¿Movimiento Económico Olímpico?

Euforia, pasión, esperanza … las emociones inundan los corazones de 4.012 atletas (con edades entre 15 y 18 años) de 206 países, sus equipos, familias y fans de las 32 disciplinas que desde el Lunes 07 de octubre se llevan adelante en la Ciudad de Buenos Aires. Los Juegos Olímpicos de la Juventud, han convocado a 600.000 espectadores que disfrutan en los parques de sus disciplinas favoritas, con el plus de actividades culturales y de iniciación deportiva.

Los costos y beneficios de ser sede de los Juegos, vienen discutiéndose a nivel mundial desde hace un tiempo. Sin embargo no pueden aplicarse esos criterios de evaluación de manera lineal, ya que los Juegos constituyen, lo que en economía llamamos bienes públicos. Estos bienes tienen dos características, la no exclusión y la no rivalidad … ¿qué significa? Básicamente, todos los que quieran ver los juegos lo pueden hacer por televisión en vivo, por Internet, en los parques (no exclusión) y que un espectador adicional disfrute de los juegos, no perjudica a quienes ya estaban disfrutando (no rivalidad). La provisión de este tipo de bienes queda a cargo del Estado, ya que los costos que imponen no siempre son recuperables en su totalidad, por lo que la ecuación no es rentable para un análisis de inversión privado.

Para ser más precisos, los Juegos constituyen un “bien público local” ya que son suministrados para una comunidad delimitada geográfica y administrativamente. Esta definición no impone restricciones sobre quién es el proveedor del bien pero si considera que el consumo de bienes públicos locales y el gasto ejecutado por el nivel administrativo correspondiente tienden a ser cercanos. En este caso, la Ciudad de Buenos Aires.

Repasemos los momentos de los Juegos, en relación a los requerimientos financieros: La primer etapa es la “candidatura”, donde la Ciudad anfitriona presenta su planificación para alojar los Juegos, en términos de infraestructura y capacidad de organización. Aquí se realizan las asignaciones presupuestarias que financiarán esas obras. La segunda etapa es la más larga y es el periodo en el que se realiza el desarrollo de todas las obras comprometidas y donde las condiciones económicas del país pueden afectar el cumplimiento o buen desenvolvimiento del proyecto. Es la etapa de la mayor proporción de egresos. El tercer momento, es el de la puesta en escena de los Juegos cuando hay un mayor impacto en una ciudad, es un período de entusiasmo y alegría en el que los ciudadanos se sienten con menos carga. Y donde el gasto operativo es cubierto por los patrocinadores del evento. Y finalmente, el momento después de los Juegos, cuando entra en escena la asignación de la infraestructura para su uso y mantenimiento.

El caso Buenos Aires 2018, de acuerdo a un informe de “El Cronista”, en 2013 se presupuestaron 104 millones de dólares en concepto de gastos operativos y 126 millones de dólares destinados a obras de infraestructura, es decir un total de 230 millones de dólares. Cinco años más tarde, los egresos totalizan 396 millones de dólares que se dividen en 150 millones de dólares de gastos operativos y más de 246 millones de dólares en infraestructura. La inflación que viene sufriendo nuestra economía explica en gran parte el aumento de los costos ejecutados respecto de los proyectados.

En relación a los impactos en términos de ingresos, que generan los Juegos Olímpicos en los países que son anfitriones, podemos ver que en el corto plazo hay efectos directos, por la actividad de desarrollo de infraestructura (ya que son ingresos para las empresas asociadas a esta etapa)  y organización del evento; efectos indirectos, como el gasto que hacen los visitantes durante el evento. Y finalmente, impactos inducidos, por el efecto multiplicador de los dos anteriores. En cuanto al impacto en el largo plazo existe un consenso: Exposición mediática del país y la ciudad sede de los Juegos. La comunidad se beneficia del voluntariado y creación de empleos, programas educativos y culturales, y desarrollo de proyectos locales. Infraestructura en vías de comunicación. Creación de lugares de vivienda. Atracción de inversiones de nuevas empresas. Aumento en el comercio.

Si bien no hay mediciones definitivas sobre estos impactos en Buenos Aires 2018, se logro una mejora en el empleo gracias al desarrollo de obras y se espera un efecto positivo en el turismo, estimando que llegarán en avión unas 12.000 personas, que se alojarán entre 9 y 11 noches en promedio. Por otra parte, la Villa Olímpica está confirmada por 1.300 departamentos que ya han sido per-adjudicados, serán reacondicionados y entregados a sus próximos dueños. Y los parques deportivos se entregarán a diferentes federaciones para su uso y mantenimiento. Y luego están los beneficios intangibles, relacionados con el status de la ciudad luego de ser sede olímpica y su impacto en el mediano plazo.

En este sentido, los bienes públicos tienen una dificultad por su característica de no exclusión, y es que no tienen un mercado como los bienes privados con oferta y demanda. No hay un sistema de precios que opere como indicador o señal para consumidores y productores … es decir  ¿Cómo sería entonces la señal de que tan beneficioso es un bien público para la comunidad? Aquí es relevante la construcción de indicadores que permitan evaluar el rendimiento de los Juegos en términos de impacto económico y social, por ejemplo: cantidad de beneficiarios, generación de nuevos negocios, aumento de ventas por actividades relacionadas con los Juegos, generación de empleo transitorio y permanente, desarrollo de nueva infraestructura, mejoras en la infraestructura existente, generación de capacidades, apropiación de valores olímpicos en la comunidad, empoderamiento de las nuevas generaciones, trato igualitario para varones y mujeres, entre otros.

Mientras entregan la medalla de Oro al equipo argentino de BMXF que se comparte con el equipo alemán … siento la amistad entre ellos y festejamos a estos jóvenes atletas que dejaron lo mejor de ellos en la pista, entregando hasta su última gota de energía y poniendo el corazón en cada segundo. Agradezco estos días en los que pude disfrutar del juego y la excelencia en su máximo nivel, que ejemplo para chicos y grandes de la entrega total a la pasión con inocencia y alegría.

Eva Muguerza – Economista – Empresaria – Docente Insta: @evi.muguerza



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE