Desde el Partido Agrario denuncian lobby de molineros para frenar el Fondo Especial Yerbatero

Desde el Partido Agrario denuncian lobby de molineros para frenar el Fondo Especial Yerbatero

Asociaciones que representan al eslabón industrial y algunas integradas por productores yerbateros elevaron una nota al presidente de la comisión de Agricultura de la Cámara baja en la que piden que no avance el proyecto de ley que propone crear un fondo para asistir a tareferos y pequeños productores. Argumentan que incrementaría una presión fiscal de por sí elevada. Proponen en cambio una “bolsa de trabajo”. Desde el Partido Agrario y Social (PAyS) afirman que dicha nota es funcional “al lobby de la molinería” y que su único objetivo sería preservar los intereses de ese eslabón.

 

El proyecto para crear el Fondo Especial Yerbatero (FEY) que actualmente está bajo análisis de la Cámara de Diputados de la Nación divide aguas en el sector de la yerba mate. Asociaciones que representan a la molinería y varias del sector primario elevaron ayer una nota dirigida al presidente de la Comisión de Agricultura de dicha Cámara, Atilio Benedetti, a través de la cual manifestaron un enérgico rechazo a la iniciativa que pretende crear un fondo de asistencia para pequeños productores y tareferos que sería financiado con un sustancial incremento en la estampilla que cobra el Inym.

 

En la nota consideran que “la solución propuesta no ataca el problema de fondo, sólo atina a subsidiar una vez más el desempleo, entendiendo como tal la falta de búsqueda de otra actividad laboral -una vez terminada la zafra- por parte de los cosecheros”.

 

Propusieron que en vez de subsidiar a los tareferos durante los períodos en los que no tienen trabajo porque se interrumpe la cosecha, se debería articular una suerte de bolsa de trabajo que permita a los cosecheros de la yerba mate trabajar en otras actividades.

 

El principal reparo pasa por el incremento en la presión impositiva que significaría la aplicación del FEY. “Si a este nuevo impuesto, que representa el 10% del precio de venta a salida de molino, le agregamos el Impuesto a los Ingresos Brutos y los impuestos a débitos y créditos bancarios, tendríamos en solo esos tres impuestos una carga tributaria de casi el 15% del precio de salida de molino”, carga tributaria que los molinos deben pagar en forma anticipada, “ya que la estampilla la debe comprar antes de comenzar a envasar y los ingresos brutos hay que tributarlos en la aduana de Misiones antes de que la mercadería llegue a destino”, consignaron en la nota.

 

Desde el Partido Agrario y Social –que impulsa la aprobación del proyecto- consideraron que la nota presentada ayer responde a los intereses de “un fuerte lobby para frenar el proyecto del Fondo Especial Yerbatero que propone beneficios concretos para pequeños productores y tareferos”.

 

“Es lógico que la molinería se resista con uñas y dientes a ceder una pequeña parte de las millonarias ganancias del negocio yerbatero, justamente porque lo que proponemos es dejar atrás la historia de capangas y mensúes que por siglos impusieron ellos como modelo económico y social. Lo que no podemos entender es la complicidad de algunos dirigentes de asociaciones que supuestamente nuclean a los pequeños productores” disparó el presidente del PAyS y autor del proyecto original, Héctor “Cacho” Bárbaro, al conocer las manifestaciones a favor de la postura de la molinería y de la industria por parte de dirigentes de APAM.

 

Bárbaro reclamó una “mayor responsabilidad de los dirigentes de las Asociaciones para que conozcan el proyecto, y dejen de mentir descaradamente sobre los fines del mismo repitiendo como loros lo que les dicta la industria”.  Recordó que la propuesta que se analiza es aumentar al 5% la tasa que recauda el INYM para destinar el 20% a su funcionamiento, y el 80% restante a programas de mejoramiento productivo para pequeños productores, construcción de viviendas dignas en las chacras, posibilitad de becas para los hijos de colonos, provisión de obra social que hoy no tienen; en tanto se atenderá la contención económica y laboral de los trabajadores de la cosecha de yerba en los meses de interzafra, para que cobren un ingreso seguro en los meses de inactividad en los yerbales a cambio de capacitación o desempeño laboral en otras tareas, también temporales.

 

“Este costo de la estampilla la pagaría el consumidor final que sin dudas está en contra del trabajo esclavo y el trabajo infantil, en contra de la explotación de los sectores más vulnerables. Sin embargo los dirigentes de Apam y la molinería dicen que les preocupa ahora que la yerba esté mas cara. Justamente desde los sectores de la producción real, todos coincidimos en lo contrario: la yerba tiene que tener el precio justo para que no haya explotación, un kilo de yerba tiene el mismo precio que dos cafés en un bar pero atrás hay trabajo manual de miles de pequeños productores y tareferos”, agregó.

 

El bloque de diputados del Partido Agrario coincidió al manifestar su “total rechazo a las expresiones de la oligarquía yerbatera que toda la vida explotó a los sectores mas vulnerables de la cadena y la complicidad de dirigentes que salieron a mentir sobre el FEY, desconociendo totalmente el proyecto y sin argumentos serios en contra, que no sean los que impone la molinería y el sector más rico de la cadena de la provincia de Corrientes”, agregó.

 

Finalmente, desmintieron que los recursos que se vayan a recaudar con el FEY sean luego utilizados por personas que no pertenecen al INYM:  “hay una campaña de desinformación de estos dirigentes que traicionan a su clase, ya que dicen que los recursos irían a manos de los políticos, cuando en el proyecto todo el tiempo se aclara que serán recursos del INYM que los seguirá manejando el INYM, aunque con el destino específico a la búsqueda de soluciones para el sector más castigado y pobre de Misiones ”.

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE