comScore

Fingió su muerte para cobrar el seguro y desató una tragedia en su propia familia

Fingió su muerte para cobrar el seguro y desató una tragedia en su propia familia

Devastada por la noticia, la mujer de He mató a sus dos pequeños hijos y se suicidó. El hombre ahora puede terminar preso. Ocurrió en China.

Un hombre fingió su propia muerte para cobrar el dinero de un seguro de vida. Pero nunca imaginó el drama que esa situación iba a generar para él y su familia: tras la desaparición, su esposa se ahogó junto a sus dos hijos, un varón de cuatro años y una nena de dos años.

Sucedió en la provincia de Hunan, al sur de China. El hombre, de apellido He y de 34 años, tenía una deuda de 100 mil yuanes (520 mil pesos argentinos) con prestamistas online. Y tramó un plan: el 7 de septiembre compró un seguro por un millón de yuanes (5,2 millones de pesos argentinos) sin informárselo a su esposa.

El 19 de septiembre, manejó un auto alquilado y lo hundió en un río fingiendo su muerte, con el objetivo de que su familia pudiera cobrar el seguro. Todos creían que había muerto, incluida su esposa, Dai Guihua, de 31 años.

Pero tres semanas después, Dai publicó una carta en la red social WeChat donde anunciaba que iba a suicidarse para volver a reunir a la familia. «Quería irme sola, pero pensando que mis hijos sufrirán sin ninguno de sus padres, decidí llevármelos conmigo», escribió.

Dai se ahogó junto a los chicos. Los tres cuerpos fueron encontrados el 11 de octubre en un lago cercano a su casa, en Langtang, según informaron medios chinos y británicos.

Al día siguiente, el hombre publicó un video en un medio local, donde se mostraba llorando. «Mi hija, que está enferma, tenía que hacerse chequeos médicos todos los meses», comentó. Luego, familiares de He confirmaron que la nena fue diagnosticada con epilepsia el año pasado y que desde entonces estaba medicada.

«Yo tengo que pagar los préstamos de automóvil y nuestros gastos familiares. También estoy enfermo. Hice esto para evitar mis deudas», agregó el hombre en su confesión.

El viernes pasado, He se entregó a las autoridades del condado de Xinghua, en la provincia de Hunan. Enfrenta cargos por daños intencionales a la propiedad y fraude de seguros.

El caso shockeó a la comunidad asiática y generó un intenso debate en redes sociales. En especial, hubo críticas a la industria crediticia de China, que dejó a muchos ciudadanos endeudados.

También se comentó sobre las duras condiciones que atraviesan las mujeres rurales del país, como era el caso de Dai Guihua. En su mensaje de WeChat, se culpó a sí misma por no trabajar y por permanecer en su casa con los hijos. (Clarin)

laura.barrios6@gmail.com-


Quizás tambien le interese...