“Todo el sector se opone al Fondo Especial Yerbatero”, aseguró el secretario de APAM

“Todo el sector se opone al Fondo Especial Yerbatero”, aseguró el secretario de APAM

Cristian Klingbeil brindó detalles de la nota firmada por la mayoría de las entidades de la producción, la secanza, cooperativas y molinos yerbateros. La misma fue remitida a la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja.

Cristian Klingbeil (FM Show)

El secretario de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM) Cristian Klingbeil, salió este miércoles a marcar la postura negativa del sector yerbatero con relación al proyecto de creación del Fondo Especial Yerbatero (FEY) por medio de una modificación en la ley que rige el funcionamiento del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

“Acompaño todo lo que dice ese documento, que es un no a este proyecto. Estamos tirando manotazos de ahogado para frenar este proyecto con el que quieren hacer desaparecer al INYM y convertirlo en un ente recaudatario”, aseveró el dirigente agrícola, en referencia a la nota firmada por unas 20 asociaciones y dirigida al titular de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación, Atilio Benedetti.

En esa misiva, consensuada tras una reunión mantenida este martes, las distintas asociaciones que representan a productores, secaderos, cooperativas y molinos de Misiones y de Corrientes plantearon una enfática oposición a cualquier instrumento legal para poner en marcha el FEY. “Misiones y Corrientes pasarían a administrar un fondo increíble y vaya a saber con qué fines”, subrayó en diálogo con FM Show.

Los impulsores del FEY proponen que se conforme a partir de un impuesto del 5% sobre cada paquete de medio kilo de yerba mate elaborada con destino al mercado interno. A partir de un precio promedio de la yerba mate en góndola de 120 pesos por kilo y de un consumo que ronda los 260 millones de kilos, se estima que se recaudarían unos 1.560 millones de pesos. “Es un peligro semejante volumen de dinero en malas manos”, recalcó el dirigente de APAM. Actualmente las estampillas de la denominada “Tasa de Inspección y Fiscalización” tiene un valor de 65 centavos; es decir que, antes de llegar a la góndola, la industria debe pagar ese valor por cada kilo de yerba mate que envasa. De ponerse en marcha el FEY, la tasa se multiplicaría casi por diez, provocando una erogación por parte del sector yerbatero que podría estimarse en unos 130 millones de pesos mensuales.

En otro tramo de la entrevista, el secretario de APAM también cargó contra el ex diputado provincial y dirigente agrícola Héctor “Cacho” Bárbaro; uno de los impulsores del FEY. “Cacho Bárbaro habla enojado porque el FET (Fondo Especial del Tabaco) no llega a los productores; entonces, ¿vamos a crear otra caja más para que los productores la sigamos mirando de afuera?”, interrogó.

Sobre el final, Klingbeil planteó su disconformidad por la celeridad con la cual proyecto del FEY busca ser instalado en el ámbito del Congreso Nacional. “Hace años que venimos peleando para que se fije un precio a salida de molinos, para la creación de un mercado consignatario, para que se fije una limitación de plantaciones y cupos de cosecha, pero nunca nos llamaron para eso”, concluyó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE