Fue campeón con River y ahora le hace juicio

Fue campeón con River y ahora le hace juicio

Carlos Carbonero reclama una vieja deuda. Pero desde Núñez aseguran que ya le pagaron y presentaron una contrademanda.

Con su fútbol atildado y el buen toque cafetero, dejó un buen recuerdo en los hinchas de River, quienes lo aplaudían ante cada una de sus interesantes intervenciones en los partidos. Fue campeón en 2014 con el equipo de Ramón Díaz, el que inició una seguidilla continua de títulos, acrecentada con Marcelo Gallardo.

Pero Carlos Carbonero no llegó a ser dirigido por el Muñeco. Se fue antes del Mundial de Brasil. Y ahora su nombre volvió a sonar en los pasillos del Monumental. No para volver a jugar porque una osteocondritis en una de sus rodillas lo alejó de las canchas, aunque hace un mes está en Deportivo Cali. El motivo es el reclamo del colombiano a la institución por el supuesto incumplimiento de un pago.

«Lo que he vivido durante este tiempo me ha llevado a ver la vida de otra manera. Estoy contento, pero muy tranquilo. He recibido todo como siempre, con humildad. No han sido momentos fáciles, pero ya hay que ir para adelante», comentó el mediocampista luego de que el llamado de Deportivo Cali lo tomara por sorpresa.

Es que durante este año no jugó, ya que se encontraba recuperándose de su lesión. Y su última participación futbolística fue en Cortuluá de Colombia, equipo con el que descendió a la Segunda División de ese país, a fines del año pasado.

En el River campeón de Ramón Díaz del torneo Final 2014 y de la Copa Campeonato (al ganarle la Superfinal a San Lorenzo, 1-0, en San Luis) Carbonero fue figura. Tanto fue así que José Pekerman lo llamó para la Selección de Colombia y estuvo en el Mundial de Brasil.

Tras esa experiencia, no volvió a River. Es que el club de Núñez no podía afrontar en ese momento el monto de su opción de compra, que era de US$ 3.600.000. La Roma de Italia pagó 8 millones de esa misma moneda y se lo llevó. Luego lo prestó al Cesena.

Eran tiempos de crisis económica en Udaondo y Figueroa Alcorta. De hecho, había una deuda con Carbonero, que se había originado en el semestre anterior, los últimos meses de la gestión de Daniel Passarella al frente del club. El volante colombiano llegó a mediados de 2013, con el Kaiser como presidente.

La dirigencia de Rodolfo D’Onofrio hizo un plan de pagos con el jugador y le fue saldando la deuda. La última cuota fue abonada -aseguran desde Núñez- en 2016. Sin embargo, Carbonero dice no haber cobrado todo y es por eso que presentó la demanda a través de sus abogados.

Y River contraatacó: presentó una contrademanda penal para que la Justicia investigue la ruta del pago. «Desde River ya les pagamos todo a los abogados de Carbonero, que tenían un poder especial para cobrar y percibir. Si Carbonero no recibió el dinero es un problema de él con sus abogados. La Justicia investigará y dirá quién es el que estafó», le dijeron a Clarín desde el Departamento de Legales del club.



Quizás tambien le interese...