Las enfermedades crónicas no transmisibles son la primera causa de muertes en Misiones, ¿cuáles son y cómo prevenirlas?

Las enfermedades crónicas no transmisibles son la primera causa de muertes en Misiones, ¿cuáles son y cómo prevenirlas?

En el año 2017 las enfermedades crónicas no transmisibles representaron en Misiones el 67,35% de las muertes totales, que fueron 7136. Estos datos fueron presentados por la Dirección de Programación y Planificación del Ministerio de Salud Pública de la provinciacon los datos recabados a partir de las denuncias sobre los fallecimientos.

 

Las enfermedades crónicas no transmisibles son la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares, enfermedades renales, respiratorias y el cáncer. En este informe se expone que la mayor cantidad de muertes en Misionesfueron a causa de patologías del sistema cardiovascular con 2526 fallecidos por enfermedades isquémicas del corazón, hipertensión y cerebrovasculares. Recordemos que en el mundo estas enfermedades también son la primera causa de muertes.

 

En segundo lugar, se encuentran las muertes por tumores, representando el 18,20% de las muertes totales. Donde el cáncer de tráquea, bronquios y pulmones es el de mayor impacto (209 defunciones totales en 2017), seguido por los de la categoría de colon (124), de mama (109), próstata (109) y útero (108).

 

Luego le siguen los fallecimientos por enfermedades del sistema respiratorio, defunciones por diabetes, con 333 fallecidos al año, y enfermedades renales, con 221 decesos.

 

Lo importante de tomar conciencia de estas cifras realmente alarmantes es que estas enfermedades son prevenibles. Todas comparten los mismos factores de riesgo como la mala alimentación (consumo excesivo de grasas saturadas, sodio y azucares), el sedentarismo, el tabaquismo, colesterol elevado, hipertensión arterial y el alcohol.

 

En estas cifras no se detallan los casos de obesidad, pero debemos tener en cuenta que la misma es una enfermedad crónica que, en la mayoría de los casos, causa las demás patologías. En Argentina, el 60% de la población padece sobrepeso y obesidad.

 

Desde nuestros hábitos alimentarios podemos mejorar nuestra salud y, sobre todo, prevenir estas enfermedades que, si bien tienen tratamiento, no son curables. Algunas recomendaciones para llevarlo a cabo son:

  • Realizar 4 comidas diarias (desayuno, almuerzo, merienda y cena)
  • Consumir entre 3 y 5 porciones de frutas y verduras distribuidas en las comidas del día. Por ejemplo, una ensalada con el almuerzo y cena, frutas con el desayuno y/o merienda, como colación o postre.
  • Consumir más agua pura. Se pueden incluir aguas saborizadas naturales con agregado de pequeños trozos de frutas (cítricos u otras) y hierbas o condimentos (menta, jengibre, etc.). Es importante reducir el consumo de bebidas gaseosas y alcohólicas.
  • Reducir el agregado de sal a las comidas y caldos concentrados. Preferir condimentos aromáticos como perejil, laurel, orégano, albahaca, tomillo, ajo, etc.
  • Incorporar grasas saludables mediante el consumo de aceites crudos de girasol, oliva, canola, maíz. Agregándolos a las ensaladas en pocas cantidades. Además, incluir frutos secos como almendras, nueces, maní (sin sal), avellanas, etc. Y semillas, como chía, lino, sésamo, girasol, etc.
  • Preferir carnes blancas, tratando de variar en la semana entre pollo, algún pescado de rio o de mar, cerdo y carne roja vacuna, en menor proporción.
  • Elegir lácteos y sus derivados descremados.
  • Disminuir el consumo de embutidos, snacks, chacinados y enlatados, por su alto contenido en sodio.
  • Incluir más productos integrales como panes, galletitas, arroz y pastas. Estos aportarán mayor cantidad de fibras.
  • Elegir cocciones al horno, a la parrilla, a la olla, a la plancha, hervidos y al vapor, evitando las frituras y salteados.
  • Realizar actividad física regularmente, de acuerdo a las posibilidades y necesidades de cada uno. Todas las actividades son buenas para la salud, pero debemos consultar previamente a un médico para los chequeos correspondientes, y luego, acudir a un profesor de educación física, en lo posible, quien será el mejor guía para llevarla a cabo sin riesgos.
  • Evitar el habito del tabaco.

Esta en nuestras manos reducir estas cifras de muertes por enfermedades crónicas no transmisibles, y mejorar la calidad de vida. Somos los responsables de nuestra salud y debemos tomar conciencia de las consecuencias de no comenzar con el cambio de hábitos.

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147

Contacto: https://www.facebook.com/nutricionmisiones/

 

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE