Alexa

La “banda del penal”: el anestesista Billiris dio un show con Pity Álvarez y el baterista de Callejeros

Los tres están alojados en Ezeiza, en el marco del programa Prisma de esa unidad penitenciaria. El médico, además, se entretiene jugando al rugby.

El juicio oral y público al anestesista Gerardo Billiris (41) se pospuso dos veces y arrancaría recién a principios de noviembre. Mientras tanto, el hombre acusado de drogar y atacar a golpes a María Eugenia Belén Torres (24) se entretiene jugando al rugby y tocando en la «banda del penal» que eventualmente conformó con dos figuras: Pity Alvarez y Eduardo López, ex baterista de Callejeros.

El grupo fue liderado, ni más ni menos, que por el cantante Cristian «El Pity» Álvarez, líder de Viejas Locas e Intoxicados, detenido por matar a balazos a su amigo Cristian Díaz.

«Un aplauso para la banda», pidió El Pity, como puede escucharse en el audio publicado por el sitio La Tecla. «Un ratito de libertad, chicos, gracias. Nos cuidamos entre todos, gente», agregó el cantante. «Último (tema) muchachos y nos vamos», acotó al cierre, entre las risas de los presentes.

Otro miembro del grupo era Eduardo Vázquez, exbaterista de Callejeros, condenado a cadena perpetua en 2013 por el asesinato de su esposa, Wanda Taddei.

El show fue el 26 de julio -pocos días después de que Pity Alvarez fuera preso por matar a un amigo-,  y duró dos horas. Tocaron temas de rock nacional como “Me gustas mucho” de Viejas Locas y «Sube a mi voiture» de Pappo.

¿Qué tienen en común Billiris, Álvarez y Vázquez? Los tres están detenidos en la cárcel de Ezeiza bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA). Ahí conviven hombres con problemas psiquiátricos con aquellos que son tratados por adicciones.

«El lugar ese es muy especial. Yo cuando voy a visitarlo (a Billiris) me cruzo con personas que tienen un deterioro muy importante. Entre los que más o menos están dentro del eje hicieron un show para poder sobrellevar al resto, con «El Pity» Alvarez», confirma Marcelo Chumbita, abogado defensor del anestesista, quien comenta que «Billiris cantaba».

«Fue algo espontáneo. Creo que fue planteado por los terapeutas, porque ellos tienen grupos de charlas, que se unen semanalmente. Estaban charlando, ahí surgió la cuestión, y les permitieron usar esta herramienta», continúa Chumbita. «Fue solo esa vez y fue una cuestión terapéutica», aclara el abogado.

Además, Billiris pasa sus días jugando al rugby. «Está tratando de hacer deportes. Es bueno porque hacer deporte es una de las mayores terapias. Después de 20 años de haber estando consumiendo sin interrupción, tiene secuelas en su cuerpo y secuelas neurológicas».

Un caso impactante

El 31 de enero de 2017, María Eugenia Belén Torres fue al departamento de Billiris, en el barrio porteño de Palermo, a quien había conocido a través de la aplicación Tinder, para una supuesta relación laboral. En ese momento, Billiris era el coordinador de Anestesiología Pediátrica del Hospital Militar.

Belén sostuvo que el hombre «la indujo a consumir drogas y luego la atacó a golpes», mientras que Billiris, que manifestó ser adicto a las drogas, indicó en su declaración ante el juez sentirse «avergonzado y arrepentido». Desde entonces, el médico cumple una prisión preventiva.

El juicio que se viene

Billiris será juzgado por «tentativa de femicidio» y por «tenencia simple de estupefacientes en concurso real con suministro y entrega de drogas agravado por su condición de médico».

El comienzo del juicio se pospuso en dos oportunidades. En un principio, iba a ser el 4 de octubre. Luego fue postergado hasta el 12 de octubre. Después pasó para el 18 de octubre. Pero se volvió a postergar, a pedido de la defensa del acusado, que está esperando los resultados de una pericia.

«En teoría empezaría a principios de noviembre. El lunes vamos a saber la fecha exacta de inicio. Duraría dos meses, noviembre y diciembre, y suponemos que tendríamos la sentencia a fines de año», detalló Chumbita sobre el proceso que se desarrollará en el Tribunal Oral N°8.

«Había dos personas en el lugar, sería imposible que haya sido otra persona quien ocasione las lesiones. Por lo cual, si bien él no recuerda, no tiene otra alternativa que aceptar que esas lesiones las ocasionó él», dice el abogado.

A raíz de las lesiones, se lo juzga por «un intento de femicidio», algo que para la defensa «dista muchísimo de la realidad». Respecto a la tenencia de drogas, Chumbita señala que «es una persona con una adicción de más de 20 años, con problemas gravísimos de adicciones. El grado de estupefacientes que tenía en sangre hace que fuera imposible que pudiera comprender lo que estaba ocurriendo».

También serán juzgados el ex actor y relacionista público, Juan Martín Mercado (44), y Cristopher Rosenthal Verdaguer (26), hijo de un conocido operador de seguros, por «tenencia y suministro de estupefacientes y abuso sexual con acceso carnal» por otros dos casos denunciados tras conocerse el de Torres. Las defensas pidieron el desdoblamiento de las causas, pero el Tribunal no se los concedió. Así que todo será en un mismo juicio. (Clarin)

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas