos del producto es algo inédito en la historia contemporánea de nuestro país. El programa económico apunta al equilibrio primario porque garantiza la solvencia de nuestras cuentas públicas y protege a los argentinos”, sostuvo Dujovne.

 

Por su parte, el déficit financiero fue de $383.942 millones, equivalente a 2,8% del PBI, que en términos nominales fue 3,5% mayor al del primer semestre del año pasado, aunque 19,8% menor en términos reales. Así, en septiembre la brecha entre gastos e ingresos fue 10,1% ya que los ingresos crecieron 36,6% y los gastos primarios 26,5%, mientras que en los nueve meses del año la brecha fue de 8%, ya que los ingresos crecieron 28,1% y los gastos primarios 20,3%.

 

Durante el anuncio, el Ministro resaltó: “este cuidadoso manejo del gasto público nos permitió cumplir nuestras metas fiscales por séptimo trimestre consecutivo, generando entre enero y septiembre una baja de 10% en el gasto primario en términos reales con respecto a igual período de 2017. De esta manera, el gasto primario en términos reales del primer semestre ya es el más bajo de los últimos seis años”.

 

En conferencia de prensa, Dujovne precisó que los ingresos totales alcanzaron en septiembre los $ 227.678 millones (36,6% i.a.), entre los que se destacan los recursos tributarios que sumaron $ 203.727 millones (29,8% interanual), liderados por el IVA (48,2% interanual), Créditos y Débitos (65,4% interanual), Derechos de Exportación (163,8%) y Derechos de Importación (58,4% interanual).

 

Cabe recordar que el crecimiento que muestran los ingresos provenientes de los principales impuestos (IVA, Ganancias o Impuesto a los Créditos y Débitos) difiere del que se observa efectivamente en la recaudación, producto de la aplicación del Consenso Fiscal, la coparticipación y diferencias entre las fechas de recaudación e ingreso. Asimismo, en los recursos provenientes del Comercio Exterior se verifica el efecto de un mayor tipo de cambio, mientras que específicamente en los Derechos de Exportación, influyó la aplicación de los derechos adicionales a partir de septiembre.

 

Además, los Aportes y contribuciones a la Seguridad Social tuvieron un menor crecimiento (20,8% i.a.) en relación a los meses previos, a raíz de la reforma tributaria sancionada a fines de 2017 que reduce el importe de las Contribuciones Patronales. Por el concepto de Otros ingresos se obtuvieron $ 23.951 millones con un crecimiento de 146,3% i.a. producto del incremento de las tasas de interés de la economía, mayores rentas de la propiedad del Tesoro obtenidas por la prefinanciación del programa financiero de 2018, un crecimiento en las colocaciones del FGS (p.e. préstamos a Provincias y programa Argenta) e ingresos de capital por ventas de terrenos y otros activos físicos.

 

Con respecto a los gastos primarios, alcanzaron $ 250.532 millones, registrando una caída de 10% en términos reales. En este sentido, los gastos de capital de julio fueron $ 20.599 millones, mostrando un aumento de 18,2% i.a.. Este incremento es el mayor del año, y 36,8% más elevado en relación al promedio mensual de 2018. En tanto, el gasto operativo creció 16,8% i.a., representando una reducción de 16,9% i.a. en términos reales. De esta forma, el gasto en personal se incrementó 15,5% i.a., y Otros gastos operativos (insumos, bienes y servicios) 20,5% i.a. Además, el déficit operativo de las Empresas Públicas tuvo una disminución 98,1% i.a.

 

Por último, las prestaciones sociales representaron 55% del gasto primario, y crecieron 24% i.a., producto del aumento automático de las principales prestaciones (jubilaciones, pensiones y asignaciones) y del bono especial de $ 1.200 para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Con respecto a las transferencias corrientes presupuestarias a provincias, tuvieron un incremento de 9,1% i.a.: los subsidios económicos crecieron 90,2% i.a.; los destinados al transporte 42,5% i.a.; y los energéticos 148,8% i.a. debido al impacto del tipo de cambio.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE